Criptomonedas podrían ser el nuevo oro

Criptomonedas podrían ser el nuevo oro

COMPARTIR

El tema de los medios de intercambio de valor es tan antiguo como la humanidad misma. Cada época ha tenido su circunstancia y su contexto en los cuales el intercambio de valor se ha visto representado por instrumentos que han sido aceptados de forma general, permitiendo así la existencia de un entorno económico con su legalidad histórica. Lo que ha ido definiendo qué es el medio de intercambio de valor ha ido evolucionando a través de las distintas épocas históricas de la humanidad. Cada época va atravesando sus circunstancias. Si bien el oro ha sido tal vez de los más notables y trascendentales medios de intercambio de valor, considerar la criptoeconomía para los tiempos que comenzamos a atravesar no es algo descabellado si ésta logra alcanzar los parámetros de confianza, conocimiento y aceptación que se requieren.

Sin embargo entrar en especular acerca de que si las criptomonedas llegarán a ser en un futuro una suerte de sustituto del oro, es algo que no debe desecharse a priori, pero tampoco asegurarse como si de un dogma a futuro se tratara. Hay procesos en desarrollo cuyas características no se esperaban. Por ejemplo el comportamiento de los precios de bitcoin y su progresiva desnaturalización como medio de intercambio de valor, lo cual es su principal función, al igual que la del resto de las criptomonedas.

Muchos analistas de mercados financieros consideran, al observar el comportamiento del bitcoin en comparación con el comportamiento de precios de algunas categorías de acciones en bolsa, así como del oro en 2017 y lo que va de este año, que el bitcoin puede estarse encaminando hacia su aceptación en los mercados como si de un activo de valor se tratase.

Considerando que el comportamiento de un activo de valor se basa en la confianza y aceptación de este en el mercado, la capitalización del bitcoin podría crecer exponencialmente si se le percibe como un activo seguro capaz de ofrecer retornos de inversión saludables.

Comprender la conducta de los inversores es importante. Por lo general sus carteras se estructuran de modo balanceado, de manera que siempre se tenga una base de protección ante cualquier clase de desaceleración económica. Muchos poseen bonos de sus gobiernos e inversiones en materias primas y metales preciosos como el oro para ese fin. Sin embargo si el mercado criptográfico sigue madurando, podría comenzar a considerarse con cada vez mayor fuerza como un activo de valor para invertir pasivamente. Aun a las criptomonedas les falta superar el factor de volatilidad de sus precios, sin embargo en todo proceso madurativo estas cosas pueden pasar y llegar a estabilizarse.

La confianza en las criptomonedas consideradas como inversión irá creciendo en la medida en que actores institucionales vayan participando en el mercado a través de diversos productos financieros, con los que se demuestre la viabilidad de invertir en criptografía. En términos de números, se sabe que bitcoin tiene una capitalización bursátil de 128 mil millones de dólares, frente a la gigantesca capitalización bursátil de oro de 7,8 mil millones de dólares. Sin embargo la capitalización de bitcoin mantiene la tendencia de aumentar.

Un impulso formal en los mercados financieros, amparado por entes regulatorios sería un paso crucial en este crecimiento de la capitalización del bitcoin. Por ejemplo la aprobación de la SEC de un cripto ETF. Ello sería la compuerta de afluencia de capital en criptomonedas que cambiaría significativamente la historia a partir de allí. Si la SEC aprueba lo que sería el primer cripto ETF del mercado financiero, estaría asegurándose el alza del precio del bitcoin y con ello su apreciación y la de la criptografía en general como activos de valor, compitiendo ferozmente con el oro y pudiendo impulsar un cambio de paradigma.

NO COMMENTS