Alejandro Quiñones: El Petro, un instrumento financiero absurdo

Alejandro Quiñones: El Petro, un instrumento financiero absurdo

COMPARTIR

Sin duda alguna, el llamado Petro es la herramienta financiera más absurda que el gobierno ha podido crear en los últimos tiempos porque carece de lógica y atenta contra la sensibilidad de nuestra gente. La primera razón es la falta de información clara y precisa del Petro como instrumento de pago, en pocas palabras ¿para qué utilizaremos El Petro? Una supuesta criptomoneda (con características que distan mucho de las criptomonedas existentes) que viene a fortalecer la economía venezolana, ahora la pregunta es ¿Quién confiará en una moneda digital de un país con dificultades para hacer frente a sus compromisos nacionales e internacionales? Ya se habla de muchas intenciones de compra de la famosa moneda venezolana que aún no se concretan, porque y resalto AÚN NO HA COMENZADO LA OFERTA PÚBLICA DE EL PETRO.

Según el White Paper (documento técnico que expresa toda la información relacionada con el proyecto que está detrás de cada criptomoneda) de El Petro expresa y de forma clara lo siguiente “El token podrá ser canjeado por Petro en cualquier momento entre la fecha de lanzamiento y el cierre de la Oferta Inicial”, es decir, lo que se hizo el pasado 20 de febrero fue una emisión preliminar de tokens para recoger un número de intenciones de compra que pueden traducirse en ventas efectivas de El Petro en los próximos días, por esta razón el número de posibles compras de la moneda no están reflejadas en el blockchain o libro contable que registra todas las transacciones que realiza cada criptomoneda que utiliza como tecnología la cadena de bloques.

Como dice el dicho “amanecerá y veremos”, ahora bien a quien le parece lógico crear una supuesta criptomoneda con respaldo o colateral en nuestros recursos naturales, cuando vivimos en un país que no puede respaldar ni garantizar las necesidades básicas de su población, si contamos con recursos suficientes para garantizar la emisión de 100 millones de monedas digitales, según el White Paper de El Petro, la pregunta que cualquier venezolano se haría ¿por qué no utilizamos ese respaldo para darle respuesta inmediata a la falta de comida, medicinas, mejorar los servicios existentes, abastecer los hospitales, reforzar el equipamiento de los organismos de seguridad? Un sin número de carencias que vive nuestra nación, y que son urgentes solventar.

Muchas personas viven entre la vida y la muerte, ya sea porque no tienen ingresos suficientes para garantizar su alimentación o por alguna enfermedad que no pueden costear o que sencillamente no consiguen las medicinas que necesitan, con este panorama real y del día a día ¿cómo podemos si quiera evaluar un Petro que da en garantía nuestros recursos? OJO, NO SON LOS RECURSOS DEL GOBIERNO, SON RECURSOS DE TODOS. El Petro no llegará muy lejos y será otro elefante blanco creado para desviar la atención de los problemas económicos que padece nuestro país, y para responder a deudas con un instrumento financiero que a la final NO POSEE GARANTÍA ALGUNA, MÁS QUE LA PALABRA DE UN GRUPO DE PERSONAS QUE SOLO HAN DEMOSTRADO NO CUMPLIR CON LA PALABRA.

Mi recomendación como asesor financiero, no inviertan en El Petro porque tendrán el riesgo de perder todo su dinero, es hora de sincerarnos y de hablarle claro al país, los problemas económicos se resuelven con estrategias económicas coherentes y dentro de un plan de estado a corto, mediano y largo plazo, de la mano de todos los sectores entre ellos uno de los más importantes, el sector privado. Ya basta de tanta indolencia, medias verdades y vacilación ante tantas dificultades que aquejan a los venezolanos; pienso que pronto llegaremos a ese punto donde podremos reconstruir a nuestra BELLA VENEZUELA, no para que sea como antes, SINO PARA QUE SEA MUCHO MEJOR.

@AQConsultor