Ernesto García Mac Gregor: Colapso de las medicinas de alto costo

Ernesto García Mac Gregor: Colapso de las medicinas de alto costo

COMPARTIR

El IVSS es una institución pública que funciona como una empresa privada y está constituida por trabajadores y patrones que cotizan y generan el capital que permite servir a los asegurados. Entre más contribuyentes más dinero y más posibilidades de atender a sus miembros. No es una beneficencia pública ni otra misión que reparte bienes con fines proselitistas sin esperar retorno.

En una de tantas elecciones habidas en este bendito país, el Difunto, como medida de clientelismo político más que de política social, ordenó se facilitara el papeleo de ingreso al instituto y se dieran comodidades para el pago de las cotizaciones, lo cual dio nuevas fuerzas a la entidad.

Pero en los próximos comicios, con la intención de atornillarse más en el poder, ordenó que la totalidad de los venezolanos tuvieran derecho a participar. Luego vino lo de darle cédula a todos los extranjeros para que votaran por él y lo de las pensiones de vejez a cualquier vago y parásito del Estado.

Lo de ofrecer medicamentos de alto costo a todo el mundo que no cotizaba, nos colocó en el primer país en Latinoamérica en ofrecer este asombroso y loco servicio que abarcaba casi al millón de enfermos. Pero todo era una fantasía sustentada en los altos precios del petróleo. Cuando éstos cayeron todo se derrumbó y empezó la tragedia de los pacientes. La deuda con las empresas farmacéuticas llego a seis mil millones de dólares. La única compañía que producía biológicos fue eliminada por el gobierno. Todo se tiene que importar con dólares que hoy no hay.

Así empezó el cruel recorte de los programas en el año 2015 con las consecuencias que todos conocemos. Que los artríticos se tullan, que los asmáticos se asfixien, tienen prioridad los cancerosos, pero no hay para todos. El problema es ¿qué hacer? La gran mayoría de los beneficiarios no cotizan al IVSS, eliminarlos sería algo parecido a un genocidio. Los doble cedulados son venezolanos por ley y no se pueden excluir.

Pero la misma pregunta aplica para la comida, medicinas, gasolina, y todo en general. Hay que empezar por eliminar al culpable y después comenzar de la nada. Todos tienen que trabajar y producir sino se van a quedar sin Patria y Socialismo y sólo con la Muerte. Que oiga quien tiene oídos…

NO COMMENTS