Jesús Salom: Reingeniería en tiempos de crisis

Jesús Salom: Reingeniería en tiempos de crisis

COMPARTIR

Afrontar  la realidad venezolana implica cambiar el modelo mental e instrumental tradicional, basado en los principios democráticos, valores familiares y sobre todo en la visión de país en el que se levantaron las últimas generaciones. Tamaño compromiso no es fácil de asumir, implica modificar  formas de pensar, abordar realidades y sobre todo actuar.

Ese complejo proceso involucra de forma multi y trans disciplinaria a toda la sociedad porque en sus fundamentos lo que se está gestando es una nueva forma de relacionar a todas las partes que la componen. Las universidades como entes pensantes, generadores de conocimiento, formadores de capital humano y liderar la sociedad,  están en la obligación de asumir una empresa de esta magnitud, y a su vez, hacia su interior, deberán cambiar su funcionamiento académico para prepararse y estar a  la altura de los nuevos compromisos.

Sin duda, la fuga de capital humano (docentes, investigadores, estudiantes y personal  administrativo) afecta su funcionamiento, las posibilidades de transformarse internamente y liderar, en el caso de la Universidad del Zulia, los cambios en la región, y más allá de sus fronteras, y apoyar el trabajo que realicen sus homólogas y el resto de la sociedad civil.

Ahora cuando se reinician las actividades académicas y las variables económicas, políticas y sociales, no son nada favorables, la gerencia universitaria y la sociedad civil deben interpretar las nuevas condiciones nacionales y mundiales, para construir propuestas acordes con las expectativas de los jóvenes y del resto de la sociedad, a objeto de crear un país garante  de su futuro y revertir la nefasta situación actual,  estructurando las nuevas bases  del modelo  que supere el  rentismo petrolero y encamine a Venezuela  hacia un bienestar basado en el trabajo, la creatividad, la educación, la institucionalidad y el respeto a la ley.

 

NO COMMENTS