Darwin Chávez: Verdades y Rumores Los “siete timbres” que causan temor en...

Darwin Chávez: Verdades y Rumores Los “siete timbres” que causan temor en el Gobierno

COMPARTIR

 

TEMORES (I). Hace algunos días traté de hacer contacto con una de mis fuentes militares. Como es el protocolo habitual, envié un mensaje de pin y esperé pacientemente la respuesta. El mensaje indagaba varias cosas: el estado de la fractura en las FAN, la veracidad de los supuestos alzamientos que se han rumorado y sobre lo que viene. La respuesta tardó en llegar, pero llegó: “El Gobierno teme que suenen los siete timbres” ¿Qué es eso de los siete timbres? Su respuesta corta y dejó más dudas que certezas: “Averigua y verás”. Ante la duda pregunté a varias personas con nexos y conocimientos en el mundo miliar y encontré la respuesta. Los siete timbres son un código de alerta que no sólo usan los militares, sino también los bomberos y hasta los marinos para alertar que algo inusual, grave y peligroso está ocurriendo o puede ocurrir. En el caso de los cuarteles los siete timbres advierten de emergencia, colapso, ataque, conspiración o peligro inminente, entre otros riesgos. Ahí entendí a qué se refería la fuente con qué el Gobierno teme que suenen los siete timbres. El régimen teme que la fractura interna en las FAN genere “eventos sobrevenidos” y por eso todos los  cambios y precauciones tomadas en los actos por el 24 de junio y el 5 de julio, pero también en los eventos de transmisión de mando y ascensos. El Gobierno está agobiado por varios temores, pero el principal es que pierdan el apoyo de las FAN. Temen que el rey quede desnudo definitivamente y deban ceder ante la eventual transición. Esos siete timbres los esperan para cualquier momento.

Presumen que puedan ocurrir antes de la elección del 30J. Otro escenario es que los siete timbres aparezcan luego de una masiva concurrencia de ciudadanos el 16J. Pero no se debe descartar que los timbrazos aparezcan luego del 30J. Aquí no se puede descartar nada. Y por eso el régimen sigue en su cacería de militares, activos y retirados, con el fin de desarticular cualquier movimiento que desencadene en los siete timbres ¿Llegarán esos siete timbres? Todo es posible en este momento en Venezuela. 16J. La consulta soberana, aunque en el marco del miedo no quieren que sea llamada así, tiene un enorme significado en el conflicto que se vive en Venezuela y puede sentar las bases para la búsqueda de salidas a la crisis. Del escepticismo inicial se pasó a la euforia a participar masivamente y ese es el objetivo principal, porque de la masiva demostración de fuerza por parte de la disidencia se van a desprender un conjunto de acciones que la MUD ha englobado en la llamada “hora cero”. Hay una minoría aún que habla que esa consulta no es vinculante y esa duda se despeja con un mensaje de twitter que me envió un amigo (desconozco el autor original del trino) en el cual se expresaba, palabras más y palabras menos, que lo ocurrido el 5 de julio de 1811 tampoco era vinculante para España, pero marcó la definitiva liberación de la dependencia del reino español. El 16J tiene grandes significados para la oposición, para el gobierno y para la crisis. Para la oposición significa hacer partícipe al poder soberano, o sea el pueblo, en la decisión final sobre la hora cero. Eso permite incluir al sector mayoritario y que aún no era consultado, en la toma de las decisiones finales de aquí al 30J y quizás hasta en los días siguientes a esa fecha. Esa jornada revestirá de legitimidad a las acciones de la disidencia. Pero además será una clara demostración de dónde realmente está la mayoría y como el régimen es una minoría en este momento. La cantidad de participantes en la consulta y los resultados que se obtengan le darán piso legal y político a la desobediencia ciudadana y será vista en el exterior como un resultado válido. Para el Gobierno puede marcar el inicio del fin definitivo. Ellos le huyen a la participación popular y libre de los ciudadanos en las urnas, porque no tienen oportunidad de salir triunfantes. Por eso este reto de la sociedad civil y la MUD los pone en serios aprietos y como escapatoria buscan los mecanismos para prohibir la consulta o desinformar a la población sobre la misma. De ahí la ofensiva oficial contra la convocatoria que ha llegado hasta el extremo de querer prohibir que sea llamada consulta, cuando no es un problema de formas, sino de fondo y que tiene que ver con la pérdida casi que irreversible del apoyo popular del cual se jactaba la revolución. Para la crisis puede significar el punto final de inflexión que convenza a algunos aliados circunstanciales del régimen que el país necesita una

