Ángel Espina: Operación “TIBI TIBI”

Ángel Espina: Operación “TIBI TIBI”

COMPARTIR

     Tras más de 60 días de protestas de calle contra el Gobierno de Nicolás Maduro, la Unidad opositora venezolana no desiste en su iniciativa de mantener la manifestaciones populares en rechazo a todas la violaciones a la constitución y las leyes y a las arbitrariedades de un grupo de personas, que pareciera que quisieran atornillarse en el poder sin importarles el 80% de rechazo popular que tienen actualmente.

Sin embargo, así como la MUD y la sociedad no desiste en su deseo por el rescate de la democracia en el país, el oficialismo no desiste en su idea de perpetuarse en el poder sin importar el precio que tengan que pagar para que su enfermiza ambición sea satisfecha.

Veo con mucha preocupación que desde el 17 de mayo, fecha en la que el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido en Venezuela Diosdado Cabello, anunció  la aplicación por parte del Gobierno de la operación “tun tun”, el número de muertos durante las protestas en todo el país fue de unas 20 personas, lo que representa el 37 % de las víctimas (de 53 reconocidas por el MP y la Defensoria del Pueblo hasta el 29 de Mayo).

¿Será acaso que esta operación “tun tun” fue creada para matar a más jóvenes en las calles? ¿Cuál es la explicación para la nueva ola de represión, robo y crueldad de los funcionarios policiales en las protestas? Porque fue a partir del anuncio de esa maniobra que comenzaron a asesinar a los jóvenes utilizando metras o canicas cual proyectil de plomo de una Glock 9mm.

Lo cierto es que sólo hasta el 27 de mayo, la organización Foro Penal de Venezuela registró casi 3000 personas detenidas por protestar contra un Gobierno que perdió todo el apoyo de un pueblo y de varios dirigentes y figuras importantes para la revolución, como el emblemático de la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, quien decidió quitarse la venda de los ojos ante la flagrante violación a la constitución y las leyes de Venezuela por parte de quien ejerce el cargo de Presidente de la nación y de su bufete de abogados, mal llamado Tribunal Supremo de Justicia.

Pues ahora bien, no conforme con haber activado la operación “tun tun” que desde mi análisis ha generado más detenidos y muertos en todo el territorio nacional, también a inicios del mismo de mayo e incluso antes de impulsar el terror, asesinato y detenciones, pusieron en práctica la operación “tibi tibi”.

¿Qué es la operación “tibi tibi”? pues no es otra que la eliminación de la participación popular en el proceso constituyente que convocó Nicolás Maduro y que desde su nacimiento, fue fraudulento y violatorio de los artículos 5, 347 y el preámbulo mismo de la carta magna que presentó el fallecido Hugo Chávez en el año 1999 como las más perfecta del mundo y que ahora pretenden modificar para ajustarla a su conveniencia.

Con la operación “tibi tibi”, Nicolás Maduro no sólo tuvo la iniciativa de convocar una Asamblea Nacional Constituyente (como lo establece el artículo 348 de la CRBV) sino que él mismo hizo la convocatoria, sin importarle que nuestra carta magna vigente en su artículo 347 dice que: “El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

Sin embargo como el máximo líder del poder electoral, la señora Tibisay Lucena, forma parte del equipo de trabajo del Presidente en conjunto con el bufete TSJ, no sólo recibió la iniciativa, sino que en menos de 2 horas se pronunció ante un país y toda una opinión pública internacional a favor de este llamado, y más grave aún, no puso ningún tipo de reparo a la misma.

De manera descarada, la señora Lucena (a quien por cierto en una semana se le vio más la cara que lo que se le había visto en 7 meses) inició el proceso y convocó a quienes desearan formar parte del nuevo proceso para redactar una nueva constitución para el país, formalizaran su inscripción vía electrónica.

Caramba, que distinto hubiese sido el proceso de referendo revocatorio del año 2016 si la señora Lucena y sus secuaces del CNE le hubieran dado el trato que le dieron a la iniciativa y convocatoria de la constituyente de Maduro, porque sólo en la iniciativa a la convocatoria del revocatorio contra el presidente el CNE (Tibisay y su gente) le colocaron a la MUD una traba de 2 meses para decir si procedía o no, pero con el caso de la constituyente sólo bastaron 2 horas para que fuese aprobado por el ente rector.

Con ambas operaciones, tanto la “tun tun” como la “tibi tibi”, el Gobierno busca desmovilizar a los millones de manifestantes que cada día toman las calles de Venezuela para exigir el tan esperado cambio que inició el 6 de diciembre del año 2015 y que marcó el trauma que hoy, más de 1 año y medio después, no deja dormir a los señores que están el poder y se creen los dueños absolutos de todos los venezolanos.

La deserción en las filas del madurismo es cada vez más marcada y evidente, honestamente estoy convencido que la transición hacia un país libre y próspero está cada día más cerca, y no habrá operación “tun tun” “tibi tibi” “clap clap” ni ninguna otra que se les ocurra que les devuelva el apoyo de un pueblo que tiene años aclamando un ¡CAMBIO EN VENEZUELA!

 

@AngelEspinaTV / Periodista y Locutor

CNP: 18.875 – Locutor: 49.267

 

NO COMMENTS