Froilán Barrios: “Trabajadores no quieren más demagogia con aumentos de sueldos sino...

Froilán Barrios: “Trabajadores no quieren más demagogia con aumentos de sueldos sino cambio de gobierno”

COMPARTIR

Lo del gobierno de Nicolás Maduro raya en el abuso y la subestimación a la situación dramática que sufrimos los trabajadores, al pretender presentarse como el defensor del salario, cuando en realidad lo que ha sido es su sepulturero, al extremo que ha anunciado tres aumentos de salarios y de cesta ticket en 2016, que muy poco le permiten al trabajador adquirir los alimentos de la dieta diaria familiar.

Mientras no se frene la inflación y no se fortalezca el bolívar, todo aumento es un espejismo ante a miseria que hunde a todos en la miseria. Veamos, con el aumento anunciado ayer de 50% el salario alcanza el monto de 22.5000 y el de la cesta ticket a 8 unidades tributarias, llega al monto de 42.500 bs., alcanzando un monto en el ingreso de 65.000 bs., entre tanto la Cesta alimentaria sobrepasa los 300.000 bs. Y la Cesta Básica de bienes servicios ronda los 500.000 bs.

Lo que demuestra que la carrera la pierden los salarios ante la inflación, cuando esta se proyecta para este año cercana al 700% y los aumentos en ingresos al trabajador alcanzarían un 200%. Aun cuando los salarios no son los causantes determinantes de la inflación, estos no pueden competir jamás con una inflación generada por la baja oferta, escasez y desabastecimiento y la parasitaria economía de puertos, principal fuente de negociados de la boliburguesia gubernamental.

La hambruna general de la población es aprovechada por el gobierno para otorgar aumentos que asientan la flexibilización salarial, a partir del 1ro. De septiembre, de cada 3 bolívares que recibirá el trabajador 1 será salario, y 2 serán bonos. Nada que envidiarle a la política de bonificación adelantada por la gestión de Caldera II (1994-1998).

Los efectos colaterales de este aumento serán devastadores: Ya que el espacio donde más se emplean trabajadores es en las PYMES, donde labora el 70% de la mano de obra, que bajaran la Santamaría, ante anuncios improvisados y desajustados, orientados solo al capricho gubernamental de mantenerse a toda costa en el poder.

Por tanto el Movimiento Laborista rechaza la forma irresponsable y demagógica con la que el Presidente impone estos aumentos, sin ocuparse de los temas centrales: La falta de alimentos, de medicinas, el restablecimiento de los servicios públicos, la inseguridad ciudadana, la seguridad social. Correr la arruga y mantenerse en el poder es su único objetivo.

De allí que los aumentos otorgados en 2015 y 2016 no resuelven la terrible situación, que ha determinado que la población exija una salida constitucional a la crisis, como lo es el Referendo Revocatorio. Salir de este Gobierno por la vía constitucional es la exigencia de la mayoría de la población venezolana, ya que este presidente no da signo alguno de reconsiderar su nefasta política económica que hunde a todos los venezolanos

NO COMMENTS