Luisa Ortega: “la verdad ha sido criminalizada”

Luisa Ortega: “la verdad ha sido criminalizada”

COMPARTIR

La fiscal venezolana solicitó a los representantes de los medios presentes en la reunión de medio año de la SIP que continúen difundiendo lo que pasa en su país, sobre todo porque en Venezuela “se está viviendo una nueva forma de genocidio”

Luisa Ortega, fiscal general actuante de Venezuela, dijo este domingo ante la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, reunida en Medellín, Colombia, que en su país “no hay libertad de expresión ni democracia. La democracia está en peligro de muerte y la verdad ha sido criminalizada”.

Las declaraciones de Ortega, quien se vio obligada a abandonar su país tras demostrar su postura contraria al régimen de Nicolás Maduro, formaron parte de un panel sobre la situación de la nación caribeña, presentado por el abogado y político venezolano Asdrúbal Aguiar, y en el que intervino también, a través de un video, la dirigente María Corina Machado, fundadora del movimiento Vente Venezuela.

Luego de cuestionar y condenar el asesinato del equipo periodístico del diario ecuatgoriano El Comercio, la fiscal venezolana solicitó a los representantes de los medios que continúen difundiendo lo que pasa en su país, sobre todo porque en Venezuela “se está viviendo una nueva forma de genocidio”.

Ortega denunció que miles de personas están muriendo de hambre, sin acceso a la salud y los medicamentos y apuntó que “en una nación donde no hay seguridad, sus vidas corren peligro”. Dijo que en muchas ciudades no se puede salir a las calles por miedo a ser víctimas del hampa.

Sobre este particular, la intervención de la opositora María Corina Machado se dirigió a solicitar a los medios de otras naciones a que se conviertan en “la voz de los venezolanos alrededor del mundo ante la pretensión del régimen [de Nicolás Maduro] de imponer el silencio”.

Calificó al año 2017 como el “de la peor censura y persecución a la libertad de expresión en Venezuela” y lo ejemplificó con los 49 medios audiovisuales que fueron cerrados y los más de 20 periódicos que tuvieron que eliminar la circulación de sus ediciones impresas.

“Es que precisamente el régimen quiere que este drama no se conozca”, alertó Machado, y reflexionó sobre lo difícil que resulta mostrar en un reportaje, una foto o un video “el dolor de lo que significa la vida” en su país.

Mencionó los estragos que hace una inflación de más de 8.000% y llamó a pensar en lo que sucede con ancianos venezolanos como el señor Jesús García, quien estuvo dos días parado en una fila para cobrar una pensión equivalente a un dólar y allí falleció.

Igualmente recordó el caso de los más de cien niños que han fallecido por difteria, “una enfermedad que tenía más de 25 años de erradicada en el país”, y de la desnutrición, que ha llegado a límites alarmantes.

“No hay manera de transmitir eso con la crudeza como lo vivimos”, dijo la fundadora del movimiento Vente Venezuela.

Crisis de refugiados venezolanos

El panel sobre Venezuela en la última jornada de la reunión de medio año de la SIP profundizó en la crisis humanitaria que vive la nación caribeña y que ha obligado a que en 2017, solo por la frontera con Colombia, hayan salido más de 700.000 venezolanos.

Al respecto, la intervención de Ortega culpó al régimen de Maduro de las causas que originan esa migración y reiteró que dentro del país, en los medios oficiales, esa realidad aparece tergiversada.

Dijo que así como la masacre del expolicía Óscar Pérez fue silenciada y manipulada, también lo fue la muerte de más de 120 privados de libertad en un centro de detención como consecuencia de un incendio que, aseguró, fue provocado por las autoridades.

Llamó a los medios a investigar al respecto y a descubrir los detalles que el gobierno chavista no quiere que se conozcan porque “quieren esconder la realidad que vive Venezuela” y por eso, apuntó, cuando el régimen quiere tener control sobre un medio de prensa, presiona a sus dueños y lo compra, para amordazar el derecho de los venezolanos a estar informados.

Ortega Díaz hizo también un llamado a las Fuerzas Armadas de Venezuela, a quienes recordó que su principal compromiso es con la defensa de la Constitución y no del Gobierno. Los llamó a asumir el papel que les corresponde para que, en el futuro, sean protagonistas de la reconstrucción del país.

Alertó a los periodistas que han tenido que emigrar fuera de Venezuela para que estén atentos y no caigan en la trampa de volver al país convocados, aparentemente, por algún incidente familiar que requiere su presencia. Eso hicieron con el director de un medio de prensa digital y cuando llegó a Caracas lo estaban esperando para privarlo de libertad, denunció.

La fiscal venezolana reconoció el poder de los medios para ayudar a mostrar la verdad de lo que pasa y convocó también a que se difundan las decisiones del Tribunal Supremo en el exilio, como la orden de captura contra Nicolás Maduro por delitos de corrupción.

“Es importante que las decisiones emanadas del Tribunal Supremo legítimo sean reconocidas internacionalmente y que ese organismo sea reconocido por los países y los organismos. Que a sus decisiones se les de fuerza de ley para que puedan ser aplicadas”, afirmó.

“Ayúdennos en esta tardea, que es difícil, pero no imposible”, pidió Ortega y explicó que el propósito de la lucha que hoy se libra dentro y fuera de su país es para recuperar “no solo la libertad y la democracia, sino la esperanza y la alegría de nuestro pueblo, que hasta eso hemos perdido”.

DLA