Grandes movimientos de #Desobedienciacivil como el #16J

Grandes movimientos de #Desobedienciacivil como el #16J

COMPARTIR

Ejemplos como el de la Revolución naranja en Ucrania son usado por la Agrupación Liderazgo Político, Estudiantil y Social de la Unimet para la encauzar la protesta venezolana. La consulta de este domingo lo consideran una forma de desobediencia y también un ejercicio democrático

Sita de Abreu, miembro de la dirección política de la Agrupación de Liderazgo Político, Estudiantil y Social de la Universidad Metropolitana, considera que la consulta es un mecanismo de desobediencia civil legítimo. “El gobierno democrático reside en el pueblo. Es por eso que es una forma efectiva de desobediencia civil, pero también de practicar la democracia que se ha ido menoscabando al no haber separación de poderes y al intentar tomarse el poder a la fuerza”, expresa.
Esta agrupación inició una campaña a través de las redes sociales para promover la consulta de hoy y ofrecer referencias históricas en las cuales los movimientos y sociedades civiles han logrado deslegitimar al gobierno y promover el cambio político. A su juicio, ayuda a que las personas se sientan esperanzadas.
Citan la experiencia de Ucrania en 2004 con la Revolución Naranja, después de un fraude electoral, el movimiento logró ir otra vez a elecciones y obtener la mayoría. La de Serbia en 1988 con la agrupación Otpor, quienes a través de la no violencia, lograron sacar del poder a Slobodan Milosevic. O el Otoño de las Naciones, en que República Checa, Polonia, Estonia, Lituania, Alemania Oriental, Hungría y Bulgaria, con la unión de diversos sectores sociales, disolvieron la Unión Soviética y pusieron fin a la Guerra Fría.
En Venezuela el 6 de julio nació el llamado Movimiento Libertador, una iniciativa de estudiantes, organizaciones no gubernamentales y gremios sociales que se unieron con el fin de defender e impulsar la consulta popular, así como también, continuar organizando las movilizaciones de calle. También se conformó el Comité de Rescate de la Democracia en los 355 municipios del país, los cuales fueron juramentados el 2 de julio en las comunidades para “detener el fraude constituyente”, defender la democracia y desobedecer lineamientos contrarios a los principios de independencia, libertad y justicia.

La India, La marcha de la sal (1930)
La primera acción pública relevante de Mahatma Gandhi fue la de convocar a los indios de Pretoria a un mitin. Comenzó con una caminata de 390 kilómetros para protestar contra el Imperio Británico, dado que Londres había instaurado un impuesto sobre la producción y la venta de sal en la India. Durante los 23 días de camino, Gandhi realizó multitudinarios eventos donde utilizaba esa situación como un ejemplo de la injusticia colonial. Miles de jóvenes se unieron a la protesta y ayudaron a defender los cambios de indumentaria y los derechos como súbditos ingleses de aprender y usar el inglés. El avance de este movimiento ayudó en la independencia de la India.

Suráfrica, La marcha de Soweto (1976)
Tras el Decreto Medio de Afrikáans de 1974 se impuso la enseñaza de la lengua afrikáans en las escuelas, cuando los habitantes sudafricanos negros preferían el inglés y lenguas originarias. En 1976 los estudiantes salieron a las calles junto con otros miembros de la sociedad civil en el barrio de Soweto. El gobierno respondió con dureza, asesinando a cientos de jóvenes. Este hecho significó el comienzo de la lucha organizada contra el Apartheid, aglutinada en torno al Congreso Nacional Africano de Nelson Mandela.

Polonia, La huelga de Walesa (1980)
Una huelga de más de 17.000 trabajadores en los astilleros de Gdansk forzó al gobierno comunista de Polonia a legalizar “Solidarnosc”, el primer sindicato independiente. Pocos meses después, la organización contaba con más de 10 millones de miembros, que impulsarían las primeras elecciones polacas. Lech Walesa, electricista en los astilleros de Gdansk y uno de los fundadores del sindicato, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 1983 y fue presidente de Polonia entre 1990 y 1995.

Liberia, Mujeres por la paz (2003)
Lo que comenzó con reuniones para rezar por la paz se convirtió en una serie de protestas de mujeres tanto cristianas como musulmanas unidas, vestidas de blanco y cansadas de una guerra que se había cobrado más de 50.000 vidas al intentar defender sus derechos. Fue un movimiento social que lideró la ganadora del Premio Nobel de la Paz, Leymah Gbowee. Se llamó Acción Masiva por la Paz de las Mujeres de Liberia y marchaban por las calles de Monrovia. Lograron forzar un acuerdo de paz entre el gobierno y las dos fuerzas rebeldes y concretar elecciones democráticas.

Ucrania, La revolución naranja (2004)
La serie de protestas comenzaron en Kiev en reclamo al fraude en las elecciones presidenciales, cuando el ente electoral resolvió dar como ganador a Víktor Yanukóvich. La oposición y el movimiento civil de resistencia realizaron reclamos de fraude, corrupción e intimidación a los votantes. Llamaron a huelga general y presionaron para la realización de nuevos comicios, en los que Víktor Yúshchenko se impuso por encima del Primer Ministro Víktor Yanukóvich. La Corte Suprema de Ucrania decretó que una nueva votación debía llevarse a cabo debido al amplio fraude electoral que tuvo lugar en favor de Víktor Yanukóvich en la votación original. Yúschenko ganó en la segunda votación con 55% del voto contra un 44%. Las protestas públicas que se realizaron a raíz del fraude electoral jugaron un rol muy importante en la elección presidencial y llevaron a la Revolución Naranja en Ucrania.

Carmen Victoria Inojosa – El Nacional

NO COMMENTS