Kaled Yorde: Domingo de Deber-Ser

Kaled Yorde: Domingo de Deber-Ser

COMPARTIR

El domingo 15 de Octubre es cita con el destino, un paso más en la larga lucha por
conquistar la nueva independencia de nuestra querida Venezuela. Se trata de un
deber-ser de obligatorio cumplimiento de todo aquel que se precie de ser solidario con
el futuro de nuestros hijos y nietos, con los venezolanos de los próximos años y siglos.
En esta lucha por la nueva independencia del país, los contendientes son: Por un lado,
la barbarie, lo vulgar, el saqueo, la corruptela de quienes han cedido la soberanía
venezolana a los hermanos Castro, convirtiéndonos en colonia; y por el otro, la
sociedad civil decente, democrática, amante de las libertades del ser humano y de los
valores y virtudes ciudadanas.

¿Qué nos ha traído la barbarie y el primitivismo de esta Revolución supuestamente
Bolivariana? Veamos: Según Alex Valenilla en su última entrega por la revista Z, un
pernicioso legado sembrado por Chávez y profundizado por Maduro. Valenilla lo dice
así: “La conflictividad y enfrentamiento político con variados escenarios de violencia en
las calles y olas de protestas ha profundizado la incertidumbre económica, disparando
la inflación cerca de 1.000%, con un dólar sobre los 25 mil bolívares. Esto obligó al
ejecutivo a devaluar la moneda nacional, recortar las “misiones sociales”, creando una
depresión económica sin precedentes que ha afectado severamente a la población.
Como consecuencia directa, la población ha caído en una situación de hambre con
desnutrición del 70% de la población infantil, muerte por mengua en los hospitales
públicos por falta de medicamentos, insumos, equipos y fuga de personal
especializado, así como el colapso de los servicios públicos, sectores económicos
productivos primarios, secundarios y terciarios.

Los salarios no alcanzan para cubrir la cesta básica que ronda los 3 millones de
bolívares, mientras el sueldo mínimo no alcanza ni para cubrir el 10% de la misma.
Desde que llegó al poder, Maduro no ha dejado de sostener el envío de recursos a
Cuba, que le generan un gasto a Venezuela de al menos 7 mil millones de dólares al
año, por la vía de Petrocaribe y el convenio con los médicos cubanos. Maduro está
liquidando el patrimonio de los venezolanos, el oro de la reserva y endeuda a Citgo
comprometida en 100% en prestamos casi imposibles de pagar; ha entregado pozos
petroleros y campos a Rusos, Chinos e Indúes, a cambio de financiamientos con alto
costo, llevando a Venezuela al borde de la bancarrota”.

Y lo peor de toda esta tragedia es que el dinero que el régimen recibió hipotecando
económicamente al país, se lo han robado inmisericordemente, regalado a Cuba y a
otros países de similar ideología y gastado en propaganda de la revolución.
Solo con lo que se le regala a Cuba habría dinero suficiente para alimentar a los
venezolanos de a pie, y llenar las droguerías, farmacias y hospitales públicos de
medicamentos.

¿Queda aun algo peor que eso? Si, desde luego, una buena porción de venezolanos
hambrientos rebuscan en la basura algo para comer. También, en vez de al menos ser
sinceros y reconocer sus fechorías y caradurísmo, le echan la culpa al Imperio
Norteamericano y a la Oligarquía criolla, olvidándose que la gente más rica del país hoy
en día, la verdadera Oligarquía, son los bolíburgueses chavistas.

Esa es la razón ética, moral y política por la cual ustedes, amigos lectores, deben este
domingo 15 de octubre vencer toda apatía, desesperanza y frustración, votando con
entusiasmo y coraje por los Gobernadores de la oposición. De Ustedes depende
debilitar o fortalecer el régimen dictatorial de Maduro y sus cómplices. Llegó la hora
semi-final de esta gloriosa batalla para sacar del poder a los traidores que en mala hora
llegaron a esclavizar al pueblo venezolano, convirtiéndolo en súbditos de los castrocomunistas cubanos.

Kaled Yorde