transición, por lo que se pueden generar “eventos sobrevenidos” e incluso la

definitiva negociación que parece estar en marcha. El 16J podría marcar la historia del país. No deje de participar.

TEMORES (II). El miedo a los siete timbres genera reacciones variadas.

Comencemos con la fractura interna de la cual hemos hablado extensamente en VyR (LEA:Verdades y Rumores/). Esa división de criterios, visiones y objetivos dejó de ser una leyenda urbana y se demostró que si existe a través de varios acontecimientos y discursos.

El ataque paramilitar a la Asamblea Nacional es una evidencia de esa fractura porque fue una acción de uno de los grupos radicales, porque ni siquiera fue de todos los “ultras”. Todo parece indicar que fue una acción de Tareck El Aissami que tomó por sorpresa a Maduro e incluso a Diosdado. Fue una decisión temeraria que en vez de ayudar a la permanencia en el poder, sirvió para intensificar la imagen de violentos que tiene el régimen e impacto en el ya muy elevado “costo de salida”. Luego durante la madrugada del sábado una decisión judicial, en horas poco comunes, le otorga a Leopoldo López el beneficio de arresto domiciliario que tomó por sorpresa a El Aissami y al hombre del mazo. Claramente la jugada con la salida de LL de Ramo Verde es de Nicolás Maduro y parece obedecer a una negociación que está en marcha, tal como analizamos en Verdades y Rumores horas después de la intempestiva noticia (LEA: http://verdadesyrumores.com/analisislas-lecturas- del-casa- por-carcel- de-leopoldo- lopez/), si tomamos en cuenta el papel que tuvo España través del Gobierno de Mariano Rajoy y de la participación de José Luis Rodríguez Zapatero. Pero si le agregamos la visita que le hizo el ex jefe del gobierno español a Leopoldo en su casa durante la tarde del miércoles, podemos inferir que la tesis de la negociación, el salvoconducto y la posible transición no sólo está en marcha, sino que también

tiene mucho asidero. Pero hasta en esa probable negociación hay fracturas

evidentes, porque quien está en mejor posición para la misma es Nicolás Maduro,

no sólo por ser el Presidente de la República y principal foco de las protestas, sino porque tiene los aliados internacionales y además tomó la delantera. De ahí que Diosdado Cabello en su programa televisivo descartara la negociación, pero no porque no le guste, sino porque pareciera que está en el mismo punto en el cual estaba antes del diálogo fallido de 2016: fuera de un posible acuerdo. Mientras más fracturados estén, más difícil para algunos de los líderes de las tendencias ser parte de una negociación que les reduzca su “costo de salida” y además consigan cobijo en otro país. Pero además no todos están en la posición correcta y con el poder adecuado para insertarse en el acuerdo por iniciativa propia.

PENA AJENA. Eso fue lo que sentí cuando leí y vi luego en video la declaración de Pancho en la cual anunciaba que pediría al TSJ que le entregaran las competencias de la recolección de basura y del Cuerpo de Bomberos que son de la Alcaldía de Maracaibo. Se vio que todo fue un montaje porque un poco más de 24 horas después de sus declaraciones, el máximo bufete del oficialismo emite una sentencia exprés en la cual le quitan esas competencias al municipio, para dárselas a Pancho. Y me dio pena ajena, porque es inaudito que un gobierno malo venga a pedir que le entreguen otras atribuciones, cuando por ineficaz ha sido incapaz de cumplir con sus obligaciones reales. Pancho no ha sido capaz de mejorar el sistema de salud que está en el suelo y los hospitales dan asco por la insalubridad, tampoco ha podido mantener el crecimiento y dotación de la infraestructura educativa e igualmente destruyó el programa de becas Jesús

