AlNavio: Elías Matta explica los 5 males que llevaron a Petróleos de...

AlNavio: Elías Matta explica los 5 males que llevaron a Petróleos de Venezuela a la ruina

COMPARTIR

El diputado venezolano Elías Matta enumera los males que han llevado a la “destrucción de PDVSA, la gallinita de oro del país”. Entre ellos destaca el desplome de la producción, confirmado por el propio presidente de la petrolera, Manuel Quevedo, quien admitió que está cerca de 1,9 millones de barriles diarios y que ciertos días no hay ingresos en la industria.

“El principal delito que se ha cometido por quienes hoy gobiernan Venezuela es la destrucción de la producción petrolera, porque de eso comíamos y vivíamos”. Son palabras del diputado venezolano Elías Matta en la Asamblea Nacional de mayoría opositora, donde este martes enumeró los males que han llevado a la “destrucción de PDVSA, la gallinita de oro del país” y, por ende, “a una Venezuela arruinada”, ya que el 96% de los ingresos en dólares de todo el país procede del crudo, según apuntó el diputado.

1 Entre esos males, Matta hizo especial hincapié en la evolución de la producción petrolera. Según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) citados por el diputado venezolano, en 1998 el país producía 3,137 millones de barriles diarios y ahora (datos a noviembre de 2017) 1,837 millones de barriles. Es decir, “la producción ha caído en 1,3 millones de barriles durante los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro”, apuntó Matta.

De no haberse dado esa brecha, en el último año “se habrían ingresado 24.000 millones de dólares adicionales”, con los que el país habría pagado la deuda de 8.000 millones de dólares, aventura el diputado. Además, sostiene que también se habrían cubierto las necesidades alimentarias de Venezuela, que vive una grave crisis política, económica y humanitaria. “Pero esos sinvergüenzas destruyeron a PDVSA, se la robaron”, insistió el diputado.

Saab dijo que, tras una revisión rápida de 41.000 contratos de PDVSA, ahí se pudieron haber robado 35.000 millones de dólares

Esta caída de la producción petrolera la confirma el propio presidente de PDVSA, el general Manuel Quevedo, en un programa con José Vicente Rangel para el canal de TV privado Televen. Quevedo admite que la producción actual está cerca de 1,9 millones de barriles diarios.

Según recoge el Correo del Orinoco, Quevedo dijo en la entrevista que hay días en que la industria petrolera no genera ingresos. En concreto afirmó: “Cuando nosotros estamos evaluando el flujo de caja, mes a mes, día a día, a veces tenemos algunos días en los que no tenemos ingresos en la industria petrolera, algo que sería impensable, pero eso forma parte de lo que estamos revisando”, confesó.

También habló de una deuda, “justificada” o “injustificada” -usó ambos términos el presidente de PDVSA- que “nos golpea” y que “todo mete presión”, señaló, tal como recoge el KonZapata en un artículo firmado por el periodista Juan Carlos Zapata.

Y si no hay ingresos, ¿cómo hacer frente al pago de la abultada deuda externa? El banco de inversiones Torino Capital ya advirtió en un informe en diciembre que “el precipitoso ritmo de declinación de la producción alimenta los temores en torno a que los problemas en la industria petrolera venezolana pueden afectar seriamente la capacidad del país para honrar sus compromisos externos, o incluso mantener el ya precario nivel de importaciones en el futuro cercano”

Y aún hay más, ya que la caída de la producción en Venezuela puede afectar al precio del crudo. Varios analistas del mercado del petróleo citados por Expansión vaticinan que el precio del petróleo estará en los 80 dólares en 2018. Entre los países que podrían provocar que el precio del Brent se disparase se encuentran, además de Venezuela, Irán, Irak, Libia y Nigeria. Por su parte, RBC Capital Markets achaca los 80 dólares por barril a una probable interrupción del suministro venezolano. En definitiva, Venezuela no podría aprovechar este aumento de los precios del petróleo por la caída de la producción.

 

2 Un segundo mal es la corrupción en PDVSA. El diputado citó varios casos, como la corrupción en Bariven, filial venezolana de PDVSA, por la que se detuvo al presidente de esta, Francisco Antonio Jiménez, acusado de asociación para delinquir y peculado doloso. Según la Fiscalía de Venezuela, en esta trama se hicieron contratos con sobreprecios de entre 100% y 98.000%.

También quiso recordar el caso de corrupción en otra filial venezolana, PDVSA Monagas, por el que detuvieron a cinco funcionarios. Los arrestados traficaban con vehículos que pertenecían a la petrolera, alterando los seriales y extrayendo piezas para venderlas a terceros.

