ENH: Maduro ofrece comida a cambio de que se reconozca autoridad de...

ENH: Maduro ofrece comida a cambio de que se reconozca autoridad de Constituyente

COMPARTIR

Enfrentando el riesgo de un estallido social, el gobernante Nicolás Maduro considera permitir que comida donada por la comunidad internacional ingrese al país, pero exige a cambio que la oposición reconozca la legitimidad de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y que sea su régimen el que controle la distribución de los alimentos, dijeron fuentes cercanas a la situación.

La propuesta es discutida en las negociaciones entre el régimen y los partidos políticos de la oposición sostenidas esta semana en República Dominicana, y es planteada en momentos en que la grave escasez de alimentos está propiciando saqueos en distintas ciudades del país.

 

Las fuentes consultadas, dos de ellas vinculadas al campo diplomático y la tercera integrante a la oposición venezolana, coincidieron en que la ANC y el ingreso de la ayuda humanitaria son dos de los temas principales que están siendo discutidos a puerta cerrada y que también incluyen las sanciones impuestas por Estados Unidos y la realización de elecciones presidenciales.

Pero la legitimidad de la ANC podría ser un hueso duro de roer para los partidos de oposición agrupados en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), luego de que éstos acusaran a Maduro de conformarla inconstitucionalmente y ante el temor de que el organismo plenipotenciario pueda ser usado para transformar al estado venezolano en un régimen de corte castrista.

“Aceptar la Constituyente significa rendir el país. Es legitimar la perpetuación del régimen y colocar el clavo final en el ataúd de la libertad de Venezuela”, comentó desde Nueva York el ex embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Diego Arría.

Desde Caracas, la dirigente María Corina Machado coincidió. “Cualquier decisión que se tome en Dominicana que acepte [a la ANC], o inclusive que solo la ignore, para nosotros es absolutamente inaceptable”.

La ANC es una instancia fraudulenta que de ser legitimada estaría en condiciones de revertir cualquier autoridad o cualquier decisión que se tome en Venezuela, incluyendo cualquier acuerdo que se alcance en República Dominicana, dijo Machado.

Es por ello que cualquier pacto que se realice en República Dominicana debe comenzar por un desmontaje de la Constituyente para que pueda ser aceptado por el pueblo venezolano, agregó.

Pero el planteamiento del régimen va en dirección opuesta.

Según las fuentes consultadas, el régimen estaría dispuesto a conceder que al país ingrese los aportes del Programa Mundial de Alimentos, organización perteneciente a las Naciones Unidas, a cambio de conseguir que la MUD deje de cuestionar la legitimidad de la ANC.

Asimismo, el régimen estaría dispuesto a permitir que la oposición nombre a dos rectores dentro del Consejo Nacional Electoral, que terminaría siendo una participación minoritaria dentro del organismo pero una aparente mejora frente a la actual participación de un solo rector.

Y para endulzar aún más la oferta, el régimen está planteando la liberación de algunos presos políticos y la legitimación de algunos de los partidos políticos que han sido abolidos.

 

Pero el planteamiento del régimen va en dirección opuesta.

Según las fuentes consultadas, el régimen estaría dispuesto a conceder que al país ingrese los aportes del Programa Mundial de Alimentos, organización perteneciente a las Naciones Unidas, a cambio de conseguir que la MUD deje de cuestionar la legitimidad de la ANC.

Asimismo, el régimen estaría dispuesto a permitir que la oposición nombre a dos rectores dentro del Consejo Nacional Electoral, que terminaría siendo una participación minoritaria dentro del organismo pero una aparente mejora frente a la actual participación de un solo rector.

Y para endulzar aún más la oferta, el régimen está planteando la liberación de algunos presos políticos y la legitimación de algunos de los partidos políticos que han sido abolidos.

Conseguir la apertura del canal humanitario podría ser vendido inicialmente como un gran logro para los partidos políticos que forman parte de la MUD, cuya popularidad ha sido duramente golpeada por participar en el proceso de diálogo con el gobierno.

Pero el ingreso del Programa Mundial de Alimentos en realidad aliviaría un gran problema para el régimen, el cual ha comenzado a ser duramente golpeado por la escasez sin precedentes.

“En este momento, Maduro ya está desesperado por la situación de alimentos. El país se le está prendiendo, con saqueos, y ya entiende que la situación se le puede ir de las manos”, dijo desde Miami el asesor político Esteban Gerbasi.

Pero el que sea el régimen el que pase a ejercer control sobre la distribución de esos alimentos, haría de esto una situación muy peligrosa para las aspiraciones del pueblo venezolano de recuperar la democracia.

“Si obtienen control de los alimentos y el reconocimiento de la Asamblea Constituyente, allí pasaría a controlarlo todo. Eso sería gravísimo. Con estas dos cosas Maduro va a estar en condiciones de someter al pueblo venezolano”, dijo Gerbasi.

Delegados del gobierno y de la oposición se encontraban el jueves reunidos nuevamente en República Dominicana, en la tercera ronda de negociaciones realizada en medio de un agitado ambiente social, marcado por constantes saqueos de supermercados y camiones de transportes.

Las conversaciones cuentan con la participación de los países acompañantes del proceso, representados por sus cancilleres, así como del ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

Chile y México son los países observadores del diálogo invitados por la oposición, mientras que Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas son los invitados por el gobierno de Maduro.

Antonio María Delgado @DelgadoAntonioM