José Pons: Venezuela un gueto del siglo XXI

José Pons: Venezuela un gueto del siglo XXI

COMPARTIR

Su definición original, muy determinada por un gobierno tiránico se señalaba como zona o barrio habitado por personas que tienen un mismo origen o condición, y viven aisladas y marginadas por motivos políticos, raciales o culturales. Hoy en ese marco la patria se ha convertido en un espacio que nos mantienen separados de los más básicos derechos humanos, legales y constitucionales y donde impera un manejo del Estado corrupto e intolerante convirtiéndose en el más cruel de la historia de nuestra Nación.

El “Borghetto” venezolano, manejado de forma magistral a través de la asesoría del país invasor, sus técnicos y “nuestros” lacayos operan con suma vivacidad a través de los instrumentos cónsonos a la crueldad de los Castros de Cuba. Sin  el más mínimo pudor y misericordia han logrado sistemáticamente el control del Estado, vital en esta etapa de destrucción y sumisión social. El carnet de la patria, instrumento admirable concibe la existencia a nivel individual, mientras la destrucción social inexorablemente cumple con sus objetivos.

Las misiones, poco a poco  al olvido permiten de forma mediática crear unas pinceladas de vida feliz, mientras que las estadísticas de muerte sean de cualquier naturaleza aumentan progresivamente desde hace 21 años. Cuantos venezolanos víctimas de este monstruoso plan se han quedado en el camino de la vida, sea por falta de medicamentos, violencia urbana, asesinatos por los CSC., persecución mortal a nivel político y pare de contar en esta materia. Por lo demás, Hospitales incluyendo los CDI, destartalados y sin medicamentos. La falta de alimentos da como producto generaciones desnutridas, sin mencionar las muertes por el “hambre pareja” que lleva la sociedad.

Es así, que el lineamiento general de la Revolución es acabar y  dominar a la Venezuela libre y de los venezolanos. Pensamos que esta situación en el país, se logra comparar con la Peste Negra de 1348, la más devastadora de la historia de la humanidad, también conocida como muerte negra o peste bubónica. Con más de 85 millones de fallecimientos, se logró calificar como la pandemia del siglo XIV.Tal referencia nos lleva a afirmar sin duda alguna que esta revolución Chavista logra enmarcarse y calificarse como la “Pandemia política del siglo XXI”, de nuestra vida republicana.

El modelamiento social en base a la represión, logra impactarse desde los caídos de 2014 y finalizando con el secuestro hoy, del diputado Juan Requensens, con las más dantescas imágenes suministradas de forma “clandestina” por lo menos eso nos hacen creer, para atemorizar y provocar el miedo a los ciudadanos. (He allí la importancia de los grupos de resistencia en sus manejos y formas de actuar) Estas actuaciones gubernamentales, ningunas por casualidad, dirigidas con gran inteligencia, experiencia y crueldad. Es así, que el reto está planteado, para la ciudadanía, los partidos y las acciones internacionales de intervención, que por cierto ya no tienen escusa de hacerse sentir.

Dr. José Pons B/@joseponsb/ “Solo hay una manera de poner término al mal, y es devolver bien por mal”

NO COMMENTS