Informe ONU: Maduro ha cometido crímenes contra humanidad

Informe ONU: Maduro ha cometido crímenes contra humanidad

COMPARTIR

 La ONU acusó este miércoles al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro de crímenes de lesa humanidad, destacando casos espantosos de tortura y asesinatos presuntamente perpetrados por fuerzas de seguridad que utilizaron técnicas como descargas eléctricas, mutilación genital y asfixia.

El mordaz y profundo informe —encargado el año pasado por el Consejo de Derechos Humanos— dice que los responsables de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y otros crímenes deben rendir cuentas para así brindar justicia a las miles de víctimas y garantizar que dichos crímenes no vuelvan a ocurrir.

Es probable que el informe incremente la presión sobre el gobierno de Maduro, que encabeza un país en ruinas con una inflación galopante, violenta represión y un éxodo de millones de venezolanos que han huido a países vecinos para escapar de la agitación desde que asumió el poder en 2013.

Los expertos dicen que revisaron casi 3.000 y examinaron más de 5.000 asesinatos, y que concluyeron que Maduro y sus ministros de Defensa e Interior tenían conocimiento de los crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad y las agencias de inteligencia de Venezuela.

Además, alegan que las autoridades de alto nivel tenían poder y supervisión sobre las fuerzas y agencias, lo que hace responsables a los altos funcionarios.

El canciller venezolano Jorge Arreaza calificó el documento elaborado por la misión de la ONU como un informe plagado de “falsedades”, y afirmó que el estudio fue elaborado a distancia y “sin rigor metodológico alguno por una misión fantasma dirigida contra Venezuela y controlada por gobiernos subordinados a Washington”.

Arreaza expresó en su cuenta de Twitter que el informe “ilustra la práctica perversa de hacer política con los DDHH y no política de DDHH”.

El canciller recordó que, en diciembre del año pasado, el gobierno venezolano anunció que no reconocía “ningún mecanismo politizado e inquisidor, creado con fines ideológicos por países con pésimos récords en DDHH, para agredir a Venezuela y tratar de dañar la relación con la Oficina de la Alta Comisionada”.

Los críticos ya han acusado al gobierno de Maduro de crímenes contra la humanidad. Pero el informe de 411 páginas representa una de las miradas más extensas a los abusos recientes a los derechos humanos en Venezuela, basándose en entrevistas con víctimas, familiares, testigos, policías, funcionarios y jueces, además de videos, imágenes satelitales y contenido de redes sociales. Los autores dijeron que no recibieron respuestas del gobierno.

Jamey Keaten / AP

NO COMMENTS