David Morán: “Por las buenas o por las malas” en un país...

David Morán: “Por las buenas o por las malas” en un país en escombros

COMPARTIR

No tengo duda alguna que Maduro intentará aumentar sus esfuerzos para imponer el hambre como política de control social.

En la antigua Unión Soviética, en Corea del Norte, en China, en Ucrania existió el hambre impuesta políticamente. La mayor parte de los 100 millones de seres humanos asesinados por regímenes socialistas en el siglo XX murió de hambre: en las ciudades, en el campo y en los gulags. Solo El Holodomor mató en Ucrania entre 7 millones y 12 millones de personas. La hambruna de Mao causó en China la muerte de entre 20 y 43 millones. La apropiación de la producción económica para fines políticos siempre es parte del plan socialista.

Ahora el régimen de Maduro apunta a la confiscación de la producción de 50 rubros considerados esenciales por la nomenklatura: el café, azúcar, arroz, pasta, frijoles, carne, leche (líquida y en polvo), queso blanco, jamón, mayonesa, maíz (blanco y amarillo), pollo, pescado, harina de trigo, aceite, además de diversos productos de higiene y aseo personal (como el jabón en panela o en polvo).

Pretenden, que como siervos, los productores de esos rubros “vendan” al gobierno el 70% de lo que produzcan, al precio “acordado” entre ellos, y que sólo dispongan por sus canales comerciales habituales (lo que aún quedan) el restante 30%.

David Morán Bohórquez @morandavid

NO COMMENTS