Ciro Contreras: Un portento en cien opciones

Ciro Contreras: Un portento en cien opciones

COMPARTIR

Por esas cosas de la vida unbuen día coincidí con un “perito en encuestas”.

Experto en marketing político, que así lo definen aquellos que saben demasiado.

Educado y muy amable, me dijo que él siempre “quiso conocerme” y yo le expresé lo mismo, aun cuando no tenía idea de quién era y qué era lo que hacía.

Curtido y trajinado en el espinoso tema, hábil en la palabra, no olvido como enseñanza una contundente afirmación suya al término de la larga cena…

“Elegir a un Alcalde es una legítima odisea, que hace del candidato el dueño absoluto del pueblo, al otro día que lo anuncian vencedor”.

El verificar y demostrar ese argumento llegó muchos años después.

Ciertamente, un Alcalde no es un Gobernador o un Diputado.

Va mucho más allá de un Ministro, o del Director de un instituto autónomo.

Tiene simpatizantes, jaladores, familiares lejanos, detractores, vecinos de toda la vida, amigos de la infancia, admiradores, padrinos y compañeros de lucha.

Tantos como el Presidente de la República.

He allí la gran diferencia con aquel que puede sobreponerse a tan enorme carga y además salir ileso.

Un Alcalde tiene sus manos las decisiones más simples y más apremiantes.

Un Alcalde no depende de títulos académicos, aunque sea la máxima licenciaolos post-grados.

Un alcalde lo que no puede es olvidar sus raíces, a su gente, porque allícava su tumba.

Un Alcalde debe extender su mano a los ciudadanos –noble y sincero –pues es el funcionario que está más cerca de todos.

Elegir para Maracaibo un hombre así fue un portento entre cien opciones.

Vital y característico con mucha fe el pueblo aguarda por Willy Casanova.

Concienzudo y reflexivo viene a resolver las enormes dificultades de la capital más determinante de la provincia.

No viene a hacer galleras, ni concursos de modelaje.

Lo que viene es afianzado en el precepto y la lealtad por re-construir a la “Ciudad más Bella”.

Sin agravios y sin injurias, sin diatribas innecesarias.

Porque como lo dijo el alcalde de París Jacques Chirac…

“Uno puede ir a la guerra solo, pero no puede construir la paz uno solo”.

 

NO COMMENTS