Jesús Castillo Molleda: Rescatar a Venezuela

Jesús Castillo Molleda: Rescatar a Venezuela

COMPARTIR

Sobre este tema se ha debatido continuamente, unos afirman que mientras el actual gobierno se encuentre en el poder es imposible rescatar al país, mientras que otros son más optimistas y afirman que no hay que esperar que cambie el gobierno para lograr rescatar al país. Sin ninguna duda, si todos se concentraran en activarel aparato productivo la realidad del país cambiaría rápidamente. Sin embargo, para lograr que Venezuela inicie una etapa de recuperación real el gobierno necesariamente debe direccionar un plan económico agresivo que permita frenar la acelerada inflación y rescatar la confianza de los inversionistas locales e internacionales.  Otro aspecto a considerar es que hay que alejarse de los “Desanimadores” de oficio, aquellos que se las mantienen hablando todo el día que ya en Venezuela no hay nada que hacer, que se la mantienen pasando cadenas en las diferentes redes sociales con aspectos negativos, por lo que quien no esté animado difícilmente podrá alcanzar el éxito.

En las calles de Venezuela se suele escuchar que la situación económica es inaguantable, que la mejor decisión que se debe tomar es abandonar el país, que en Venezuela solo podrán vivir los ricos porque los pobres cada día son más y la están pasando muy mal. Sin embargo, la crisis ha logrado activar la mente de muchos venezolanos quienes decidieron vencerla y ponerse a trabajar los siete días de la semana y así darle un susto a la pobreza. Para lograrlo estos venezolanos se pusieron a hacer varias actividades, la primera es entender que hay una crisis, la segunda es buscar ayuda y orientación para invertir en un emprendimiento que tenga éxito, lo tercero es que una vez logrado el emprendimiento el compromiso es mayor y por tal razón se debe surfear en el mercado inestable para lograr estabilidad y vencer el pesimismo.

Venezuela es víctima de sus pésimos gobernantes y de sus pasivos ciudadanos quienes permitieron que en el país se sienta un ambiente inestable de penumbras reflejado en los altos precios de los alimentos, medicamentos, repuestos, reparaciones. El solo hecho de seguir en Venezuela es un acto de coraje y valentía, llegó el momento de dejar de escuchar a la clase política que gobierna y a la clase política opositora, que solo se concentran en señalar en que hay una crisis cuando se deberían abocar a proponer soluciones efectivas a la actual situación.

Los venezolanos que quieran avanzar necesariamente deben conectarse con la innovación y el emprendimiento, deben proyectarse a ser parte de la solución, deben sacarle provecho a todas las herramientas tecnológicas para promover lo que hacen y construir alianzas sólidas que les permitan crecer y mantenerse en el tiempo. El emprendimiento debe ser continuo y dinámico no puede ser emocional debe ser racional. En economías inestables como la venezolana todos los días cierran puertas establecimientos, comercios, locales comerciales, empresas pero también abren otros y muchos se preguntan cómo se puede abrir un restaurante, una cafetería, una librería, un hotel, un taller, una venta de vehículos, una agencia de viajes, una venta de agua potable, una fábrica en tiempos de recesión y la respuesta es sencilla, la dinámica del mercado te obliga a ver el problema desde otra perspectiva y convertir la crisis en oportunidad. Como lo dijo Anastasia Ortega “Las crisis solo vencen a los débiles y cobardes”.

artí[email protected]                                      @castillomolleda

S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor)