Maibort Petit: Hambre y necesidades pasa la tripulación del Buque Tanque “Luisa...

Maibort Petit: Hambre y necesidades pasa la tripulación del Buque Tanque “Luisa Cáceres de Arismendi” de PDV Marina

COMPARTIR

Un informe remitido a las autoridades de la filial petrolera por parte de la tripulación del tanquero petrolero, deja en evidencia la grave situación que sufren los trabajadores de abordo por la falta de alimentos, artículos de higiene, productos de limpieza, equipos y repuestos. Una tragedia ante la cual los responsables de dar respuestas, simplemente se mantienen indiferentes, según denuncian el personal.

Por Maibort Petit

Un informe llegado a nuestras manos da cuenta de la trágica situación que padece la tripulación del Buque Tanque “Luisa Cáceres de Arismendi” perteneciente a PDV Marina, filial de Petróleos de Venezuela, S.A., PDVSA, quienes expresan su malestar en razón de que pasan hambre al no contar abordo con los alimentos que garanticen su alimentación mientras navegan en altamar, así como por carecer de la dotación necesaria y básica de productos de higiene personal, equipos e indumentaria, seguridad, entre otras deficiencias.

Fechado en Punto Fijo el 1° de marzo de 2018 y dirigido a Cristy Colina (Analista de Mayordomía), Yohana Fleire (Gerencia de Calidad), Capitán Ángel González (Gerente General de PDV Marina), Héctor García (Gerente de Flota), Capitán Ramón Sosa (Operaciones), Omar Quintero (Embarque y Desembarque), así como al Sindicato Revolucionario Unificado de Trabajadores Marinos Petroleros del Gas y Conexos de PDVM (SIRUTMP), a la Gerencia Nomina y a la dirección de Relaciones Laborales de PDV Marina, el personal de abordo del BT “Luisa Cáceres de Arismendi” manifiesta todo el malestar e indignación que los embarga ante la reiterada indiferencia que a sus reclamos han tenido por parte de las autoridades de la filial petrolera encargadas de resolver su penosa situación.

Hagamos un paréntesis para precisar que PDV Marina es la filial de PDVSA que, según lo reza la página web de la estatal, “se encarga de la distribución y transporte marítimo de los hidrocarburos y sus derivados”.

En esa misma página, se refiere que en “la actualidad la orientación estratégica de PDV Marina busca la reducción de los costos de operación, el logro de una mayor productividad y modernización de la flota, y la captura de negocios no convencionales”, un objetivo que, de acuerdo a lo expresado por la tripulación del “Luisa Cáceres de Arismendi”, pareciera quererse alcanzar a costa de la salud y el bienestar de dicho personal.

Tal suposición la hacemos sustentados en lo que manifiesta la tripulación del referido buque, que afirma sentirse descontenta e inconforme con la calidad de vida que tienen abordo, donde se carece de las provisiones necesarias y porque las solicitudes de aprovisionamiento no son atendidas por las autoridades competentes, aun cuando estas se presentan con suficiente antelación y en repetidas oportunidades.

Las respuestas, indican en el informe, son siempre las mismas por parte de los encargados en PDV Marina, a saber el área de Mayordomía: “Se está a la espera de Cotización por parte de los provisionistas” o “Las provisiones están muy costosas y pasa el límite permitido por la Compañía” o “Tienen que esperar que sea aprobado”.

Ante estas contestaciones, la tripulación del “Luisa Cáceres de Arismendi”, sencillamente advierte que tales argumentos no son su problema y exigen que en razón de que ellos cumplen con su trabajo, exigen por tanto sus “tres comidas de buena calidad y en abundancia, como lo establece la Ley”.

Advierten que si bien no desconocen la situación que viven el país, por lo mismo presentan sus exigencias: “por eso nos encontramos todos abordo, para trabajar y poder llevar sustento económico a nuestros hogares para que puedan alimentarse, pero No es Humano lo que se está viviendo a bordo por la situación de las Provisiones, debido a que NO es lo mismo el que trabaja en tierra a nosotros que nos encontramos en los buques, donde el personal de tierra pueden tener la facilidad de solventar buscando los alimentos y resolver, mientras nosotros No porque dependemos de varios Departamentos que se encargadas de las Provisiones enviadas a los buque”.

Sustracción de las provisiones
Escrito con lenguaje sencillo y con algunas deficiencias, el informe es, sin embargo, crudo y revelador de la dramática situación que padecen en la nave.

Denuncian igualmente que las provisiones, aparte de llegar con extremo retraso, también lo hacen “incompletas”, bien por no haber sido aprobados en su totalidad los pedidos, limitándose al suministro para solamente una o dos semanas, o porque sencillamente los “provisionistas” que están en las refinerías, sustraen de los cargamentos parte de los productos.