Enrique Lossada y por si fuera poco tampoco atiende la recuperación de la vialidad en Maracaibo, ni en otra parte del estado. Adicionalmente no ha sido capaz de terminar la autopista Lara-Zulia. Mientras que El Paseo del Lago en su primera etapa sigue siendo un desastre que no merece ser llamado parque. Pero su mayor fracaso es el combate de la inseguridad y hoy vemos que en 2017 hay un aumento de 73% por ciento en los delitos, a pesar que tiene todas las policías a su disposición, incluso la Policía Municipal de Maracaibo. Pero también debemos agregar que la mayoría de las unidades patrulleras y motos están dañadas y la cantidad de renuncias de los funcionarios de la Policía Regional se han incrementado porque ganan una miseria. Lo que tampoco dice Pancho es que la Gobernación también fracasó en la recolección de basura porque de 10 camiones compactadores, sólo tiene dos operativos y en la calle; mientras la Alcaldía de Maracaibo con grandes sacrificios tiene 65 camiones, además de volteos, mini matic y gandolas para la prestación de uno de los servicios públicos más complejos: el aseo urbano. En manos de Pancho el aseo urbano va camino al colapso  OMISIÓN Y CONTRADICCIÓN. El bufete del oficialismo cumplió con su otra parte en el montaje contra la Alcaldía de Maracaibo, al pretender obligar a la Alcaldesa a garantizar que no se coloquen barricadas y que además se recojan los restos de basura, escombros y hasta árboles que dejan las protestas de la ciudadanía. Pero ahí hay una omisión y una contradicción. La omisión radica que el TSJ parece olvidar que la Policía Municipal de Maracaibo está intervenida desde el 25 de febrero de 2015 mediante resolución publicada en la Gaceta Oficial No. 40.608, pero que más que intervención se trató de una destrucción ¿Cómo destruyeron a Polimaracaibo? Esos datos me los aportó el abogado y amigo, José Luis Alcalá, quien era el director de la institución cuando el Gobierno ordenó la intervención. Alcalá resume la destrucción en los siguientes datos que comparan lo entregado al Gobierno nacional y lo que hoy existe: de 978 oficiales sólo quedan 410 oficiales,de 44 unidades patrulla sólo hay 3 operativas, de 267 motos apenas están en la calle 71 y si hablamos de los ingresos de los integrantes de Polimaracaibo antes ganaban tres salarios mínimos más la cesta ticket, pero hoy ganan menos del sueldo mínimo y el bono de alimentación también está por debajo del monto actual porque el Gobierno no envía los recursos para aplicar los ajustes. Si la Alcaldía de Maracaibo no tiene control sobre Polimaracaibo ¿Cómo el TSJ pretende que la

Alcaldesa evite las barricadas? Pero además hay una contradicción porque en la primera sentencia ordenan la recolección de los restos de las barricadas, acción que es una competencia obvia de la municipalidad, pero horas después en otra

decisión rápida le quitan el Imau a la Alcaldía y se lo dan a Pancho ¿No deberían enmendar la primera sentencia o emitir otra que obligue a la Gobernación a asumir esa obligación? Temo que ahora dirán que la Alcaldesa debe hacer eso a través del IMA, porque sólo le quitaron el Imau. Tienen tanto miedo y tanta necesidad de desarticular a la protesta ciudadana, que caen en errores por omisión y contradicción.

TEMORES (III). Dentro del peligro que representan los siete timbres, hay temores muy bien fundados sobre los resultados del 16J y del 30J. Comencemos con la consulta opositora. En el régimen temen que no solo sea una masiva demostración de fuerza de la disidencia, sino que los resultados envalentonen a los opositores y eso termine de cambiar algunos respaldos que son fundamentales para sostenerlos en el poder o encausar una transición. Temen que un resultado demasiado adverso el 16J contamine el 30J y haga innecesaria la Constituyente, porque quedaría demostrado que esa propuesta además de ilegal, carece de apoyo y legitimidad. Ante el peligro se plantearon varias locuras, como aquella de Pedro Carreño de pedir a la Sala Constitucional que anule y prohíba la iniciativa de la oposición. Pero además les preocupa que el 30J la participación sea muy baja y queden en evidencia a pesar de las maniobras que puedan hacer en el resultado con la magia del CNE. Por eso han arreciado con la presión hacia los empleados públicos, por eso el Gobernador del Táchira advirtió que quien no respalde la Constituyente no puede recibir dólares Dicom y por eso todo el conjunto de amenazas al pueblo para que los venezolanos se vean obligados a acudir a votar.

