Mercedes Montero: Recuerdos de la Venezuela que está en peligro

Mercedes Montero: Recuerdos de la Venezuela que está en peligro

COMPARTIR

Recuerdo los años anteriores a esa desgracia llamada Hugo Chávez y si bien es cierto que los venezolanos no nos merecíamos una declinación que avanzaba aceleradamente, si hubo una gran culpa en lo que nos está sucediendo, ya que fueron muchos los que sin recapacitar, sin darse cuenta de la gravedad de las palabras que pronunciaba el “comandante” le aplaudieron y rieron toda su vulgaridad, cayeron en la trampa de hacer dinero fácil sin al parecer darse cuenta que en la misma medida que robaban y, se hacían la vista gorda porque se aprovechaban de lo que en su ceguera consideraban ignorancia, estaban perdiendo el país ya que, después de todo se estaban llenando de dinero cargado de picardía con muy poco sentimiento patriótico, poco amor por el país, si es que alguna vez lo sintieron.

Venezuela destruida
Cierto es que hoy todo el mundo está boquiabierto con el destrozo de ese paraíso que era Venezuela, pero muy pocos los que realmente la defendieron y todavía pretenden que sea el esfuerzo de otro quien los libere. En un principio todo se lo dejaron a la Gente del Petróleo a quienes abandonaron al negarse a hacer los disparates que la gente pretendía se llevaran a cabo, siempre el robo al tesoro de la nación fue una vía para enriquecerse por parte de ciudadanos y funcionarios para quienes primero era el dinero y luego el país. Todavía hay gente que con tal de que ellos estén bien no les importa que el país esté quebrado, entre estos todos los militares y funcionarios transformados en multimillonarios de la noche al día. Todavía llaman a Maduro presidente, insisten en la vía electoral sin luchar por un Consejo Nacional Electoral (CNE) limpio y democrático Siempre están del lado del más fuerte y quieren pasar agachados ante los problemas.

Cierto es que Venezuela no se merecía su destrucción, como tampoco lo es que su más precioso tesoro que son los niños estén sufriendo la miseria y penuria que están pasando, lo cual no es un buen augurio para el futuro de ellos ni del resto del pueblo y mucho menos del país, ya que ellos representan el futuro de Venezuela y si crecen hambrientos, débiles e ignorantes el país retrocederá décadas, Lo que ha sucedido en Venezuela es un genocidio que tiene unos culpables innegables en sus diferentes etapas. Estamos viviendo una de las peores crisis y quien sabe hasta cuándo durará. Sin que reaccionemos con inteligencia y anteponiendo la moral y principios ante todo.

Es preciso que recapacitemos y hagamos un recorrido sincero de todos estos larguísimos años de desgracia y abandono, que volvamos por nuestro fuero y nos decidamos todos a luchar por un mejor país, una Venezuela reconciliada, proyectos de país basados en verdaderos principios existen, han sido formulados, consultados y estoy más que segura que de aplicarlos lograríamos todos unidos esa Venezuela que queremos, verdaderamente libre, con futuro, para esto no se necesitan armas, ni guerras, ni amenazas, ni mordazas, lo que se necesita son principios, voluntad y un trabajo honesto que nos lleve a rescatar al país que una vez tuvimos y que hemos dejado perder por el egoísmo.