Se quejan de no recibir artículos de primera necesidad, tales como arroz, pasta, pan, harina de maíz, azúcar, entre otros. Y en caso de recibirlos es en insuficiente cantidad para cubrir las necesidades de tripulación en el tiempo que permanecen en altamar. ”(…) cuando llegan al buque, se encuentran abiertos los paquetes y con menos cantidad de lo aprobado para embarcar, ya que cuando los provisionistas están en las instalaciones de la Refinería se les quitan algunos alimentos para poder ingresar a las instalaciones, perjudicándonos a Todos los de abordo, porque en ocasiones éstas personas ajenas al buque retiran de las Provisiones alimentos como: Carne, Pollos, pescado, panes, frutas, entre otros y muchas veces en cantidades que son parte de un ración para realizar un Almuerzo. Es algo que ya se volvió costumbre para ingresar a las Instalaciones”.

Sin artículos de higiene
La misma situación de los alimentos se repite con los artículos de higiene personal, tales como jabón de baño, papel higiénico, detergente para el lavado de ropa.

Las respuestas recibidas en este caso van en el mismo tenor que con la comida, de acuerdo a lo que indica el informe: “El detergente es muy Costoso” o “Pueden recibir detergente industrial?” o “el papel higiénico está muy Caro”.

Manifiesta su indignación por lo antihigiénico que esto resulta al convertirse en un riesgo para la salud.

Refieren que ante estos hechos el capitán del buque se ha visto en la necesidad de fondear en altamar en varias oportunidades para esperar provisiones, incluso, con el barco completamente cargado de hidrocarburos, esto como medida extrema para que sean atendidos por el personal en tierra. Cuentan que el día 28 de febrero del presente año, se recurrió a este recurso y la respuesta de PDV Marina fue enviar a un funcionario de Protección y Controle de Perdidas, PCP, no para resolver el problema, sino por desconfiar de los reportes de la tripulación sobre el desabastecimiento que sufren. Tal funcionario —Jean Díaz— debió volver a tierra cargado de fotografías y habiendo constatado in situ la gravedad de la situación.

Inseguridad
El personal de a bordo del Luisa Cáceres de Arismendi también padece por la falta, deterioro o desgaste de los Equipos de Protección Personal, EPP, pues abordo no cuentan con la dotación de seguridad necesaria que se debe entregar a la tripulación.

Informan que el personal de Embarque y Desembarque le dice a la nueva tripulación del buque que serán dotados abordo y resulta que esto es falso.

Denuncia que se ha llegado al extremo de entregar a la nueva tripulación, zapatos y bragas usadas del personal de salida.

Equipos de limpieza y suministros
En el buque tanque Luisa Cáceres de Arismendi tampoco cuentan con equipos de limpieza, tales como escobas, lampazos o coletos, paños de cocina, cepillos de pocetas, desinfectantes, aromatizantes.

No hay material de papelería ni repuestos, teniendo la tripulación que recurrir a otras agencias y empresas a quienes les piden desde lápices hasta papel pues ya ni siquiera cuentan con material para reciclar.

Los equipos del barco deben permanecer dañados, por cuanto no cuentos con repuestos para hacer las reparaciones pertinentes.

Deudas con el personal
La tripulación del Buque Tanque “Luisa Cáceres de Arismendi” también denuncia que la empresa mantiene una deuda en moneda extranjera con ellos, que cada día se incrementa más y más.

Por ello la preocupación embarga al personal al ver que lejos de recibir la remuneración que les corresponde en divisas cuando su trabajo se lleva a cabo extra fronteras, las acreencias aumentan con el correr del tiempo.

Se preguntan por qué los buques de PDV Marina reportan pérdidas cuando ellos pueden constatar que el resto de las empresas del ramo, en barcos de similares características y desempeñando labores del mismo calibre, generan beneficios económicos por concepto de flete. “NO se entiende como buques que son iguales a los de cualquier otra compañía externa gane o genere la misma cantidad de flete que ellos, y en esos si alcanza para los pagos de sus tripulantes y los buques de PDV Marina NO GENERE dinero para esos pagos y solo genere Deudas y más deudas, se exige respuestas SINCERAS, No se quiere más MENTIRAS porque todos tenemos familias y es una situación que en lo particular NO TENEMOS CULPA, y es un dinero que fue trabajado por cada uno de NOSOTROS”.

Lo que ocurre en el Buque Tanque “Luisa Cáceres de Arismendi” no debe distar de la del resto de la flota de PDV Marina, por lo que este informe de los trabajadores afectados debe servir para que las autoridades competentes y contraloras verifiquen si la situación se replica en las otras naves y, por consiguientes, aplicar los correctivos pertinentes.

@maibortpetit 

NO COMMENTS