Carlos Vecchio: “Los muertos de hoy se hubiesen podido evitar de haberse...

Carlos Vecchio: “Los muertos de hoy se hubiesen podido evitar de haberse dado el revocatorio”

COMPARTIR

En una carta abierta dirigida a los ex presidentes Samper, Torrijos, Fernández y Zapatero, el dirigente Carlos Vecchio aseguró que estos ex mandatarios no hicieron nada cuando Maduro robó el revocatorio a los venezolanos

El dirigente de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, dirigió una carta abierta a los expresidentes Samper, Zapatero, Torrijos y Fernández luego de que emitieran un comunicado el pasado 26 de abril en donde invitan a Venezuela a retomar el camino del respeto institucional, democrático y pacífico.

Vecchio señaló que ellos son responsables de lo que ocurre en Venezuela. “Con absoluta responsabilidad debo decirles que ustedes, en parte, son responsables de la tragedia que hoy vive Venezuela al haber permitido, por acción o por omisión, que el régimen de Maduro cerrara una vía electoral el año pasado como lo era el revocatorio (…) Todos los muertos de hoy se hubiesen podido evitar de haberse dado ese revocatorio”, se lee en la carta.

El dirigente de Voluntad Popular también le recordó a los expresidentes que la unidad opositora siempre se ha expresado de manera pacífica y ha apostado a una lucha no violenta. “Si hay testigos de excepción sobre ese particular son ustedes. Les consta que ese siempre ha sido el planteamiento de toda la unidad venezolana. La expresión más clara fue el año pasado cuando impulsamos el referendo revocatorio como salida pacífica y democrática. Ustedes callaron al momento que el régimen de Maduro decidió robarle ese derecho a los venezolanos. Ustedes callaron frente a tal atropello montando un diálogo que no buscaba una salida para Venezuela sino una aparente estabilidad para Maduro.”

A continuación el texto completo de la carta:

Carta abierta a los ex presidentes Samper, Zapatero, Torrijos y Fernández

Mi país atraviesa por una dolorosa y terrible situación que obliga a postergar discusiones que nos distraigan sobre los hechos de importancia y gravedad. Sin embargo, al leer su comunicado de fecha 26 de abril de 2017, como venezolano siento la necesidad de dejar un registro para la historia de las posiciones que ustedes han asumido frente a la crisis venezolana desde nuestra perspectiva. Estas líneas las escribo no sólo por lo que puedo leer en los medios de comunicación sino por las vivencias directas que me ha tocado sufrir al calor de los acontecimientos en los cuales ustedes han estado involucrados.

Lo hago con el más profundo respeto hacia cada uno de ustedes, pues guardo amor profundo hacia los pueblos que en alguna oportunidad los eligió para dirigir los destinos de sus respectivas naciones y de los cuales sólo hemos recibido solidaridad.

Con absoluta responsabilidad debo decirles que ustedes, en parte, son responsables de la tragedia que hoy vive Venezuela al haber permitido, por acción o por omisión, que el régimen de Maduro cerrara una vía electoral el año pasado como lo era el Revocatorio, y que significaba eso que hoy ustedes refieren en su comunicado como “retomar el camino institucional, democrático y pacífico”. Todos los muertos de hoy se hubiesen podido evitar de haberse dado ese revocatorio.

En su comunicado ustedes comienzan señalando lo siguiente: “ Frente a los hechos de violencia que han venido ocurriendo en los últimos días en Venezuela que, según la Fiscal General, ha costado la vida a 26 personas… ”, para luego manifestar su “ firme rechazo a todo tipo de violencia… cualquiera sea su origen o motivación”. Sorprende que hagan referencia a la Fiscal General pero ignoran su declaración respeto al evento que ha dado origen a las protestas pacíficas en Venezuela y que tiene que ver con aquella en la que consideró ha habido la ruptura del orden constitucional debido al cierre de la Asamblea Nacional llevada a cabo por el Tribunal Supremo de Justicia bajo control de Nicolás Maduro. Para ustedes parece no existir esa declaración de la Fiscal, y mucho menos tal episodio. Mas aún cuando tal ruptura constitucional fue reconocida por la mayoría de los países que forman parte de este continente mediante una resolución emitida desde la OEA.

