Analistas evalúan escenario político en el Zulia para las primarias del #10Sep...

Analistas evalúan escenario político en el Zulia para las primarias del #10Sep @damasojimenez

COMPARTIR

Varios analistas de la región hacen una lectura quirúrgica sobre una de las primarias más polarizadas dentro de la oposición en el país. Si en el Zulia hay Unidad la habrá en todo el país

Una vieja rencilla política entre dos bloques invade el escenario electoral de las primarias para este domingo en el Zulia, uno de los 19 estados donde se escogerán candidatos hacia unos eventuales comicios regionales que aún carecen de fecha, y que dependerán de la conveniencia de un gobierno que aún las considera perdidas.

Ciento nueve centros de votación se encuentran preparados para que el proceso electoral transcurra de forma rápida y en completa calma. Entre 20 y 30 segundos dura el acto de votación por persona. El elector podrá llegar, entregar su cédula, verificar y de manera privada proceder con su boleta a ejercer su derecho.

El proceso se iniciará a las 7 de la mañana y concluirá a las 5 de la tarde o cuando no haya más electores en el centro. Tienen derecho a votar todos los electores que se encuentren inscritos, aún cuando históricamente las primarias no cuenta con un auge importante de electores, solo entre el 10 y el 20 por ciento de los inscritos en el REP. Según cifras aportadas por los partidos Un Nuevo Tiempo (fundado por Manuel Rosales) y Primero Justicia se espera la participación en el Zulia de casi 450 mil votantes, basados en las primarias del 2012, —realizadas para escoger el candidato a la presidencia de la república— entre Pablo Pérez y Henrique Capriles, que fue del 10 por ciento de los electores.

El diputado Juan Pablo Guanipa (PJ) y la actual alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales (UNT) se confrontan por segunda vez para decidir el liderazgo opositor. Ambas figuras desatan fuertes pasiones en la suma y resta de voluntades, al punto de derramar una alta pugnacidad en la calle ante dos formas distintas de ver la política y lo que debe ser la gestión en la región, pero principalmente por la natural correlación de fuerzas en todos los sectores y rincones del país.

En poco tiempo ambas opciones han desarrollado una intensa campaña de calle, recorridos barrio adentro, redes sociales, programas de radio y televisión locales, eventos públicos de fuerza y anexión de otras candidaturas y factores políticos que se plegan a la polarización entre ambas figuras.

Eveling de Rosales es actual gobierno municipal de la segunda ciudad de Venezuela, tiene gestión y una aceitada maquinaria que la ha llevado a ganar y repetir en una reelección. Lleva a cabo una campaña a dos candidatos, con su esposo el líder del partido UNT Manuel Rosales como llave y figura de arrastre, actualmente inhabilitado. Cuenta con el apoyo abierto de su propio partido UNT, AD, Copei y Avanzada Progresista.

Por su parte Juan Pablo Guanipa insiste como figura de liderazgo del primer partido nacional de oposición, Primero Justicia. Se enfrentó a Manuel Rosales y Eveling Trejo en escogencia de candidaturas anteriores por la oposición en la entidad. Viene de capitalizar las protestas que se llevaron a cabo en la región desde abril pasado y tiene un fuerte impacto en los sectores medios y profesionales, sin desacreditar su presencia en las regiones, aun cuando la matriz de opinión aprieta como su punto débil la maquinaria en los municipios foráneos. Además de PJ tiene el apoyo de Voluntad Popular, un sector no oficial de Copei y Pasión por Maracaibo. Recientes encuestas de Datanálisis, IVAD y Consultores 21 lo dan como ganador.

El mayor reto de ambas candidaturas será dirimir diferencias de inmediato y apoyar al ganador como candidato de la Unidad, luego de la breve pero intensa campaña para conquistar el voto opositor para este 10 de septiembre. La lucha será dura y no hay un ganador definitivo a pocas horas de la escogencia. Analistas y periodistas del Zulia nos dan su impresión sobre cómo se inclina la balanza para este domingo.

