Borges: La violencia en Venezuela se llama Nicolás Maduro

Borges: La violencia en Venezuela se llama Nicolás Maduro

COMPARTIR

“La violencia en Venezuela se llama Nicolás Maduro”, afirmó este miércoles el presidente de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) de Venezuela, el opositor Julio Borges, tras más de seis horas de asedio a la sede el Legislativo luego de la irrupción de colectivos chavistas, acto que calificó como una muestra de lo que vendrá con la Asamblea Constituyente convocada por el mandatario del país caribeño.

“Estamos acá con la frente en alto porque estamos defendiendo a 14 millones de personas que votaron por nosotros (…) Haremos lo que sea para defender el Palacio [Legislativo]”, afirmó Borges en conferencia de prensa tras horas sin poder salir del edificio.

Este miércoles, colectivos chavistas que se manifestaban en el exterior de la AN desde la mañana se abalanzaron hacia la entrada de la sala protocolar de la Asamblea y allí se enfrentaron con objetos contundentes a un grupo de diputados opositores y empleados del Congreso.

Para el político de Primero Justicia (partido liderado por Henrique Capriles) los actos violentos son un muestra de lo que vendrá con la Asamblea Constituyente, cuyos integrantes serán elegidos el 30 de julio y que la oposición considera un “fraude” para instaurar un modelo comunista y perpetuar al chavismo en el poder.

“Que viniera un minúsculo grupo mandado por el Gobierno a secuestrar es una muestra de lo que viene con la Constituyente”, dijo Borges.

Además, aseguró que entre los agresores había candidatos a los comicios de fin de mes para redactar la nueva Carta Magna venezolana, periodistas del canal oficial del Estado y dirigentes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Han venido a secuestrar la soberanía popular. Así será la realidad si se impone la Constituyente.La violencia encima de la ley”, agregó.

Borges dijo que las personas “secuestradas” dentro del edificio del Legislativo fueron en total 350, de las cuales 108 eran de medios de comunicación. También había invitados y técnicos, pues se celebraba un acto por los 206 años de la independencia de Venezuela.

“El Palacio está destruido, hay balas, carros destrozados, manchas de sangre”, prosiguió el presiente del Congreso.

“Aquí en Venezuela estamos todos desamparados”, lamentó.

El opositor también informó que ha conversado con el Parlamento Europeo y cancilleres y presidentes de todo el mundo, quienes han demostrado su enérgica condena a los hechos.

Borges informó que además de los diputados Armas, De Grazia, Bracho y Regnault, resultaron lesionados el diputado Luis Carlos Padilla y otros siete trabajadores del Parlamento.

Los hechos violentos de este miércoles fueron rechazados por el jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro, quien se encontraba en un desfile por el Día de la Independencia, y tanto la Fiscalía como la Defensoría del Pueblo han pedido investigaciones sobre lo ocurrido.

C

NO COMMENTS