Dicen rechazar cualquier tipo de violencia. Pero les pregunto. ¿Es qué acaso no es violencia utilizar los poderes públicos para no hacer elecciones en Venezuela? ¿Es qué acaso no es violencia haberse robado el revocatorio el año pasado manipulando las instituciones de un país? ¿Es qué acaso no es violencia utilizar la justicia para perseguir a quienes piensan distinto y encarcelarlos? ¿Es qué acaso no es violencia utilizar el Tribunal Supremo de Justicia para cerrar la Asamblea Nacional electa con 14 millones de votos? ¿Es qué acaso no es violencia haber roto la convivencia democrática al no respetar el juego democrático establecido en la Constitución? La violencia no sólo ha sido física. La violencia más peligrosa ha sido aquella que bajo apariencia de legalidad ha quebrado las normas de convivencia democrática establecidas en la Constitución y ha derivado en dictadura. Y sobre esa violencia ustedes no hacen mención alguna. Su silencio se transforma en complicidad.

Expresan en su comunicado que el ejercicio legítimo a la protesta no puede terminar en hechos de violencia que afecten la integridad física de los individuos. Pues debo decirle que la protesta no genera violencia ni afecta la integridad de los individuos. Lo que sí genera violencia y ha sido culpable de generar muertes y heridos es: i)la represión brutal con armas de fuego y gases tóxicos por parte de los cuerpos de seguridad del Estado que dirige Maduro, ii)el uso de paramilitares/colectivos auspiciados por el régimen de Maduro, iii) y la posición del régimen de Maduro al no permitir la realización de marchas en determinadas áreas de Caracas sin justificación alguna. La protesta es un derecho, pero al propio tiempo impone una obligación sobre quienes ejercen el poder ya que deben garantizar que la misma se pueda llevar a cabo en paz. Ustedes que han sido presidentes saben que la primera obligación que tiene cualquier gobierno es dar estabilidad a un país. Por lo tanto, no puede atribuírsele al ciudadano común una responsabilidad similar a la del gobierno en el objetivo de generar estabilidad política tal y como parece desprenderse de su comunicado.

Finalmente, en su comunicado ustedes hacen un llamado, el cual compartimos, para que solucionemos nuestros conflictos de manera “pacífica y democrática”, y terminan invitando “ a retomar el camino del respeto institucional, democrático y pacífico”. No tengo dudas que ha sido Maduro quien ha incumplido la Constitución y ha hecho uso de la violencia para preservar sus privilegios. Siempre he apostado a una lucha no violenta, y así ha sido asumida desde la unidad opositora. Si hay testigos de excepción sobre ese particular son ustedes.

Les consta que ese siempre ha sido el planteamiento de toda la unidad venezolana. La expresión más clara fue el año pasado cuando impulsamos el referendo revocatorio como salida pacífica y democrática. Ustedes callaron al momento que el régimen de Maduro decidió robarle ese derecho a los venezolanos. Desde mayo de 2016, el propio Expresidente Rodríguez Zapatero manifestó privadamente que no habría revocatorio. Que Maduro jamás lo aceptaría. Ustedes callaron frente tal atropello montando un diálogo que no buscaba una salida para Venezuela sino una aparente estabilidad para Maduro. Ingenuamente se pensó que quitando el revocatorio en 2016 se estaría creando una autopista para que Maduro llegara hasta 2018. Todo ello ignoraba la voluntad indomable de cambio político que hoy vive nuestro país, así como su profunda crisis económica y social. El diálogo fallido nos dejó en el peor escenario posible para el país y hoy los hechos hablan por sí solos. De allí parte de la responsabilidad que ustedes tiene para con nuestro pueblo y la historia.
Nuevamente hemos planteado retomar ese camino institucional, democrático y pacífico que permita recuperar el orden constitucional a través de tres planteamientos: Elecciones generales en 2017, liberación de presos políticos, y respeto pleno a la Asamblea Nacional.

Les invito a reflexionar sobre sus posiciones y errores para que no se produzca más sufrimiento a nuestro pueblo. Por mi parte haré lo mismo. No soy quien para juzgarlos, pero estas líneas las escribo para que sea la historia la que se encargue de hacerlo. Pues ella nos dirá si el equivocado soy yo como ciudadano común o ustedes que en algún momento fueron presidentes.

Atentamente,
Carlos Vecchio
Coordinador Político de Voluntad Popular Exiliado político

NO COMMENTS