Faltó Aparicio por una causa justa, pero el homenaje a leyendas latinas...

Faltó Aparicio por una causa justa, pero el homenaje a leyendas latinas emocionó a Miami

COMPARTIR

Cuando presentaron a Orlando Cepeda, Carlos Correa mostró la emoción contenida en el rostro. Al anunciar el nombre de Tany Pérez, Yonder Alonso miró a la cámara y dijo “Cuba”. El homenaje a las luminarias latinas en el 88vo Juego de las Estrellas en Miami sirvió de puente entre generaciones del béisbol.

Roberto Alomar, Rod Carew, Pedro Martínez, Iván Rodríguez, Juan Marichal, Cepeda, Pérez y un hijo de Roberto Clemente realizaron lanzamientos ceremoniales que fueron recibidos por actuales participantes en el choque estelar.

Cada uno llevaba a su lado la bandera de su tierra, pero una enseña nacional desfiló sin su leyenda: la de Venezuela. El legendario Luis Aparicio decidió no venir a Miami en apoyo a los manifestantes que piden mejores esperanzas de vida en el país.

“No puedo celebrar mientras los jóvenes de mi país mueren luchando por ideales de libertad”, escribió en su cuenta de Twitter el único venezolano en el Salón de la Fama del Béisbol, ganador de nueve Guantes de Oro y 13 veces elegido al Juego de las Estrellas.

Con este gesto, el gran marabino se une a muchos de sus compatriotas actuales en las Mayores que han expresado su preocupación por los terribles días que vive la patria de Simón Bolívar.

La realeza de béisbol se estableció en Marlins Park para el Juego de las Estrellas el 11 de julio de 2017.

También se echó en falta alguna referencia más allá que una simple mención a otro inmortal, Rafael “Felo” Ramírez, la voz de los Marlins y para muchos del béisbol latinoamericano por sus temporadas en Venezuela, Puerto Rico y otras naciones.

El Orgullo de Bayamo continúa su recuperación en un centro de Miami tras sufrir un accidente mientras viajaba con el equipo.

A pesar de todo, la ceremonia sirvió para recordar el sacrificio de aquellos pioneros que enfrentaron condiciones adversas, incluido el racismo rampante de la época, para abrir las avenidas por donde pasan las nuevas hornadas de latinoamericanos.

Leyendas latinoamericanas como Roberto Alomar, Rod Carew, Pedro Martínez, Iván Rodríguez, Juan Marichal, Orlando Cepeda y Tani Pérez comparten con peloteros seleccionados para el Juego de las Estrellas, el 11 de julio del 2017 en Miami.
“Con la gran diversidad étnica que existe en Miami, este Juego de las Estrellas ofrece una gran oportunidad para celebrar las importantes contribuciones que han realizado los latinoamericanos al Béisbol de las Grandes Ligas,” afirmó el Comisionado del Béisbol Roberto D. Manfred, Jr. “Este grupo de famosos son sobresalientes modelos para los actuales jugadores latinos de la MLB que son algunas de las mayores estrellas del deporte”.

Resultó emocionante ver a un Giancarlo Stanton abrazando y colmando de flores a Vera Clemente, a un Roberto Alomar fundido en un abrazo con Roberto Lindor, a un Rod Carew que arrancó una cerrada ovación.

L
Gracias a ellos, el béisbol se convirtió en pelota, el español dejó de ser una rareza en los dugouts y las Grandes Ligas se hicieron más divertidas, alegres. Gracias a esos gigantes del pasado, el presente luce mejor que nunca para las estrellas de hoy y del futuro.

Merecido homenaje que no podía ser en otro lugar que Miami.

Jorge Ebro – ENH

NO COMMENTS