Ernesto García Mac Gregor: La fauna del nuevo hombre socialista

Ernesto García Mac Gregor: La fauna del nuevo hombre socialista

COMPARTIR

Me preguntaba un joven de 26 años de edad sobre el procedimiento a seguir con las tarjetas de crédito en el exterior cuando no había control de cambio. No concebía que no hubiera que hacer nada aparte de tener fondos que respaldaran la compra. Nunca tuvo acceso a dólares viajeros ni al pasaporte. No entendía por qué las líneas aéreas abandonaban al país.

Indagaba si en la democracia existía el racionamiento del agua, los apagones que queman artefactos, los cortes diarios de electricidad, las fallas en el gas doméstico y hasta en las bombonas. Interrogaba si antes de la tiranía existían los colectivos, las listas Tascon, las cadenas interminables, si el gobierno tenía el monopolio de la comunicación social. Estaba sorprendido por ser Venezuela el país con mayor criminalidad en el mundo, con sólo 9% de los homicidas detenidos y no entendía cómo se le había entregado la soberanía a Cuba.

Tiene título de TSU bolivariano pero nadie lo emplea. Con su salario mínimo de obrero y lo que percibe en tres misiones y el bachaqueo, no le alcanza ni para pagar el chantaje del CLAP y eso que tiene carnet de la patria. No puede creer que gana 0.2$ por día y que según el BM está en pobreza extrema. Nunca entendió las locuras de Maduro con los billetes de 100, ni tampoco por qué el banco sólo le permite retirar Bs 10.000 de su salario depositado. No puede echarle gasolina a su moto porque no tiene chip y aparte odia las colas.

Se sorprende de como migra la gente, de la lentitud de Internet, de la falta de medicinas, de comida, de todo. Si una pareja de profesionales recién casados no puede comprase un carro y mucho menos una casa ¿qué le espera a él? La basura usada para comer. Se acabó la vida nocturna la radio rochela, la gaita protesta, apareció el pran carcelario las ejecuciones extrajudiciales el raspa tarjeta, el enchufado,

¡Pobre! me dije. No conoció cuando las grandes tiendas rifaban automóviles, la lotería premiaban con apartamentos de clase media, Bimba kilovatio incitaba al consumo con la frase “viva mejor eléctricamente”, cuando éramos felices y no lo sabíamos. Él es el nuevo hombre  socialista creado por la revolución bolivariana que en julio planifica implantar definitivamente el comunismo en Venezuela. Que oiga quien tiene oídos…