Ernesto Bravo: Vienen por nosotros…

Ernesto Bravo: Vienen por nosotros…

COMPARTIR

Después del día D, aturdido de tanta miseria política protagonizada por la guardia nacional, convertida en el correaje militar encargada de buscar testigos electorales con miembros del CNE de parrilleros, trasladando votantes desde su casa hasta la misma maquina en lo que se ha dado en llamar el voto asistido, decidí darme una vuelta por la plaza.

Me acerque a la plaza Girardot, una plaza horrible desde el punto de vista estético pero más horrible por el drama humano, alcohólicos, mendigos, familias de la calle, negros y negras casi desnudas, famélicos, me acerque a ellos, trate de oírlos, sus temas no tenían nada que ver con las elecciones, su jerga era sobre la famosa botella vacía, mi compañero de andanza llamado Elio, quien en un arrebato de ecuanimidad casi me saca del brazo de la plaza, ¿Qué buscas, -me pregunto, como no le respondí, me dio un sermón sobre el peligro y otras mariqueras.

Nos acercamos a unos buhoneros de libros, revistas viejas y discos de acetatos, eran un par de viejos con harapos, uno de ellos llevaba una gorra roja de la secuestrada PDVSA, hablaban en tono muy bajo, uno de ellos estaba acomodando las revistas y unas piedras de rio, las que se usan para amolar los cuchillos, sus objetos estaban desparramados sobre la acera del frente del edificio en ruina de la Sede de la Sociedad Bolivariana.

-¡O eran ellos o éramos nosotros! –dijo, uno de ellos, esta es la frase, pensé, y me acerque más, por fin una conversación sobre las elecciones, quien hablaba estaba muy serio, y soltó la frase casi como una confesión, como quien justifica un asesinato en defensa propia, su interlocutor lo miro y le pregunto –¿quiénes son ellos?, y hablo mucho más bajo aun, como lo hacen quienes van a revelar el nombre del asesino, pero yo no estaba dispuesto a perder sus palabras, me acerque más, y casi como un susurro le dijo –los de la oposición, y agrego -ellos vienen por nosotros.

Tanto esfuerzo y este sector social los más pobres, póngale ud.la letra; E, D… perciben que son atacados, se sienten amenazados por quienes plantean el cambio político, definitivo; urge revisar el discurso, su forma y sus voceros, hasta que ellos no perciban el cambio político como su propuesta se reguarnecerán entre sus harapos, en sus ruinas, en su miseria y los de la oposición democráticas serán sus enemigos.

Soc. Ernesto León Bravo

NO COMMENTS