Alejandro Quiñones: El balance familiar, una herramienta poderosa

Alejandro Quiñones: El balance familiar, una herramienta poderosa

COMPARTIR

El balance familiar tiene como objetivo determinar la salud de nuestras finanzas. Es el reflejo de lo que hemos logrado a través del tiempo y su conocimiento nos dará la base para planear nuestra vida financiera a corto, mediano y largo plazo.

Un balance personal o familiar tiene dos componentes principales: los activos y los pasivos.

Desde el punto de vista contable, los bienes van en la columna de activos y las deudas van en la columna de pasivos, pero las personas adineradas piensan de forma diferente, para ellos Activo es todo bien que coloca dinero en el bolsillo y pasivo es todo bien que saca dinero del bolsillo, sin duda alguna, es uno de los principios financieros más importantes que existen. Visto de otra manera, si por alguna razón dejaras de trabajar, un activo es un bien que generará el dinero suficiente para garantizar tus gastos y necesidades, mientras que un pasivo es algo que consume tu dinero y te lleva a la quiebra.

La meta de una buena planificación para dar los primeros pasos a la riqueza,es lograr crear o adquirir los activos suficientes,que generen el ingreso necesario para cubrir los costos mensuales.

Es recomendable elaborar un balance e inventario por lo menos una vez al año. Cuando lo elabores puedes verificar la existencia de facturas y documentación que te acredite como propietario de los bienes adquiridos, formando un archivo financiero completo.

Sí al momento de realizar el balance, tus pasivos tienen un peso de más del cincuenta por ciento sobre tus activos, es recomendable que consultes a un asesor financiero que te ayude a elaborar un plan y corregir el rumbo de tus finanzas familiares.

Haz esto y podrás comenzar a tener una idea de cuándo podrás estar libre de deudas y comenzar a adquirir lo que tanto has soñado sin que genere angustias y penas en el corto plazo.

Recuerda que el éxito financiero no depende de cantidades de dinero, o de muchos bienes que a la final afectan tus finanzas por la cantidad de gastos que generan. El éxito financiero depende en gran medida de los hábitos y principios que adoptes en tu vida, de nada vale generar dinero y no saber cómo administrarlo y duplicarlo, la llamada libertad financiera se logra entendiendo la diferencia entre dinero y riqueza, la primera te permitirá solventar las necesidades a corto plazo, la segunda te ayudará a trascender.

Aprender este principio te ayudará a tener riquezas.