Pero eso trae otro problema y es el voto oculto que ya demostró su eficiencia el 6D, porque las personas pueden acudir a votar, pero pueden votar nulo. Por eso hay que prestar atención a la cifra de votos nulos que anuncie el CNE, si es que dan ese dato dentro de los resultados del 30J.

OTRA PENA AJENA. Qué mal le quedó a Pancho llamar a que la oposición tome los fusiles y trate de asaltar el poder. Su rostro lo decía todo. Pretendía dar una demostración de fortaleza y radicalidad que no le queda. Lo tienen marcado porque le acusan de débil ante las protestas de la sociedad civil. No confían en él y por eso ahora sale con ese llamamiento a la guerra civil que le quedó muy mal. Sólo le faltó el mazo de plástico para sustentar su petitorio. Hasta le enviaron al mayor general, Néstor Reverol, para que asuma el control de la represión en el estado. Retó a la disidencia a tratar de tomar la Residencia Oficial, cuando los bachaqueros lo hicieron un par de veces y quedó secuestrado por ellos. Pancho está muy presionado. Sus gestos denotan sus angustias ¿También le teme a los siete timbres? El mejor que nadie sabe lo que esos timbrazos significan.

TEMORES (yIV). Otro de los temores en el marco de los siete timbres quedó en

evidencia con la postergación de la decisión sobre el antejuicio de mérito de Luisa Ortega Díaz. Todas las apuestas aseguraban que para esta fecha la fiscal no sólo estuviera destituida, sino también detenida bajo cualquiera de los cargos que existen en la nueva justicia revolucionaria. Pues no ha sido así. No la destituyeron en la audiencia, a la cual no asistió, sino que se dio un lapso de cinco días para decidir y ese período venció, hubo sesión de la Sala Plena del TSJ y ni siquiera estaba en agenda el asunto ¿Qué indica eso? Que no tenían, hasta el cierre de esta columna, los votos suficientes para declarar con lugar el antejuicio de mérito y actuar con fuerza contra la principal disidente chavista de la actualidad. TENDENCIA. El deterioro social es tan profundo en Venezuela, que va mucho más allá de la pobreza y la delincuencia y tiene que ver con un estado de anomia mezclado con incredulidad y una fuerte tendencia a la flagelación colectiva. Si buscamos en el Diccionario de la Real Academia Española la definición de flagelar, encontramos que es “maltratar con azotes, vituperar”. Y si buscamos la definición de vituperar esta es la acción de “criticar o censurar con dureza algo o a alguien” ¿A qué viene el comentario? A la creciente tendencia que tenemos los venezolanos a no creer en nada, ni en nadie, a desconfiar de todo, a descalificar todo y a todos, a pensar mal de cuanta palabra encontremos supuestamente injustificada o fuera de contexto, a medir como “colaboracionismo” cualquier recomendación o acción. Y esta tendencia se remarcó en la actual coyuntura conflictiva que vive Venezuela. Se demostró cuando abundaron las críticas a algunas palabras o frases expresadas por Lilian Tintori y que de inmediato generaron señalamientos sobre oscuras negociaciones y la venta de la voluntad del pueblo. Y esas descalificaciones aumentaron cuando se supo que el ex jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, visitó a Leopoldo López en su casa el pasado miércoles. No se trata que sea Leopoldo, Lilian o cualquier otro venezolano; se trata de la maña de descalificar de inmediato y de tipificar como acuerdo, negociación o colaboracionismo cualquier gesto o acción que en el marco de la incredulidad general califiquemos como extraño ¿Hay algún problema en conversar? ¿Acaso el diálogo y la negociación en términos transparentes no es la mejor salida al conflicto? ¿O es que usted prefiere una confrontación armada abierta tipo guerra civil? Este ha sido uno de los éxitos de 19 años de proceso revolucionario: destruir la autoestima y la confianza de los venezolanos. El hecho que en un momento no estemos de acuerdo con alguna decisión de líderes opositores o de la MUD, eso no quiere decir que de inmediato vamos a señalarlos como vendidos. La destrucción de la confianza será uno de los grandes desafíos en la probable reconstrucción del país, porque cuando Venezuela salga de la larga pesadilla viene un período especial de reacomodo y de medidas que busquen atacar las distorsiones económicas y sociales. Y no será fácil hacerle entender a la mayoría de la población que nos toca cruzar un desierto, para llegar al país que todos merecemos. Mi recomendación es que a pesar de las dificultades y los problemas, tengamos la calma para analizar y entender los hechos en su real contexto y no sigamos en la tendencia a la flagelación colectiva.

