Carlos Contreras: Abstención enemiga electoral

Carlos Contreras: Abstención enemiga electoral

COMPARTIR

El pasado domingo (15-10-17), un total de 18.094.065 de electores fueron convocados a sufragar en las elecciones regionales venezolanas donde se renovaron los gobernadores en 23 estados del país, de los cuales sufragaron un poco más de 11.062.711, es decir, el 61,14%, reflejando un 38,86% de abstención, lo cual indica que alrededor de 7.031.354 de ciudadanos dejaron de votar. Este fenómeno, es digno de analizar para poder comprender que pasó ese día, que motivaciones tuvieron estos venezolanos para no salir a ejercer su derecho al voto, cuáles fueron las razones de su apatía, de su escaso estimulo hacia un derecho político trascendente como el sufragio.

La situación es suigéneris porque tanto partidarios, militantes, simpatizantes y seguidores del oficialismo como de los partidos de la oposición dejaron de ejercer su derecho en un momento donde la nación atraviesa una de sumás compleja y difícil situación política, económica y social. Al respecto, se manejan tres escenarios. El primero, incluye elementos generales como: la campaña impulsada por el Poder Electoral con la negativa de sustituir en el tarjetón electoral las caras y los partidos de los pre candidatos que participaron en las elecciones primarias de la oposición realizadas por la Mesa de la Unidad (MUD) el pasado 10 de septiembre, también la reubicación de centros electorales un día antes del proceso de votación, la inoperancia y parálisis del registro electoral para la inscripción de nuevos votantes, así como la escasa propaganda del ente electoral para la motivación del voto como factor democrático.

El segundo escenarioelmás complicado, tiene que ver con el comportamiento del elector ante la situación del país, una crisis humanitaria jamás vista, una corrupción descomunal, un control de cambio que tiene paralizado al país, en beneficio de un grupo vinculado con el poder político, un excesivo alto costo de la vida provocada por una inflación galopante, de la cual se deriva una especulación terrible y sin control que demuestra la falta de gobernabilidad, la sinceridad entre la oferta y la demanda de bienes y servicios, reglas claras para incentivar la producción y distribución, así como la apertura de un canal humanitario urgente y necesario.

El tercer escenario, lo constituye la falta de claridad que la gente necesita de su dirigencia política, tanto en la oposición como a nivel gubernamental. En este contexto, el ciudadano se siente todo el tiempo bajo sospecha e incertidumbre, producto de la confusión al que ha sido sometido por la propia dirigencia y por una élite gubernamental que no sabe el terrible daño que le hace al país, y a las futuras generaciones con el juego demanipular información, de tratar de jugar todo el tiempo adelantado para sacar provecho oportuno, eso refleja el tercermundismo en el ejercicio político.

Los resultados están a la vista, de acuerdo con el procesamiento de datos emitidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE), los estados con mayor abstención fueron: Zulia con 1.074.145 electores (44.26%), Miranda con 857.446 electores (41.39%) y el estado Carabobo con 629.887 electores (40.95%) del padrón electoral. Con estas cuentas, no gana nadie, pero pierde el país una oportunidad de entendimiento, de concertación, de sindéresis en el ejercicio político y la toma de decisiones.
Aún faltan nuevos procesos electorales como la elección de Legisladores para los Consejos legislativos estatales, Alcaldías y Concejales, esperemos que la racionalidad se empodere de la casta política del gobierno y de la dirigencia de la MUD, el país lo reclama, la gente lo necesita, no es momento de apostar quien gana o quien pierde, el país se hunde, la mayoría padece desnutrición y hambre, la riqueza petrolera no servirá para recoger nuestros muertos en los próximos meses, por ahora, ha triunfado la división y la abstención, esperemos que este escenario cambie a favor del país que todos queremos.

Soc. Carlos Contreras
Consultor político

NO COMMENTS