Igualmente, Matta mencionó unas declaraciones de noviembre del fiscal general designado por la ilegal Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, Tarek William Saab, en las que afirmó que, tras una revisión rápida de 41.000 contratos de PDVSA, ahí se pudieron haber robado 35.000 millones de dólares.

Y pudo enumerar más y más casos, como cuando Saab denunció en noviembre que directivos de la filial estadounidense Citgo gestionaron sin autorización del Ejecutivo de Venezuela programas de deuda. El fiscal informó que por este caso fue detenido el presidente de la entidad y cinco vicepresidentes. La financiación que se negoció sería de 4.000 millones de dólares y colocaba como garantía a la filial Citgo. “Aquí se comprometió el futuro de nuestra filial y el patrimonio de nuestro país”, señaló Saab.

O por ejemplo, la trama de blanqueo de capitales de 4.200 millones de dólares a través de la Banca Privada de Andorra en la que está implicada PDVSA, según informó también Saab. La cuantía es casi el doble de la declarada por el caso de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, 2.439 millones de dólares (Leer más: Los 4.200 millones de dólares de PDVSA en la trama de Andorra casi duplican al escándalo Odebrecht).

3 El tercer mal citado por Matta es el maquillaje de cuentas. El diputado afirmó en la Asamblea Nacional venezolana que el informe financiero de PDVSA publicado en el primer trimestre de 2017 sobre datos de 2016 está maquillado. “Ese informe dice que PDVSA obtuvo una ganancia neta de 828 millones de dólares. Cuando se busca cómo llegan a esa cifra, uno se encuentra con esta perla: PDVSA obtuvo una ganancia de 6.025 millones de dólares gracias a operaciones financieras, es decir, gracias a la devaluación. Hicieron un manejo contable y esa ganancia es ficticia. Por primera vez en la historia el Estado le entregó a PDVSA 5.726 millones de dólares por subsidios de la gasolina”, criticó el diputado.

“Cuando ustedes suman esos artificios da 11.751 millones de dólares. Si lo restan a los famosos 828 millones de dólares de ganancia, PDVSA tuvo en el año 2016 una pérdida de 10.923 millones de dólares. Esa es la realidad de esta industria”, sentenció Matta.

El diputado también puso el foco en el pasivo de PDVSA, que en 2016 fue de 102.563 millones de dólares frente a un patrimonio menor: 87.100 millones de dólares. En este punto, recordó que un pasivo mayor que el patrimonio nunca es buen augurio en finanzas.

4 El cuarto mal que citó Matta es la hiperinflación generada. Afirmó que PDVSA todavía mantiene el cambio de un dólar igual a 10 bolívares y que eso “ha provocado que PDVSA pida prestado al Banco Central dinero, se emitan bolívares y pagarés que nadie paga y esa locura es la que nos ha traído ese aumento de liquidez, toda esta inflación y este desastre”, argumentó el diputado.

Matta también afirmó que entre 2013 y 2017 Venezuela tiene acumulado un 117.415% de inflación. “Esto no puede continuar. Esta clase política tiene la responsabilidad de producir un cambio en el 2018, que es sacar a este país de este desastre”, insistió el político.

Torino Capital estima en un reciente informe que la inflación venezolana cerró 2017 en 1.001,2% y que se acelerará a 10.553,9% en 2018. Por su parte, la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional venezolana denunció que el pasado año la inflación alcanzó 2.616%, tal como publicó en un comunicado compartido en redes sociales.

5 El quinto mal que citó Matta tiene que ver con el costo de oportunidad, es decir, lo que pierden PDVSA y el país mientras se suceden estos males. Y ese costo es importante.

“Venezuela lleva 18 años jactándose de poseer las mayores reservas del mundo, y es puro ‘blablablá’. Mientras, México, Colombia, Brasil, Ecuador, Trinidad… todo el mundo está produciendo y vendiendo. Nosotros sólo somos capaces de vender a los chinos, que ya nos ven medio raros y no confían mucho, nos ven como malos pagadores y ladrones”, explicó el diputado.

Además, recordó que “Brasil acaba de anunciar que es el país que más produce en toda América Latina, algo inaudito”. El diputado añadió que Brasil produce 2,55 millones de barriles y que ha presentado un plan para llegar a 3,65 millones de dólares con el objetivo de aumentar 900.000 barriles en cinco años, con una inversión de 75.000 millones de dólares. “¿Cuál es su plan, señor Quevedo?”, pregunta al aire del diputado.

María Rodríguez – Al Navío

NO COMMENTS