Horacio Medina: Más sobre el suministro de crudo a los Estados Unidos.

Horacio Medina: Más sobre el suministro de crudo a los Estados Unidos.

COMPARTIR

 

Ayer compartimos con ustedes un gráfico con el suministro de crudo desde Venezuela a Estados Unidos que habla por sí solo. Sin embargo, acotábamos que además del marcado descenso que contraviene cualquier análisis económico, habría que agregarle que desde Venezuela se están importando unos 80 mil barriles diarios de crudo liviano desde los Estados Unidos (el informe indica que 80 mil correspondió a 2015 y 60 mil al 1S2016). Hoy leemos, en la página de Petroguía, el informe de comercio exterior elaborado por la Cámara Venezolana Americana de Comercio e Industria (Venamcham), con datos del Census Bureau de Estados Unidos que indica que los ingresos por exportación petrolera de Venezuela hacia la nación norteamericana Estados Unidos fueron de 4.335 millones de dólares durante el primer semestre de 2016. Este monto representa 94,6% del total de ingresos percibidos por las ventas en territorio estadounidense entre enero y junio de 2016; e indican una caída de 45,2% con respecto al monto registrado durante los mismos meses de 2015. Esta disminución ocurre no sólo por una caída en el precio del petróleo venezolano de 37,3% en el primer semestre, cuando se cotizó a un promedio de 31,1 dólares por barril, sino también por una disminución del volumen de crudo que Petróleos de Venezuela colocó en esa nación por el orden de 779.000 barriles diarios (nuestro grafico indicaba como estimado del 1erS2016, 790 mil barriles diarios).

En lo que respecta a los egresos por importaciones petroleras desde Estados Unidos durante la primera mitad del año, se registra un saldo de 693 millones de dólares, una cantidad que está 44,3% más abajo que en 2015 básicamente también por una disminución en el precio del crudo y una reducción de 26,6% en el volumen de petróleo importado.

Al respecto, la Agencia de Información de Energía de Estados Unidos indica que el promedio despachado durante el primer semestre desde esa nación hacia Venezuela fue de 62.800 barriles diarios, y en el mismo período los suministros fueron de 85.600 barriles por día. Todo este verdadero desastre que esconde oscuros negocios y hechos de corrupción, nunca ha sido explicado. Sencillamente porque no es posible explicar que enviar crudo a China, India o cualquier lejano destino, sea más rentable y seguro que enviarlo a la costa del Golfo de los Estados Unidos, salvo algunos cargamentos que de manera puntual y en determinado momentos así pueda ocurrir. ¿Se podrá cuantificar cuantos miles de millones de dólares se han perdido por la demencial decisión tomada hace ya casi una década?

Los no convencionales, listos para aumentar producción.

Según han declarado muy recientemente, empresas como Devon Energy, Pioneer Natural Resources y otros productores de petróleo y gas de lutitas (no convencional) de EE.UU., se preparan para volver a invertir en nuevos pozos en esas formaciones en momentos en que el barril de crudo se acerca a US$50. La decisión genera nerviosismo entre inversionistas, temerosos de que en el mercado haya poco margen para absorber el nuevo crudo que surgiría de la reanudación de la actividad en los estados de Texas y Oklahoma. Otras empresas como RSP Permian y Newfield Exploration también están entre las empresas que reforzaron sus presupuestos operativos. Más de 70 taladros parados tras la caída de los precios del crudo y también del gas, han sido reactivados en los últimos meses, según datos de Baker Hughes. Listos para aumentar la producción a corto plazo.

NO COMMENTS