La centrífuga de lavado chavista que destruyó las finanzas de un país

La centrífuga de lavado chavista que destruyó las finanzas de un país

COMPARTIR

 

El socialismo de Chávez siempre fue una fachada. Después del golpe del 11 de abril cuando se percató que estuvo a punto de ser desalojado del poder sin utilizarlo a fondo, decidió vender como producto principal el paquete socialista comunal mientras realizaba alianzas importantes a través del capitalismo más salvaje de todos con asesoría del “comunista” más parecido al Tío Sam: Fidel Castro.

Envió mensajes de tranquilidad al país productivo temeroso del nuevo control de cambio que impuso al país para mantener control absoluto de las divisas, pero en esos primeros años abrió el grifo de los mercados de valores, la apertura de negocios para los inversionistas, y creo las condiciones para hacer capitales asociados al chavismo con amparo de figuras muy corruptas de su gabinete, como el ministro de finanzas de entonces, Tobías Nóbrega.  A pesar de su credo el chavismo de Chávez siempre fue un gobierno de derechas que gustaba del monopolio y de apoderarse de las riquezas de sus socios a quienes hacía pagar con cárcel sin más argumento que haber sido un tonto capitalista útil.

En el 2009 Chávez inició la persecución y dio un viraje a su política de alianzas con los banqueros. “A veces uno nombra a alguien al frente de un Banco del Estado y resulta que esa persona termina haciendo con los recursos, que no son de él, lo que le parece a la directiva que él nombra”, dijo Chávez en el Aló Presidente número 344 transmitido el 29 de  noviembre del 2009, refiriéndose al caso de Banfoandes, cuya situación definió como “irregularidad administrativa” y para lo que pidió combatirla incluso a la Fiscal Luisa Ortega Díaz,“con todas las armas posibles”.

Resultado de imagen para lavado chavista andrade

Andrade le saca un ojo a las finanzas venezolanas

 

La premisa de Chávez era devolverse intempestivamente después del camino de  negocios irregulares recorridos, cuando los funcionarios de su entorno ya se habían apoderado de “los dineros del pueblo”.

Sus acusaciones eran contra su edecán de confianza el teniente Alejandro Andrade, quien para el momento fungía como Tesorero Nacional y presidente del Banco de Desarrollo Económico y Social (Bandes) y de Banfoandes, cuyo miembro de la junta directiva, Marría de  los Ángeles González, se declaró culpable de recibir sobornos de corredores bursátiles de los EEUU. La investigación ordenada por “el inmaculado” fueron contra Alejandro Hernández, pero este ni se presentó ni hubo persecución ni mano dura contra el militar asistente de Chávez devenido en banquero de la patria. Sin mayores explicaciones se libró de ambos cargos bancarios en el 2010 y 2013.

La jugada real vendría después de este regaño público y abierto. En Gaceta Oficial número 39.329 del 16 de diciembre de 2009 se autorizó la creación del Banco Bicentenario mediante fusión de Banfoandes y las entidades privadas Confederado, Bolívar  y Central, seguida luego por Banorte en 2010, previa extinción de sus personalidades jurídicas.

Para el momento de las primeras intervenciones Banfoandes era el mayor colocador de bonos de la deuda pública. Tenía además 4,4 millardos de bolívares colocados en la banca privada así como 754,3 millones de bolívares en la banca intervenida por el gobierno a sabiendas de la situación financiera.

Resultado de imagen para aviones chavismo boliburguesía

Chávez  permitió que los dineros del Estado engordaran los depósitos de lozs pequeños bancos privados. Entre Chávez y Andrade existían viejos vínculos desde la Academia militar y participaron en el golpe de Estado de 1992. Entre su anecdotario cuentan la vez que Chávez le sacó un ojo en un juego de “fichitas”, una especie de beisbol con tapas de refrescos como pelota, por lo que siempre se sintió responsable del teniente Andrade

Una vez que Chávez llega al poder Andrade se desempeña en diferentes cargos como subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente, presidente del Fondo Único Social, llegó a lo más alto del Bandes y Banfoandes y posteriormente a la Tesorería Nacional

Andrade es el responsable y cabeza visible cercana al presidente Chávez que participó en el reventón de la crisis financiera denunciado por la Comisión Nacional de Valores de EEUU en la llamada “minicrisis” del 2009, un esquema de sobornos de los corredores de valores de la casa de bolsa Direct Acces Partners, ubicada en Nueva York, que terminó involucrando a María de los Ángeles González. Ernesto Lujan y Tomás Bethancourt se declararon culpables de conspirar para sobornar a la gerente ejecutiva de finanzas del Bandes. Documentos judiciales revelaron que desde el 2009 hasta el 2012, la empresa neyorkina DAT generó 60 millones de dólares en operaciones con títulos de valores de los bancos venezolanos.

