Jesús Castillo: Vale la pena intentarlo

Jesús Castillo: Vale la pena intentarlo

COMPARTIR

Quienes habitan en Venezuela se encuentran debatiendo sobre el alto costo de la vida y si deben asistir o no a votar en las elecciones del próximo domingo 20 de mayo 2018, ambos sectores tiene sus argumentos quienes promueven la abstención afirman: 1. Esta elección es un fraude; 2. En Venezuela se vota pero no se elige; 3. El C.N.E. tiene listos los resultados a favor del candidato del gobierno; 4. Votar es legitimar a Maduro; 5. Después del 20 de mayo del 2018, el mundo entero no reconocerá al que gane en la elección; 6. Se agudizaran las sanciones internacionales y obligaran a Maduro a renunciar; 7. No se identifican con ningún candidato; 8. Ya en Venezuela no hay nada que hacer. Y quienes promueven el voto argumentan: 1. El gobierno tiene el 70% de rechazo; 2. La crisis económica es insostenible; 3. Cada vez que se va a una elección en UNIDAD se obtienen triunfos sorprendentes; 4. El gobierno se empeña en seguir haciendo todo mal; 5. En Venezuela cada día cuesta más sobrevivir; 6. ¿Quién podría soportar 6 años más con las mismas políticas económicas?; 7. Si el actual gobierno no resolvió los problemas que les hace pensar que al ser reelectos los resolverá; 8. No votar es darse por vencido. Mientras cada sector defiende su postura también existe un grupo que se identifican como los indecisos y escuchan ambos argumentos para tomar la decisión de votar o no. Pase lo que pase el 20 de mayo, los días siguientes serán agudos, complejos, confusos y sobre todo en espera del cumplimiento de las promesas realizadas por ambos grupos.

Si en esta semana las elecciones son suspendidas por un evento sorpresa, el escenario político del país da un giro, si se realizan las elecciones y el presidente Maduro es reelecto como pareciera ser el escenario más probable, no por ser el más popular sino porque sus oponentes se lo facilitaron,  y en Caracas permanecen (en los días posteriores al ser proclamado) los embajadores de los países que afirmaron desconocerlo es una señal negativa para quienes promovieron la abstención, pero si llega a ocurrir todo lo contrario y se desata una estampida de cónsules, embajadores y jefes de negocios de los países de la Comunidad Europea, el grupo de Lima, O.E.A, se incrementan las sanciones, se ejecuta un embargo petrolero en cadena y sanciones al gobierno los promotores de la abstención ganarían credibilidad. Pero, en cambio, si la propuesta de Henri Falcón resultara vencedora y fuera proclamado por el C.N.E, obligaría a la comunidad internacional a cambiar su estrategia y apoyar a Falcón, al igual que quienes desde los partidos políticos promovieron la no participación electoral.

Venezuela se merece ser bien gobernada que se incentive a los sectores productivos y se frene la inflación, el éxodo de venezolanos se acelera con indicadores alarmantes comparados con países en donde sus ciudadanos huyen por encontrarse en guerra y conflictos armados.  El país necesita una reconciliación sin importar ideologías políticas, posturas y pensamientos, ya no se trata de defender una postura, se trata de que si no se resuelve la crisis económica todos serán arrasados por un tsunami de miseria y atraso inimaginable. Vale la pena intentar darle una mano a Venezuela, vale la pena sacrificar posiciones antagónicas que no resuelven nada, vale la pena rectificar, vale la pena rescatar a Venezuela.  Como lo dijo Rob Aguilar “Los países en conflicto solo dejan de estarlo cuando unas de las partes sede y al resolver el conflicto quien cedió será el ganador”

[email protected]                   @castillomolleda

S.H. Jesús Castillo Molleda (Politólogo, Profesor, Emprendedor, Locutor).