Efraín Rincón Marroquín: Sueño con un país…

Efraín Rincón Marroquín: Sueño con un país…

COMPARTIR

Donde los venezolanos tengamos el derecho a soñar con un mejor futuro, no importa los esfuerzos que debamos hacer para alcanzarlo. Sueño con una libertad plena que nadie la mendigue, secuestrada por la mafia gobernante. Sueño con un país donde la democracia nos enseñe el valor de nuestros derechos, pero también el de los deberes que tenemos como ciudadanos. Sueño con una Venezuela donde sus hijos tengan acceso a una educación de calidad que fortalezca tanto su intelecto como su espíritu, clave para transitar por los caminos de la civilidad.

Sueño con un país donde el trabajo productivo nos libere de la miseria y nos convierta en ciudadanos capaces de labrarnos por nuestra cuenta un destino promisorio. Sueño con una nación donde los talentos e iniciativas de los venezolanos vuelen libremente, sin las ataduras impuestas por un régimen totalitario;anhelo una sociedad donde se respete al ser humano por lo que es, no por lo que tiene. Sueño con una juventud alegre, bulliciosa, que “haga lío y persevere en la búsqueda de sus ideales” (papa Francisco). Una juventud responsable y entusiasta que nos haga renacer la esperanza, confiados que en sus manos nunca más perderemos a Venezuela.

Sueño con niños que crezcan en una sociedad que valore el inmenso significado de su ingenuidad, ternura y amor. Que siempre nos recuerden que sonla expresión más genuina del amor de Dios. Sueño con unos ancianos de los que nos sintamos plenamente orgullosos por su pasado, por su trabajo, por su existencia; sueño con honrarlos cada día de nuestras vidas.

Quiero un país donde cada amanecer sea una invitación para construir y engrandecer el inmenso orgullo de ser venezolanos. Una patria que promueva el reencuentro de sus hijos, convencidos que la unión de todos es el mejor antídoto contra la tiranía practicada por unos pocos. Sueño con un país lleno de luz y de colores que nos hagan olvidar las desgracias y tragedias de los últimos tiempos; y, siembren alegría donde antes había tristeza, vida donde había muerte.

Sueño con una Venezuela gobernada por verdaderos servidores públicos, cuya prioridad sea el bienestar y el progreso de los venezolanos; un gobierno probo, transparente, capaz y sensible a los problemas de la gente. Un gobierno integrado por ciudadanos para gobernar a ciudadanos. Un gobierno que incluya, que diga siempre la verdad, que promueva la vida, la justicia y el honor.

Sueño con un país donde podamos caminar en paz y tranquilidad, sin el sobresalto de ser asaltados, secuestrados o asesinados; un país con calles limpias, con parques verdes donde jueguen nuestros niños y los adultos podamos conversar amenamente. Quiero un país que respire normalidad, que lo anormal no sea lo cotidiano y lo permitido. Un país donde la vida sea respetada y bendecida; una sociedad en la que expresar mis ideas no sea pecado ni delito.

Añoro un país en el que las familias vuelvan a reencontrarse para no separarse nunca más; abuelos que puedan ver crecer a sus nietos; familias que puedan moldear en unión sus sueños y esperanzas. Familias que hagan posible una sociedad mejor, más justa y solidaria.

Sueño con un país para nacer, crecer, vivir y morir en él. Un país donde nunca más el destierro sea una opción para vivir mejor. Sueño con un país de oportunidades para todos.

Profesor Titular Eméritus de LUZ

NO COMMENTS