Edward Rodríguez: periodista, consultor político, columnista en medios digitales

“A pesar de que las primarias no son comicios de participación abultada y los electores no votarán en sus centros naturales, encuestas como Datanálisis e IVAD reflejan una partición del 50%, lo que indicaría que muchos de los electores que salieron el pasado 16J tomarán la decisión de escoger el candidato de la Unidad por el Zulia este 10S para optar a la gobernación zuliana. Sin embargo, un 30 % de participación ya sería ganancia. El Zulia tuvo una gran participación el 16J y eso habla del voto espontáneo dispuesto a derrotar a las maquinarias que ya han sido vencidas en la región. Recordemos que en las primarias en el Zulia entre Capriles y Pablo Pérez, el grueso de la votación votó por Capriles. Eveling y UNT dependen de las maquinarias de sus partidos, pero puede ser que no funcionen, lo que no quiere decir que el matrimonio Rosales no tenga una fuerte ascendencia de apoyo en las clases C y D, inclusive en parte de la B. Manuel sigue siendo un líder indiscutible del Zulia y se coloca por delante en esta candidatura. Lo apuesta todo, sabe que si pierde el partido UNT podría comenzar a desaparecer en el único bastión que le queda a nivel nacional. En estos 4 meses de protesta Juan Pablo Guanipa capitalizó el proceso de calle en el Zulia y eso podría darle réditos. Si sale la gente a votar el ganador será Juan Pablo Guanipa”.

Jesús Castillo: politólogo, consultor político, columnista en varios medios digitales, locutor

“Las proyecciones indican que la participación no será mayor del 20% lo que pondría en dificultades al candidato Juan Pablo Guanipa quien necesita mucho del voto espontáneo para lograr vencer a Eveling de Rosales, que sin duda cuenta con una mejor ingeniería electoral en los 109 centros de votación disponibles en todo el estado Zulia. El comando de campaña de Guanipa ha intentado atacar los puntos débiles de la gestión de Eveling como alcaldesa de Maracaibo para vender la idea que si no lo hizo bien en Maracaibo no lo podrá hacer bien en la gobernación, sin embargo, esos ataques no son percibidos por los electores en los 20 municipios restantes del estado Zulia. Los ciudadanos recuerdan que Guanipa no ha sido muy bueno cumpliendo sus promesas, sobre todo las más recientes en la campaña para llevarlo a ser hoy el diputado principal por el circuito 7 del municipio Maracaibo a la Asamblea Nacional, como la promesa de una “Ley cero colas”, “Ley cero hampa”, Programa anti hambre y que las declaraciones afirmando que la Asamblea Nacional Constituyente no se lograría instalar. Guanipa presenta niveles de aceptación en las parroquias Olegario Villalobos, Juana de Ávila, Santa Lucía, Cacique Mara, Bolívar del municipio Maracaibo y en las parroquias San Francisco y Francisco Ochoa del Municipio San Francisco que son más consecuentes con la movilización espontánea por parte de sus electores”.

Por su parte, Eveling de Rosales, de la mano de Manuel Rosales, goza de aceptación importante en los sectores populares del Estado en donde se necesita contar con una estructura electoral muy bien organizada para movilizar el voto. El futuro político de Guanipa y los Rosales dependen mucho de los resultados del 10 de septiembre debido a que si Guanipa logra el triunfo la derrotada no será Eveling en este caso, será Manuel Rosales, lo que pondría en duda que es el líder del Zulia y que era invencible; y si Eveling logra el triunfo Guanipa tendrá que inscribirse en Un Nuevo tiempo para lograr ser alcalde de Maracaibo en el futuro. Por su parte, Arias Cárdenas está paciente en espera de quien será su contendor, porque de ello dependerá la estrategia a usar y a quien apuntar las artillerías. Arias no cuenta con mucho apoyo popular pero cuenta con 14 alcaldes bolivarianos, estructura política del PSUV, muchos recursos, logística y no está separado de su cargo como gobernador, así que es un candidato con recursos del Estado.

