Carlos Alaimo: No aceptemos más mediocridad política

Carlos Alaimo: No aceptemos más mediocridad política

COMPARTIR

El pasado debe servir para conocer la potencialidad de nuestra nación.

Igual podemos hacer una evaluación de cómo el Zulia hizo grande a Venezuela.

No para seguir hablando de Páez, de Bolívar, de Caldera o Betancourt.

Es la hora de hablar de modelos políticos, de economía, de educación y la industria del conocimiento; y de cómo salir de este sistema dependiente del Estado que nos quiere acostumbrar a vivir en esta miseria siendo un país grande y hermoso.

Es la hora de los ciudadanos, que pensemos en construir una “unidad nacional”, donde la MUD sea tan solo una parte de ese país y no el todo que nos represente. Busquemos los tesoros ocultos de esta nación para ponerlos al frente de esta crisis que tenemos.

No más adulaciones a líderes que no han podido sacar este modelo. No aceptemos más mezquindades individuales y colectivas de sectores partidistas que han vivido de la Unidad y le han impuesto al país sus ideas, candidatos y proyectos. No más vividores de la política.

Busquemos a esos tesoros ocultos, a esos ciudadanos que unidos de verdad podemos construir una “verdadera alianza nacional”.

Aplaudo a los políticos que han dado muestra de desprendimiento como Henri Falcón que mencionó a Lorenzo Mendoza y al propio Claudio Fermín afirmando que si una de estas dos personas acepta ser el candidato presidencial él declinaría su aspiración.

Llamemos a un Ugalde, a la propia Rectora de la UCV, a un Ramón Guillermo Aveledo, a brillantes economistas que en el país tenemos para exportar. A la gente valiosa del sector ganadero que libra una guerra para sostenerse donde en el Zulia nunca han recibido algún apoyo de alcaldes, legisladores o gobernadores de turnos.

Así mismo hay otros ciudadanos brillantes que los venezolanos pudieran sugerir. No aceptemos más mediocridad política. No más políticos que jamás podrían justificar sus ingresos o calidad de vida. Aquí en el Zulia un Julio Portillo, Ángel Lombardi quisieron asomarse y no lo dejaron.

Nosotros en Pasión Por Maracaibo movimos varios profesionales para la gobernación del estado y no quisieron asumir ese rol por el tema del sectarismo político. Werner Gutiérrez fue uno a quien nosotros le dijimos que se pusiera al frente. Él es un hombre serio y honesto y si lee este mensaje sabe que es así. A otros le ofrecimos posiciones públicas y la respuesta es la misma: temor a la jauría política.

Sepamos construir una alianza nacional en función de un futuro primermundista. De progreso y modernidad, de crecimiento. Venezuela lo puede y lo tiene. Vamos a buscar a esos tesoros ocultos que todavía no han gobernado. Es la hora de nuevas caras y visiones. Venezuela al igual que el Zulia merece ser algo mejor.

Desde nuestra trinchera PPM y PIZ, esta posición seguirá siendo una propuesta a la vía electoral y en el folleto-libro que presentamos hace 20 días están las líneas de nuestro proyecto país. Nuestra presencia en el escenario político seguirá más activa que nunca, más justificada que antes y no tendremos paz en nuestra alma mientras este modelo hambreador se mantenga, no habrá alegría en nuestros corazones mientras tengamos a nuestra gente muriéndose de hambre o por medicinas y en condición de miseria.

NO COMMENTS