CONTUNDENTE. Fue la respuesta que le dio Juan Pablo Guanipa a Pancho en relación con el llamamiento a la guerra civil. Guanipa fue duro ante un mensaje extremista que sólo demuestra que están muy preocupados porque están cercados en el poder. JPG sigue con su rol de encabezar a la oposición en el Zulia no sólo participando en cuanto evento organiza la disidencia, sino también enfrentando los excesos discursivos y represivos del oficialismo. Son tiempos difíciles que ayudan a perfilar a los líderes y Guanipa partió adelante en el estado con su rol en estos más de 100 días de protesta. El tiempo perdido hasta los supuestos tótem políticos lo lloran.

RETO EN EL SUR. La oposición en el municipio San Francisco tiene un enorme reto por delante con la consulta soberana, porque el oficialismo comandando por Omar Prieto tratará de evitar que eso ocurra. Los rojos del sur en especial tienen en la mira al colega y amigo Gustavo Fernández y al partido Voluntad Popular.

Saben que ahí está el mayor y el mejor esfuerzo para alcanzar la meta de votos en dicha consulta. GF y VP son los grandes adversarios de Prieto y el PSUV, porque lo ven como la opción que puede sacarlos del poder. Por eso tratarán de maniobrar, a su estilo, con el fin de impedir que la disidencia alcance cifras altas. Mientras tanto, Gustavo Fernández y su equipo siguen trabajando en todo el municipio San Francisco para dar un contundente golpe con votos que demostrará dónde está realmente la mayoría en la zona.

EL COLMO. Hay tanto miedo en el Gobierno y sus organismos satélites, que están tratando de incrementar el control que ejercen sobre la ciudadanía. Lo triste es ver como cometen errores tontos en ese afán de protegerse del malestar y el odio acumulado por ellos mismos durante 19 años de uso y abuso del poder. Hace varios días leí con asombro como la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia en la cual dictaminó que burlarse de la muerte de Chávez era una causal justificada de despido. Sólo faltó dictar detención preventiva y “regenerativa” para la persona que fue despedida de una empresa gubernamental por haber supuestamente haber hecho un comentario incorrecto sobre el fallecimiento del ex Presidente. Ese es otro síntoma inequívoco de lo mal que la está pasando el Gobierno. Por eso quieren intensificar el control social de la población. LLAMADA. Luego de publicado mi comentario de la semana pasada sobre lo ocurrido en la oficina de Movilnet ubicada en la Torre Federal en Maracaibo, recibo una llamada del Secretario de Asuntos Administrativos y Laborales de la Gobernación del Zulia, Nelson Canquiz, quien me aclara que nada tuvo que ver con el despido de los empleados de la empresa de telecomunicaciones y explica que sólo intervino para evitar problemas entre el personal y los clientes, ante la decisión de cerrar la agencia por el clima de inseguridad producto de las protestas.

No exigió su derecho a réplica o rectificación, pero por cortesía y cumpliendo con mi deber como periodista hago este comentario.

Darwin Chávez|@darwinch857|darwinch67@gmail.com

NO COMMENTS