Francisco Mangano: Las familias que solo representan lo que es necesario erradicar

Francisco Mangano: Las familias que solo representan lo que es necesario erradicar

COMPARTIR

Es fácil creer la magnificencia de las obras gubernamentales, solo basta con abrir cualquier medio impreso y/o digital y las obras de los mandatarios municipales, regionales y nacionales se desbordan, son tantas y tan buenas que la paginas a full color en los medios impresos y full HD en los digitales no dan el verdadero crédito de la asombrosa trasformación de la urbe Marabina y el estado Zulia en general. Ahora, como buen ignorante del arte político no logro entender la preocupación de los grandes polos de poder en el estado, entiéndase Gobernación del Estado en la figura de Francisco Arias Cárdenas y la Alcaldía de Maracaibo representada por Eveling Trejo de Rosales.

Ambos gerentes públicos electos gracias a la bondad de electores un poco desubicados y más que todo mediatizados por los medios antes mencionados, pero que en el actual momento más que liderazgo solo irradian miedo, miedo a perder o como dirían los expertos en “PoliticalBranding” alejarse del gusto electoral. Y este alejamiento de las preferencias se puede explicar en tres escenarios; 1. La falsedad de las obras. 2. El desconocimiento del malestar social, llámese: hambre, inseguridad, nula atención médica. 3. Falta de seriedad al tomar a los habitantes del estado por estúpidos. }

Históricamente las dinásticas políticas, se basan en la generación de bienestar, es decir la dominación por vía electoral de grupos específicos por grandes espacios temporales solo es posible si se demuestra de forma real obras y beneficios en aspectos socioeconómicos, en el estado Zulia hace más de siete (07) años que no hay que mostrar, solo se muestran obras impresas y/o fotografiadas, pero como espejismo imposibles de tocar. Claro es lógico pensar que la realidad Zuliana actual de atraso en todos los órdenes solo es reflejo de la decadencia nacional. Pero como diría alguna vez John Linch “la liberación social requería la liberación política y estas dos a su vez la liberación económica” es interesante saber que esta cita se refiere a las medidas políticas de destrucción, confiscación y redistribución que se implementaron en gran parte de América durante la guerra de independencia, las cuales más que medidas políticas era un plan de devastación militar.

Y el símil aunque lejano en el tiempo es válido para hacer saber que las necesidades sociales que deben ser satisfechas para contar con un apoyo político electoral fuerte, traducido en la actualidad en el voto, en el siglo XIX fidelidad y libertad de acción. Todo esto viene porque las familias políticas de mayor influencia en el Zulia, una de apellido Rosales la cual visualmente se representa con la casita del nuevo tiempo y la otra, no tan familia ni con apellido de cabecera pero influyente al fin, escudada en la apariencia revolucionaria Chavista, establecida por cálculos sociales algunas positivos pero olvidados ya. Han perdido el norte político electoral, solo representan lo que es necesario erradicar, corrupción, malos tratos sociales, descuido general del estado y la ciudad.

En realidad no hace falta nombrar lo que no han hecho, pero si es necesario hacer saber que las páginas llenas de obras a color, son solo eso páginas. Todo esto nos lleva a entender que en pocos días se llevara a cabo un proceso electoral que en aparienciano es democrático y la más posible es que se desvirtúe la expresión de la voluntad ciudadana. Pero es necesaria una liberación social, se deben cambiar los apellidos y no solo por otro nombre… No, debe ser un cambio que incluya una liberación social, una liberación política, el objetivo inmediato debe ser la destrucción del actual sistema llamado revolución, y de todos sus satélites internos, poner coto a la avaricia roja mediante la destrucción de su aparato dominador político.

Las elecciones según los teóricos políticos son mecanismos ordinarios de selección y relevo de gobernantes, por lo tanto se debe usar como arma para construir nuevas ideas y despojar a la sociedad de los prejuicios del color político dominante actual. No es votar por votar, es convertir la decisión en eso… en elemento decisivo y erradicar del panorama político cualquier satélite rojo o algunos azules que gracias a mutaciones muy bien pueden confundirse.

Nota: Yo no estoy apoyando al candidato ganador de las primarias, tengo muchas razones para expresar reservas hacia este personaje, pero reconozco que sería un oxigenante para la sociedad zuliana y enemigo de ambas familias dominantes.

Dr. Francisco Mangano
Historiador
@frangano