Resultado de imagen para lavado chavista andrade

De las operaciones de soborno conoció el Teniente Alejandro Andrade pero la responsabilidad también recae sobre Edmée Betancourt, quien fue la presidenta desde febrero de 2010.  Sin embargo, en Venezuela las autoridades han descartado la investigación del caso alegando que se desarrolló en Estados Unidos, a pesar de que el mismo afectó a bancos públicos venezolanos.

La “minicrisis” que terminó convertida en vorágine

En el marco de la crisis financiera fueron intervenidos 22 bancos en Venezuela. Además de la fusión que dio origen al Banco Bicentenario, la entidad de ahorro y préstamo Mi Casa fue absorbida por el Banco de Venezuela y el Banco de Inversión Industrial se integró al Banco Industrial de Venezuela, cuya intervención cesó y fue rehabilitado.

Las instituciones financieras liquidadas fueron Canarias, Banpro, Baninvest, Real, Inverunión, Del Sol, Helm Bank de Venezuela, los cuatro bancos del Grupo Federal, Bancoro, Banvalor y Casa Propia .

En el programa Aló Presidente N° 345, realizado el domingo 6 de diciembre de 2009, el Presidente Chávez se refiere a Ricardo Fernández Barrueco, principal accionista de los Bancos Canarias, Banpro, Bolívar y Confederado.

El presidente Chávez se refirió al antiguo aliado de la revolución, Fernandez Berruecos, como un delincuente de cuidado, con unas redes y unas mafias muy organizadas con un conjunto de cómplices.

“…  viene el señor Fernández, ¿verdad?, con complicidad… les pide crédito a los bancos, en este caso al Confederado y Banpro. Fíjense ustedes la trampa… le piden un préstamo a un banco, préstamos grandes para una empresa que no existe, y en ese banco,  con la complicidad de funcionarios de alto nivel,  le dan la plata pues, ´aquí está, toma tu plata’, para una empresa… cualquiera, pero que no existe, puro papel, puro maletín —esto son viejas mañas que están vivitas—, y después con esa misma plata yo voy y compro al banco, el que me prestó la plata. Es decir, con la misma plata de los ahorristas, me la dieron y yo compré el banco y además lo compré por un precio superior al que realmente valía, y luego el dinero empiezo a moverlo en lo que llaman “centrífugas” y buena parte…  para el exterior, y el banco, bueno, se quedó sin fondos”. Así fue la explicación de Chávez al negocio de lavado que permitió a la revolución expropiar y destruir empresas y el sistema financiero venezolano.

Resultado de imagen para aviones chavismo boliburguesía

Sobre Arné Chacón Escamillo, presidente del Banco Real, miembro de la junta directiva de Baninvest, y hermano de Jesse Chacón,  ministro de Ciencia y Tecnología para el momento de la detención de su hermano,  el presidente afirmó que en su gobierno no había vacas sagradas y que estaba “bien encarcelado y debía pagar allí”, y al referirse al rápido enriquecimiento de Arné Chacón aseveró : “sé que era como yo, “un pata en el suelo”, y de pronto aparece como dueño de un aras y de un banco. ¿Qué es eso?”.

Sin embargo de los 17 detenidos por la crisis bancaria, sólo la vicepresidenta y la tesorera de Inverunión, resultaron condenadas, además de un ex mensajero de la misma entidad bancaria.

Entre los procesados figuraron sólo dos dueños de bancos, Ricardo Fernández Barrueco y César Daniel Camejo Blanco, dueño de Casa Propia Entidad de Ahorro y Préstamo.

Entre los funcionarios públicos, estuvieron detenidos Antonio Márquez y Mario Ricardo Dickson Gutiérrez, ex presidente y directivo, respectivamente, de la Comisión Nacional de Valores (CNV)

La mayoría de los detenidos fueron acusados por la presunta comisión  de apropiación y distracción de los recursos de los ahorristas. Ricardo Fernández Barrueco, en calidad de cooperador inmediato, mientras que sus asistentes José Camacho Uzcátegui y su hija Caribay Camacho, como cómplices necesarios.

Sólo tres de los detenidos, Arné Chacón Jaramillo y Freddy Gómez Rangel, ambos del Banco Real, y José Camacho Uzcátegui fueron acusados por aprovechamiento fraudulento de fondos públicos.

César Daniel Camejo Blanco fue acusado además por la publicación de información financiera falsa y asociación para delinquir. Por este último delito también fue imputado Antonio Márquez.

