Jesús Castillo: Políticos tóxicos

Jesús Castillo: Políticos tóxicos

COMPARTIR

En Venezuela, la dirigencia política oficialista y opositora se encuentra en una fase terminal ante la credibilidad de sus seguidores. Las elecciones del pasado 20 de mayo de 2018 evidenciaron que los ciudadanos se fatigaron de las falsas promesas tanto de los que gobiernan como de quienes se lo oponen. La dramática situación económica del país obliga a darle un viraje a la política económica que tiene acorralado al 90% de los ciudadanos que habitan en Venezuela.

Los niveles de confrontación política deben ceder espacios a la concentración de esfuerzos para mejorar la gestión pública nacional, regional y local. Al gobierno se le acabaron las excusas, de 335 alcaldes tiene 308, de 23 gobernadores, tiene 19, de 231 diputados a los Consejos Legislativos tiene 231, cuentan con el apoyo de la Asamblea Nacional Constituyente, Defensoría del Pueblo, Fiscalía General, Poder Judicial, Contraloría, Procuraduría, Poder Electoral, Alto mando de las Fuerzas Armadas, 44 Ministerios, 116 Vice – Ministerios, de seguir haciéndolo mal ya no tienen a quien echarle la culpa, a partir de este momento serán ellos los responsables del fracaso o del éxito de la gestión de gobierno.

La oposición política igualmente debe hacer cambios urgentes en su manera de hacer política, su capital de credibilidad se encuentra fracturado por tantos errores seguidos desde el 5 de enero de 2016 no pegan una, las promesas de sacar al gobierno en 6 meses, referéndum, marchas, plebiscito, aplicación del artículo 350 de la constitución, paro nacional, ante juicio de mérito al presidente por parte del Tribunal Supremo en el exilio con la Asamblea Nacional y el más reciente de haber estimulado la abstención en las elecciones del 20 de mayo de 2018 como un mecanismo de desconocimiento a la figura presidencial; y al ver al Nuncio Apostólico Aldo Jordano, el senador estadunidense del Partido Republicano Bon Corker (del mismo partido del Senador Marcos Rubio y del presidente Trump) y al presidente de la Corporación Andina de Fomento Luis Carranza reunidos con el Presidente Maduro en el Palacio de Miraflores (reconociéndolo como presidente en funciones), aclara que la diplomacia prevalece en los intereses de las naciones.

El 14 de junio de 2018 se inicia el mundial de futbol que mantendrá entretenido a los países que participan y a la fanaticada del futbol mundial lo que seguro bajará el ritmo de la política nacional y eso es muy malo para la oposición política que necesita volver a reunificar todas las fuerzas del G4, Grupo de los 16, Pro ciudadanos, Copei, Mas, Partido Progresista y a la vocería consular que en estos momentos no tienen fuerzas para enfrentar al gobierno cara a cara.

Todo indica que el ritmo de la política nacional estará por un tiempo del lado de los aliados del gobierno, Madurismo versus Chavismo con la participación de las Fuerzas Armadas y la reforma constitucional que pueda ejecutar la A.N.C. que permita mayor gobernabilidad y control al gobierno del presidente Maduro.

Mientras tanto, muchos venezolanos siguen optando a la opción de buscar oportunidades fuera del país como un mecanismo de subsistencia para ellos y para los familiares que se quedan en el país. Los próximos 60 días aclararan el rumbo del país a corto plazo, si el gobierno sigue haciendo lo mismo los resultados seguirán siendo negativos, si se toman correctivos el gobierno podría recuperar popularidad y minimizar a sus adversarios internos y externos. Quienes quieran explorar la política de la eficiencia y soluciones de seguro conseguirán crecer rápidamente. Como lo dijo Patricia Rojas “Cuando un mal gobierno inicia una etapa de rectificación que consigue buenos resultados en poco tiempo la población olvidará lo malo que fueron”.

[email protected] @castillomolleda
S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor)

NO COMMENTS