Coltán exportado de Venezuela hace tres meses nunca llegó a Italia

Coltán exportado de Venezuela hace tres meses nunca llegó a Italia

COMPARTIR

En mayo pasado, el presidente venezolano anunció que llegarían cinco toneladas de mineral precioso a nuestro país. Pero nadie sabe nada al respecto. Así lo expresa el periodista Maurizio Stefanini en un trabajo publicado en el diario Il Foglio

Por DMB/lapatilla.com

El coltán es un mineral, una especie de arena negra ligeramente radioactiva formada por otros dos minerales, colombita y tantalita. El tantalio se extrae del coltán, un metal raro que se utiliza de forma masiva en tecnología punta. Lo usan desde teléfonos celulares hasta computadoras, la industria aeroespacial y la industria de armamentos.

El ochenta por ciento proviene de la República Democrática del Congo, donde su nombre ha sido asociado con las historias de caudillos que lo han extraído por medio de personas reducidas a la esclavitud.

El 10 de mayo, mientras se encontraba en la isla de Margarita, Maduro anunció durante una transmisión de la televisora estatal VTV  “Hoy en día parte de la primera exportación en la historia económica de Venezuela de un mineral llamado coltán y será exportado por Venezuela a la República de ‘Italia “.

El ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, José Gregorio Vielma Mora, garantizó que las cinco toneladas de coltán -exportado en 10 paletas y por valor de 300 mil euros- fueron “certificadas”: “Una transferencia oficial que tiene todas las documentos y permisos necesarios “.

Casi tres meses después, nadie ha oído hablar de esa carga. Il Flogio indagó sobre ello.

“¿Las cinco toneladas de coltán que partirían de Venezuela a Italia? Sí, nosotros también, en la embajada italiana en Caracas el 10 de mayo, escuchamos el anuncio del presidente Maduro por televisión. Pero tres meses después no sabemos cuándo y ni si la carga salió. No sabemos cuándo la carga habría llegado. No sabemos en qué barco debía ser transportada. No sabemos cuál es el puerto desde el que partiría. No sabemos cuál es el puerto al que llegaría. Sobre todo, no sabemos qué empresa italiana italiana lo compraría”, dijo Lorenzo Solinas, primer secretario de la Embajada de Italia en Venezuela, y miembro de la oficina de Comercio y Prensa.

“Cuando Maduro hizo el anuncio por televisión, varias embajadas se pusieron en contacto con nosotros -continúa-. ‘¿Cuál es su empresa que está comprando coltán venezolano?’. Así que tratamos de investigar, de todas las formas posibles. Nada. No fue posible saber nada” dijo Solinas

Después de los anuncios Maduro y Vielma Mora, el único indicio oficial de información lo proporcionó el ministro venezolano de desarrollo de la minería ecológica Víctor Cano, entrevistado por el canal oficialista ruso RT el 10 de julio, donde afirmó que el cargamento había llegado al puerto de Trieste, en Italia.

Por ahora, Venezuela sufre la debacle de su producción petrolera. Según Lejla Villar, encargada de los pronósticos de corto plazo de los países de la Opep en la Administración de Información Energética de Estados Unidos, “Nunca hemos visto un colapso en la producción de un país petrolero, que no haya estado en una guerra masiva, como la caída que ocurre en Venezuela. Nunca. Nunca hemos visto un colapso tan duro y rápido, nada tan malo como eso”.

El as en la manga del régimen sería entonces la oportunidad de enfocarse en otros recursos minerales de los cuales incluso Venezuela es muy rico. Gran parte de esta actividad ha sido confiada a la Compañía Anónima Militar de Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg) controlada por las Fuerzas Armadas. Como era de esperarse, al anunciar la salida del cargamento de coltán a Italia, Maduro había prometido que “la segunda mitad de 2018 estará en el signo del crecimiento económico, la estabilidad y el aumento de la riqueza, porque hemos creado la base para este”.

 

La empresa mixta Parguaza

Unos meses antes, en septiembre de 2017, el ministro de Desarrollo Minero Ecológico, Víctor Cano, anunciaba el arranque de la empresa mixta Parguaza, ubicada en Los Pijiguaos (Bloque 1 del Arco MInero), Estado Bolívar y constituida el año anterior entre el Estado (55%) y la Corporación venezolana Faoz (45%). Parguaza habría extraído 1.000 Kg de coltán mientras calibraban las máquinas de la empresa, según su presidente César Sanguinete.

Según Cano, Parguaza explotaría 20 toneladas de coltán al mes como parte de las acciones del Motor Minería para “diversificar la economía nacional y avanzar hacia la construcción de un modelo postpetrolero”. A Parguaza se le otorgó una concesión minera de 10.000 hectáreas.

Según la nota del ministerio de Desarrollo Minero Ecológico, Parguaza es una de las tres empresas mixtas, la otras son Oro Azul y Metales del Sur, dedicadas a la exploración y explotación de grandes yacimientos en Venezuela de  coltán, un mineral cotizado en los mercados internacionales.

La empresa mixta Oro Azul

La empresa mixta Oro Azul fue creada en noviembre de 2016, mientras que dos meses después en enero de 2017 le fueron asignadas 8.159 hectáreas para la exploración y explotación de minas y yacimientos de niobio-tantalio (coltán), casiteria, ilmenita, estaño, circón, diamantes y oro, incluyendo su aprovechamiento en el municipio Cedeño, al oeste del estado Bolívar, según reseña El Correo del Caroní

Esta compañía fue conformada a través de una alianza entre la Corporación Venezolana de Minería y Supracal, una empresa venezolana del estado Lara, “con más de 25 años de experiencia, dedicada a la fabricación y distribución de cal”. Su experiencia en lo que respecta al coltán se desconoce.

La empresa mixta Metales del Sur

La Empresa Mixta Minera Metales del Sur, está integrada por la Corporación Venezolana de Minería y la canadiense Energold Minerals, Inc., con participación accionaria de 55% y 45%, respectivamente. La compañía canadiense, de acuerdo con Bloomberg, se dedica a la exploración y minería de minerales como diamante y bauxita. Fue registrada el 5 de agosto de 1992 y tiene su sede en Toronto, Canadá.

¿A dónde fue el cargamento fantasma?

Sabemos que esta es una “revolución” de anuncios. Pero 5 toneladas de coltán y tres emrpesas mixtas en operación sería suficiente para seguirle el rastro a la anunciada exportación.

Pero no es solo la embajada de Italia en Venezuela la que no sabe nada sobre la misteriosa carga. Incluso algunos expertos venezolanos, consultados por Il Foglio, están bastante perplejos. “En ningún caso se sabe el nombre de la empresa italiana comprador, pero además, nunca se ha realizado un estudio geológico regional del área de origen”, señaló el geólogo Noel Mariño.

Mientras que el analista Daniel Valerio Gutiérrez recuerda que “en Italia no hay una planta para procesar el coltán”.