Leopoldo Puchi: Enfoque

Leopoldo Puchi: Enfoque

COMPARTIR

Enfoque

Leopoldo Puchi
elepuchi@gmail.com

Desde la Sala Situacional Senderos de violencia ¿Qué ha ocurrido, por qué hemos llegado al punto extremo en que la oposición busca crear una situación que conduzca a que Nicolás Maduro sea depuesto antes terminar el período constitucional y el Gobierno reacciona con la convocatoria a un Asamblea Constituyente? ¿Por qué Gobierno y oposición plantean que la disputa que sostienen por el poder sea definida fuera del marco pautado de las presidenciales de 2018? Lo que ha pasado es que cada sector ha sobrestimado sus fuerzas y considera que puede imponer completamente su programa máximo sin necesidad de negociar con el contrincante. No se ha comprendido la necesidad de construir un compromiso para un período histórico sobre diferentes materias, unos acuerdos de base para abordar los problemas económicos y delimitar las fronteras en que la lucha y la alternancia tengan lugar. Tampoco se ha entendido que ninguna de las dos grandes fuerzas políticas y sociales en pugna va a desaparecer, independientemente de quién gane futuras elecciones, sean presidenciales o para una constituyente. Se apuesta al todo o nada. Por ello también se desaprovechó en noviembre pasado la formidable oportunidad que brindaba el compromiso del Papa con el diálogo. Se señala que el detonante de la situación actual ha sido la sentencia del TSJ sobre la Asamblea Nacional. Sin embargo, este elemento puede servir sólo para la compresión de una reacción momentánea, pero no explica el por qué la oposición escaló el conflicto y decidió abandonar la ruta institucional que venía siguiendo desde 2006, que consistía en una acción dirigida a alcanzar posiciones institucionales y al aumento del caudal electoral hasta una victoria en la contienda presidencial. Y lo más incomprensible es que se haya adoptado la nueva estrategia precisamente ahora, en el momento en que estaba más cerca de coronarla, en menos de 19 meses, dadas las altas probabilidades de éxito de la oposición en esos comicios. En lugar de ello, ha escogido el camino incierto de las “revoluciones de colores” o “primaveras”, en las que un movimiento de masas pacífico es combinado con acciones de violencia de calle en función del resquebrajamiento del estamento militar para que se produzca un derrocamiento. Obviamente, una acción de este tipo en lugar de generar confianza frente a las posibilidades de una eventual alternancia, la hace más amenazante. Es un momento de posiciones extremas, en el que parece extraviado el punto de encuentro. Sin embargo, todavía es posible construir un acuerdo que evite los males de una violencia crónica, a la que años después deba responderse con el diálogo que se pudo hacer hoy.
F lash Rojo MUY BIEN los aumentos, pero lo conveniente hubiera sido acompañarlos de decisiones en políticas macroeconómicas, en particular las cambiarias, con el propósito de alcanzar una unificación que permita la formación razonable de precios, facilite la planificación empresarial productiva e impida el enriquecimiento con divisas preferenciales. EN LUGAR del congelamiento de precios, debería pensarse en aplicar realmente la Ley de costos y precios justos, a partir de los costos del componente en divisas. Admitir la contabilidad al dólar paralelo, cuando sea el caso, y evitar a como dé lugar que las mercancías importadas con el Dicom sean vendida a precio de dólar paralelo. F lash Negro QUIZAS ALGÚN día a la gestión de Almagro se le encontrará su lado positivo: el haber facilitado con su actitud díscola que un Estado miembro diera el paso que han debido comenzar a dar los países de la región al finalizar la Guerra fría, ya que la OEA tiene fallas de origen que no ha sabido superar. Es un dispositivo geopolítico anacrónico a contravía del mundo de hoy. BOGOTÁ está utilizando a fondo la situación política para afianzar sus planes estratégicos con relación a Venezuela, que van más allá de la coyuntura, ya que hacen parte de sus ambiciones territoriales y apuntan al aprovechamiento de las riquezas venezolanas. Ahora tiene en las manos instrumentos de intervención interna directa. Delicado.

El Socialismo en la Historia Terror blanco Esta expresión hace referencia a la violencia desatada en repetidas ocasiones históricas en las que se ha intentado deponer por la fuerza a gobiernos de izquierda o a las matanzas y persecuciones que han tenido lugar luego de ser derrocados. Uno de esos casos es el de España, país en el que se vivió un largo período de oscuridad a partir del momento en que republicanos y socialistas son desalojados del poder por una fracción de la fuerza armada, que se sublevó en medio de una situación económica de penuria, un clima social de confrontación y un ambiente político de gran polarización. Como sustrato, la resistencia de las clases altas y factores de poder, como la Iglesia, a ceder espacios, redistribuir la tierra y la negativa a aceptar las demandas laborales y de democratización de la educación. A la salida de la izquierda del Gobierno, epílogo de la guerra civil desencadenada, le siguió una ola de atrocidades destinada no sólo a ahogar la voz del contrincante sino a borrar todo el legado republicano: bandera, logros, valores. Miles de asesinatos, más de 600 fosas comunes, encarcelamientos masivos. Expulsión de empleados y de educadores, exclusión absoluta. El terror como revancha.