José Lombardi: Briosa presencia cívica

José Lombardi: Briosa presencia cívica

COMPARTIR

 

Este próximo domingo 20 de mayo los venezolanos volvemos a ponernos a prueba, un llamado a un proceso electoral presidencial que si bien esta contemplado en la Constitución Nacional su fecha precipitada no coincide con la voluntad de todos los actores de la sociedad, sin embargo las cartas están echadas y los dos sectores políticos mas importantes o por lo menos quienes han dominado la escena política en los últimos 20 años están divididos, en un lado tenemos el sector opositor quienes siempre aglutinados en la MUD en esta oportunidad decidieron dividirse entre promotores de la participación electoral versus abstencionistas, mientras que en el lado oficialista la línea divisoria es entre chavistas y maduristas, ahora bien, en un país normal esta situación es aceptable y comprensible, pero en un país en donde la gente se está muriendo de hambre con una hiperinflación que va mas rápido que las agujas del reloj y en donde casi el 60% de la población desea emigrar, sin contar los casi 4 millones que se han ido es una verdadera locura, algunos hablan de un pueblo poseído, en donde brujos y santeros hacen su trabajo todo los días, en lo personal soy incrédulo en el tema pero últimamente ante tanta irracionalidad he empezado a buscar información al respecto, por cierto hay un libro interesante intitulado “los brujos de Chávez” que nos puede brindar una noción mas clara de esto que les estoy comentando.

Que pasaría si ante un escenario como el que describo en el párrafo anterior, los venezolanos decidieran rebelarse del yugo de las decisiones de sus elites, cansados de un Gobierno corrupto e ineficaz y una oposición errática e incoherente y decidieran salir a votar inspirados únicamente por su deseo de Libertad y Paz, ¿acaso no sería maravilloso?

No se trata de votar por Henry Falcon, se trata de la hermosa oportunidad de participar por primera vez sin la coacción de una línea partidista o mediática, por primera vez a mi modo de ver y quizás luzca paradójico estamos en presencia de una elección libre, sin ataduras porque quienes en los últimos años han dirigido el accionar político de las masas no merecen seguir dirigiéndolas, hagan lo que hagan, fraude, coacción, amenazas o chantaje político, no podrán contra un pueblo deseoso de una vida normal y en Paz.

Que sea el expresidente Luis Herrera Campins cuando en el año 1957, en plena dictadura de Pérez Jiménez y escasos meses del plebiscito fraudulento convocado por la dictadura le hablo al país y les dijo: “salir a votar es un acto de briosa presencia cívica en el momento de buscar nuevos rumbos para el país” después de esto la historia se ha encargado de recordarnos que el junto a otros líderes del momento como fueron Jovito Villalba, Rómulo Betancourt y Rafael Caldera tenían razón, votar en tiempos de dictadura como símbolo de “briosa presencia cívica” es una buena y sabia decisión, ante la duda de legitimar una elección fraudulenta, la respuesta es que tenemos 20 años haciéndolo, no se trata de participar y ganar, se trata de saber reclamar un triunfo o denunciar un fraude, esta es la importancia y justificación de participar en las elecciones, sin evidencias no hay delito, caminos distintos a los contemplados en la ley son fantasiosas aventuras que en caso de tener éxito tienen los días contados, tal como ocurrió en el 2002.

Jose Lombardi

@lombardijose

NO COMMENTS