Gilberto González: Maracaibo un caos vehicular

Gilberto González: Maracaibo un caos vehicular

COMPARTIR

 

 

En la capital del Zulia circulan 225.000 automóviles aproximadamente, las avenidas y calles de Maracaibo reina un caos vehicular por la falta de señalización, demarcación, semáforos, pavimentación de las vías y alumbrados públicos; la ausencia de todo eso es la principal causa de colisiones, arrollamientos y un sin fin de accidentes viales.

La semaforización de Maracaibo está en completo deterioro, un cincuenta por ciento de estos están dañados, otro treinta por ciento solo funciona una de sus tres luces o solo da señalización a una de la direcciones de afluencia vehicular y el resto aunque funcionan están pronto a inutilizarse por la falta de mantenimiento, ya que comienzan a tener alguna de sus luces quemadas.

El presidente de la Central Única de Transporte Erasmo Alián, informo que presento una queja a la Alcaldía de Maracaibo y a su instituto municipal de trasporte, sobre la falla de semáforos que generan congestionamiento del tráfico causando incomodidad a choferes y pasajeros para su desplazamiento por la ciudad. Las autoridades municipales solo dieron excusas de que los semáforos se han dañado por problemas eléctricos, los bajones y apagones han quemado los bombillos; robos de cableado y actos vandálicos también han sido el pretexto de la inoperancia de estos equipos controladores del tránsito.

En la circunvalación N° 3 ninguno de sus semáforos está en funcionamiento, intersecciones emblemáticas de la ciudad como el carro chocado donde el semáforo lleva tres años dañado o en la esquina del rectorado nuevo de LUZ con el mismo tiempo sin funcionar, la calle 77 conocida como avenida 5 de Julio con las intersecciones de las avenidas 18, 19 y 20 sus semáforos se encuentran apagados,los semáforos que se encuentran en ambos extremos del Palacio de Justicia en el centro de la ciudad tampoco funcionan; la esquina del Pingüino en el sector Santa Rosalia, avenida 12 con Universidad o avenida 16 Guajira esquina de la estación de servicio la Trinidad, también están fuera de funcionamiento.

Pero no solo los semáforos causan el caos vehicular que día a día se volvió cotidiano en la metrópolis marabina, la falta de señalización vial tanto horizontal como vertical han anarquizado el conducir un automóvil por las calles de la ciudad. La marcación de Pare, flechado y rayado peatonal, la delimitación de canales de flujo y contraflujo, al igual que montajes de materiales reflectivos (ojos de gato) en las vías, pintar los reductores de velocidad, seria parte de una buena señalización horizontal, que junto con señales verticales preventivas que advierten los peligros o características del camino y las reglamentarias que establecen las normas de la vía, guiarían al conductor a un mejor comportamiento y desplazamiento por avenidas, calles y autopistas de Maracaibo,

Es lamentable y vergonzoso, el mal estado en que se encuentran las vías de la ciudad capital del Zulia, siendo casi imposible encontrar algún camino en buenas condiciones, idóneo o seguro para el tránsito vehicular. La recuperación del pavimento es necesario para una fluidez vehicular en una ciudad tan congestionada como la marabina, los pocos bacheos o parches que se realizan a las vías no duran lo esperado y donde se hacen tapan las demarcaciones. Esta problemática se puede encontrar a lo largo de la circunvalación N°2, como en esquinas del Turf, el tránsito, desde Enelven Amparo pasando por los elevados Fernández Morany Ricardo Aguirre. También sería necesario recuperar avenidas como la 16 (Guajira), el corredor vial Monseñor Roberto Lückert (Haticos por abajo), La Limpia, La Padilla, el corredor de Amparo, La Libertador, Sabaneta, universidad entre otras. De la misma forma calles de los sectores Veritas, Belloso, Tierra Negra, Cañada Honda, San Miguel, San Rafael, Panamericano La victoria, La Lago, Pomona, Haticos por arriba, el casco central entre machas más.

La falta de iluminación pública es otro de los problemas que afecta la circulación vehicular en Maracaibo, Vías como Bella Vista que fue un icono de luz por su colorido encendido para la época de la feria y navidad, hoy se encuentra a oscuras, al igual que la mayoría de calles, autopistas y avenidas de Maracaibo. También Sectores como Primero de Mayo, Plaza las Banderas, elevados de Delicias o Ziruma así como otros lugares de la ciudad, la oscuridad los vuelve no confiables para transitar.

La Sociedad de Transporte y Vialidad (Sotravial) en rueda de prensa, comunico su preocupación por la falta de planes viales para la región. En la voz del ingeniero Cipriano Hernández recordaron que desde 1945 hasta los años 70 se implementó en el país el primer plan de vialidad convirtiéndose en el primero de Latinoamérica. “Se le dieron los nombres a las vías, a las que fueron las primeras troncales, ramales y distribuidores, se hizo el Puente sobre el Lago, se construyó la autopista N° 1 y la tenemos aun sin terminar”, también se preguntaron qué pasa con la avenida Universidad que se quedó en tapón la altura de la avenida La Limpia.

Esta sociedad de ingenieros, planteó construir un sistema de calles locales de categoría intermedia que sirva de desplazamiento de las rutas de transporte público, adecuada a las posibilidades de dichas rutas. Hablaron de una propuesta conceptual de enlazar el Polideportivo con la Vereda del Lago con una ciclovía por la avenida 5 de Julio para lo cual, 5 de Julio pasaría a tener un solo sentido oeste-este, cambiando el sentido la calle 76, esa es una propuesta que según ellos ha gustado a la Alcaldía, y al Metro de Maracaibo; incluso la Fundación de 5 de Julio la está promoviendo”. Manifestaron que es necesario crear también una cultura de tránsito a los ciudadanos para que todo funciones de la mejor manera.

La fiscalización policial al tránsito vehicular también se hace necesario para evitar el caos en Maracaibo, ya es común ver todo tipo de delitos de tránsito, pasarse una luz roja, devolverse en U en intersecciones no permitidas, transitar en dirección contraria a la dispuesta, estacionarse en zonas prohibidas o en doble fila, conducir a alta velocidad y otras sanciones o maracuchadas que ponen en peligro a otros conductores y transeúntes, que además muchas veces se cometen en presencia de autoridades policiales sin que estas actúen.

Se hace necesario la actuación de todas las instancias de gobierno para recuperar la calma en el desplazamiento vehicular, en una ciudad que por ahora no tiene doliente en cuanto a materia de tránsito.

 

Gilberto González Rangel

Comunicador Social