Entre los banqueros solicitados en extradición figuraron Pedro Torres Ciliberto, propietario de Baninvest, Banco Real y Central; Gonzalo José Tirado Yépez y Andrés José Delgado Almoguera respectivamente, propietario y directivo de Inveruniòn y de Mi Casa; Álvaro Gorrín Ramos y Ramón Javier Amposta Claparol, respectivamente, presidente y gerente de Operaciones Internacionales del Banco Canarias; José Omar Contreras Ramírez, directivo del Banco Federal, Juan Felipe Lara Fernández, directivo de Confederado, Bolívar Banco y Banpro; Tomás Andrés Vásquez Estrella y José Luis Pichardo Salazar, Tommaso Oswaldo Ventresca Latorre y Rolando José Araujo Pisan, directivos del Banco del Sol.

Interpol borró de la lista de alerta roja a Pedro Torres Ciliberto, padre e hijo; Gonzalo Tirado Yépez, Eligio Cedeño y Nelson Mezerhane. A pesar de la protesta de la fiscalía venezolana, la respuesta de la policía internacional fue que el organismo no sólo excluyó del sistema de búsqueda internacional el nombre de estas personas sino que además los bloqueó, lo cual significa que “nunca más podrán ser incluidos en Interpol, aunque cometan otros delitos, hasta que le levanten el bloqueo”.

El 29 de diciembre de 2012, veinte ex directivos de las instituciones financieras intervenidas o liquidadas, que eran procesados por la comisión de los delitos quedaron en libertad bajo medidas cautelares.

Siete de los banqueros que fueron detenidos por la mini crisis financiera de diciembre de 2009 y principios de 2010 quedaron en libertad bajo medidas cautelares o indultos.

Entre los acusados por delitos financieros que fueron liberados se encontraban Miguel Vaz, directivo del Banco Real; Carlos Ponce, ex presidente del Banco Canarias; Eduardo Sacco, de la casa de bolsa Venevalores, y José Ignacio Rivero, de la casa de bolsa Banvalor, Antonio Márquez, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV) al momento de la crisis, y Mario Dickson, director de ese mismo organismo, quien salió de prisión por razones humanitarias.

La medida incluyó además a Ricardo Fernández Barrueco, imputado por haber comprado tres de los bancos intervenidos.

Resultado de imagen para lavado chavista crisis financiera

El engaño de los “hijos” de Chávez

El 31 de diciembre del 2012 el Tribunal Supremo de Justicia emitió un comunicado en el que destacó que los detenidos habían superado el tiempo mínimo de pena para ser condenados y que posteriormente se realizaría un eventual juicio oral y público para determinar si hubo responsabilidad por los señalamientos hechos por el Ministerio Público. Jamás sucedió. En ese momento, el presidente Chávez luchaba por su vida en Cuba. La fecha de deceso oficial fue el 5 de marzo del 2013, aunque algunos aseguran que murió exactamente en esta misma fecha del comunicado del TSJ

La Asamblea Nacional tampoco realizó la investigación que le solicitó el Presidente Chávez, por el contrario, del 17 de diciembre de 2010, aprobó una nueva Ley del Sector Bancario, donde se “borró” del nuevo texto el delito de apropiación o distracción de fondos. Los juicios contra los procesados se paralizaron. El Presidente Chávez intervino para enmendar el error de los diputados oficialistas y, usando los poderes habilitantes, restituyó la norma que sanciona penalmente la apropiación o distracción de recursos, de acuerdo a la ley reformada, publicada el 2 de marzo de 2012, en la Gaceta Oficial 39.627.

El teniente Alejandro Andrade Cedeño sigue gozando de una descomunal riqueza, la cual exhibe de forma grotesca. Es la historia de una crisis causada por la corrupción, los fraudes y el perverso maridaje entre seudos banqueros y funcionarios públicos corruptos que dieron pie al más grande robo y al gobierno forajido que acabó con las finanzas del país. Hasta ahora ningún “pez gordo” ha sido sentenciado.

A pesar de que el actual presidente de la República, Nicolás Maduro, ha manifestado que “la corrupción se está tragando a la revolución”, no se ven medidas concretas para enfrentarla, por el contrario el país ha sido completamente arrasado a través de la centrífuga del lavado de dinero que lo mantiene “boqueando” sin alimentos ni medicinas y con la inflación más alta del mundo.

Resultado de imagen para lavado chavista andrade

En los 4 años de gestión de Maduro se le ha entregado poderes especiales para enfrentar este problema.  Una vez conferidas jamás vuelve a hablar del tema, pero logra apagar la enorme corrupción del temario nacional. Lo que queda es hambre y desolación y un país al que los expertos le dan 20 años para una posible recuperación de sus finanzas, en caso que cambie el gobierno y el modelo delictivo.

@damasojimenez