Darwin Chávez: editor de Verdadesyrumores.com, consultor político, columnista en varios medios digitales del país

“Las primarias en el Zulia están marcadas por la lucha entre el ‘Rosalismo’ y el ‘Antirosalismo’. Se trata de una batalla por la sobrevivencia política. Quien pierda retrocede gravemente en su posición en el estado. Quien gane consolida o asume una posición de liderazgo en el corredor electoral más importante del país como es el Zulia. Las primarias son tradicionalmente una consulta en la cual las maquinarias son las que tienen mayor peso, porque la participación espontánea no es tan elevada, aunque hay parroquias o sectores que son excepciones a ese patrón de comportamiento. La reducida cantidad de centros de votación y mesas disponibles puede generar un cuello de botella en las zonas de alta participación espontánea. Y ese es el caso del corredor electoral del norte de Maracaibo integrado por las parroquias Olegario Villalobos, Juana de Ávila, Coquivacoa y hasta Santa Lucía. Es una zona de voto opositor integrado por la clase alta y lo que queda de la clase media. Ahí funciona mucho el voto que no es movilizado, porque el votante tiene mucho compromiso y valora el aporte que hace a la democracia. Cuando se trata de procesos polarizados (Gobierno contra oposición) es un voto emocional, pero cuando se trata de procesos como las primarias puede ser más racional. En Maracaibo oeste, la zona más empobrecida y golpeada por la crisis, el voto dependerá de las maquinarias y su capacidad de movilizar a la gente e, incluso, es muy maleable de acuerdo con lo que reciban sus votantes. Además es un sector con gran influencia colombiana y una de las secuelas de eso es el voto mercenario, o sea esa nociva práctica electoral del vecino país de comprar votos (práctica nociva de Colombia? ¿es que acaso no es una práctica nociva de Venezuela. Esta afirmación es dudosa). En cualquiera de los casos las maquinarias jugarán un rol fundamental, pero en ese escenario no sólo se necesita estructura de movilizadores, sino la logística para llevar a las personas a votar. Eso tiene un elevado costo porque deben pagar vehículos para trasladar a los electores. Por donde se le vea y analice, las primarias del Zulia son las más complejas del país. Así como el consumidor zuliano tiene un comportamiento atípico, el votante zuliano también tiene una conducta atípica”.

Angel Monagas: político y abogado, consultor político y columnista en varios medios digitales, locutor

“Juan Pablo Guanipa, varias veces derrotado por la fórmula Rosales Trejo, escogió una campaña dura. Si lo lleváramos a un duelo, el escogió los puñales y no las pistolas. Así que cualquiera que fuera el resultado habrá heridas profundas, de difícil cura o al menos cicatrización de aquí a las elecciones oficiales, si es que se realizan en octubre.

Las encuestas indican una ventaja de Guanipa en la confrontación face to face. Sin embargo, muchos de sus resultados parecen alterados y hasta algunos dueños de las empresas las han negado. El problema para Guanipa es que en una elección interna el margen de error, aunque indique que es menor, no hay una correspondencia con la realidad. Salvo prueba en contrario (no se entiende) no se prevé una votación cercana al 50% y el histórico de participación en primarias siempre ha sido muy débil y en esta situación nacional, pudiera incluso ser menor al histórico: no más de un 30% de participación en un cálculo optimista. Para que Guanipa gane estas elecciones debe ganar extremadamente bien en Maracaibo, es decir por lo menos 5 a 1 y que en el resto de los municipios del estado no pierda por una diferencia superior al 3 a 1.

No es verdad que UNT y AD son solo maquinarias. Allí hay un liderazgo bueno o malo, pero consolidado, hombre a hombre, incluso, los veo superior a PJ y VP. La estrategia de Rosales de tener no uno sino dos candidatos, incluyéndose él, ha sido exitosa. Tanto que ha obligado a Guanipa a pedir refuerzos con el gobernador de Miranda, Henrique Capriles. UNT y AD no solo son maquinariaa, son liderazgos consolidados, medidos, probados y en PJ, a mi juicio, solo luce Guanipa. Frente a Rosales y Pablo Pérez, su imagen luce inofensiva y esa debilidad debe ser cubierta en estos últimos días. Ciertamente Eveling tienen que enfrentarse al desgaste de una gestión mal defendida, mal explicada y ese papel lo cumple Rosales, como Sponser, “fiador”. Guanipa ha acudido a algunos influencer que en este proceso interno poco ayudan, mas sí en la campaña exterior. Ojalá antes del domingo tuviéramos un acuerdo entre ambos, aunque lo dudo porque el pacto de unidad nacional se cayó precisamente por la petición de Guanipa en Zulia.

@damasojimenez

El Pitazo – Biendateao