Gervis Medina: Venezuela no se librará de una desgracia sin una intervención...

Gervis Medina: Venezuela no se librará de una desgracia sin una intervención militar

COMPARTIR

Ya de chamo, me había fijado que ningún periódico cuenta con fidelidad, ¿cómo suceden las cosas?, noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente.

En realidad, veo que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido, según las distintas líneas de los intereses económicos y del poder de una coalición dominante. Estas cosas me parecen aterradoras, porque me hacen creer que incluso la idea de verdad objetiva está desapareciendo.

A fin de cuentas, es muy probable que estas mentiras, o en cualquier caso otras equivalentes, pasen a la historia. ¿Cómo se escribirá la historia de la guerra civil venezolana? Sin embargo, es evidente que se escribirá una historia, la que sea, y cuando hayan muerto los que recuerden la guerra, se aceptará universalmente. Así que, a todos los efectos prácticos, la mentira se habrá convertido en verdad.

Releyendo 1984, una de las novelas de ciencia ficción distópica más inquietantes y atractivas del siglo pasado, sugiero que estamos comenzando a vivir lo que se ha conocido como “sociedad orwelliana”. El término orwelliano se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela.

Por lo que, existe mucho show y poca realidad, poco cambio en concreto en la situación de un país llamado “Venezuela”. La solución al problema no se puede producir, sin una intervención militar de alguna naturaleza interna o externa. Me parece increíble que sigamos pretendiendo que a “la coalición dominante” conformada por un Estado deletéreo y criminógeno, se crea, que pidiéndole que deje el poder lo va a dejar. Coincido con el análisis del colega chileno Abogado y Doctor en filosofía “Axel Kaiser”.

¡Creo que la oposición venezolana y la comunidad internacional! no están siendo lo suficientemente honestas en la dimensión del problema. En aceptar que estamos frente a una desgracia. Las desgracias se definen porqué todas las posibles salidas son malas, no habrá un óptimo de salida democrática pacífica. Por lo tanto, la salida al conflicto será dramática y llena de más sangre.

Ese Estado deletéreo y criminógeno, liderado por Maduro o un sucesor, durará unos 20 años o más. Si, sólo sí, la comunidad internacional no interviene de una forma efectiva, para ponerle coto y establecer el cambio necesario, para la salvación de lo que queda de sociedad. Es hora que hablemos como adultos de este tema, y que la comunidad internacional siga con su diplomacia pero que empiece a aceptar que estamos frente a una desgracia dantesca.

Y que esa desgracia, nos lleva a dos alternativas: “intervienen conjuntamente una coalición militar internacional con apoyo interno viable” o “bien dejar que el dictador siga ahí mucho tiempo más”. No hay otras alternativas.

Ahora esta desgracia, no se va a quedar en Venezuela, puede extenderse a la región. Esto ya impacta las economías con el éxodo de los venezolanos a más de 10 países del continente. Existe un plan genocida diseñado desde el gobierno, con asesoría externa con cientos de miles muriendo, reprimidos por el aparataje del Estado criminógeno y un gran número huyendo de la desgracia. También el tema de interés y seguridad nacional en la región por el desarrollo de grupos criminales o núcleos con terrorismo; narco tráfico y guerrilla colombiana lo peor del continente algo infeccioso para el resto de los países del Sur y los EEUU.

La comunidad internacional estará obligada a reconocer que las declaraciones de buenas intenciones no son suficientes. Algo que la mayoría de los venezolanos lo tienen clarísimo.

La era Chávez llegó al poder para quedare hasta la muerte. No se iba a ir vivo del poder instalando una dictadura y sucesores bien entrenados, y no nos olvidemos que prácticamente toda la Americana Latina, se entusiasmó con la supuesta gesta revolucionaria y muchos de los que hoy lo critican y condenan aplaudían a Chávez, eso es una vergüenza.

Haciéndose cómplices de lo que ha sucedido en Venezuela. Por haber avalado y legitimado desde un principio. Hoy quienes lo avalaron, tienen la oportunidad y la obligación moral de actuar y si no lo quieren hacer la historia los condenará.

Es absurda la pretensión que se está haciendo, no he visto un criminal que deje el poder porque se lo pidan. Termino con esta cita de “Axel Kaiser” ¡Los líderes políticos se destacan, no porque toman la decisión más fácil y les acomoda, sino porqué toman la decisión correcta y esta decisión es la más costosa!

Mientras, los venezolanos siguen muriendo de hambre, huyendo de la desgracia. Destruyéndose familias enteras porque ¡Venezuela! no se librará de la desgracia, sin una intervención militar.

@gervisdmedina|Escritor|gervisdmedina@hotmail.com

NO COMMENTS