Naky Soto: Cinismo sin fondo

Naky Soto: Cinismo sin fondo

COMPARTIR

Esta mañana, el economista José Manuel Puente eligió como mensaje clave que las crisis no tienen fondo. La cuarta vez que lo repitió estuve a punto de apagar la radio, pero solo era una reacción por los datos que avalan sus palabras, como la inflación para 2017, prevista en 2.200% o el salario mínimo actual, el más bajo de los últimos 27 años. El cinismo del chavismo tampoco tiene fondo. Hoy salieron en pleno a apoyarse unos a otros, de manera que el alcalde Francisco Garcés niega que en Venezuela haya pobreza estructural mientras el embajador ante la ONU, Rafael Ramírez, no sabe cómo Ban Ki-moon pudo concluir que aquí hay una crisis humanitaria.

También el ministro de Industrias Básicas, Juan Bautista Arias, declaró que el racionamiento eléctrico se repetirá en 2017 -como si hubiese cesado en 2016- pues imagínense que se dio cuenta que la electricidad que transmite el Guri no se puede distribuir a todo el país. Por su parte, Elías Jaua, el perdedor de la niñera armada, cree que un referendo revocatorio solo dividiría al país, restaría estabilidad y profundizaría el conflicto político; endilgándole al gobernador Henrique Capriles el fracaso del diálogo que no se ha dado, advirtiendo que el chavismo jamás pactará con la oposición pero soñando con que se haga justicia por la violencia de 2014, no la del Estado, sino la de la oposición.

El hombre nuevo

Diosdado Cabello dio una orden concreta a los alcaldes chavistas: detener los aumentos en las tarifas de pasajes hasta que Ricardo Molina presente resultados de su gestión como ministro. Condenó el “sicariato político”, explicándolo como una técnica de amedrentamiento contra el chavismo pero asegurando que dentro de 5 o 10 años seguirán siendo Gobierno, pues el Psuv es -según él- el partido más grande y mejor organizado del país. Apoya el Arco Minero del Orinoco porque “así como el petróleo se repartió entre todos los venezolanos, así debe ser con los minerales”, y repitió que ni él ni el Psuv quieren el revocatorio, pero que si no llega a celebrarse no les vayan a echar la culpa. Cerró con los Clap, afirmando que las mujeres se han apoderado de los ellos “porque son las que saben cómo son las cosas en la casa”. ¿No es cuchi?

Lee, Jaua
El ex presidente Felipe González afirmó que en el país es imposible una negociación entre el Gobierno y la oposición si se sigue retrasando el referendo revocatorio: “Si queremos mantener el poder civil, que es el único representativo, tiene que haber elecciones de acuerdo con los plazos previstos, debe respetarse el revocatorio y no alargar los plazos, y poner en libertad a los presos políticos. Sí Maduro no quiere, es que no quiere diálogo”, agregando que la comunidad internacional está muy preocupada por Venezuela, asegurando que si el diálogo no se ha dado es por los presos políticos y el boicot al revocatorio.

Nadie quiere a Nicolás
Rubén Chirinos (Meganálisis), aseguró que Nicolás no tiene el mejor perfil como líder y que mientras sea presidente, el chavismo no ganará ningún proceso electoral. El rechazo a Nicolás supera el 70%, mientras el 69,4% de la población quiere el referendo revocatorio, aunque solo el 29,4% de los consultados cree que se realizará. Por su parte, Alfredo Keller estima que la intención de voto para el PSUV es de apenas 18%, pero además el 78% considera que Chávez se equivocó al nombrar a Nicolás como su sucesor, lo suficiente como para que la evaluación negativa del ungido sea del 75% y un 72% de los encuestados que se identifican como chavistas afirman que la situación del país es negativa.

Él se lo gana a pulso
Nicolás aumentó el monto de las Tarjetas Socialistas, de 14.500 a 30.000 bolívares. Estas tarjetas forman parte del plan Pobreza Cero que atiende a personas en situación de pobreza extrema, esa que niega Francisco Garcés. Nicolás se preocupó en prometer quinientas mil tarjetas más, advirtiendo que el dinero proviene del aumento de la gasolina de febrero. Anunció “la gran ofensiva revolucionaria” para el 1º de septiembre -quiere conflicto y en la calle- y negó que el aumento de salario influya en la inflación. Amenazó a la oposición: “Bastante cupo hay en la cárcel de Guárico. No se equivoquen”, mientras decretó que septiembre, octubre, noviembre y diciembre serán meses de felicidad. Añadió esta belleza de reflexión:“¿Por qué los Clap son un palo? Porque llega el producto listo a la comunidad (…) no pasa por manos de pelucones, de ladrones, de bachaqueros, de zombis”. Que un 25% aún no considere negativa la gestión de Nicolás es un milagro.

Pidiéndole a China

La llamada Comisión Mixta de Alto Nivel China-Venezuela se instaló este lunes para evaluar las alianzas estratégicas que mantienen estos países en materia económica, política y social, es decir, para que el Gobierno -comprometiendo todo el petróleo futuro- obtenga de los chinos más financiamiento para su desastre. El vicepresidente de Planificación, Ricardo Menéndez, informó que tratan de impulsar los 15 motores de la economía, celebrando que gracias a los chinos se ha logrado aumentar la movilización de miles vehículos para la distribución de productos -que no producimos aquí-, agregando sus expectativas en aprender sobre el fortalecimiento de la capacidad productiva, la generación de divisas y la transformación del aparato productivo que ellos mismos destrozaron.

Contra el Mercosur
La Cancillería venezolana emitió un comunicado para responder a las declaraciones que se han hecho sobre el incumplimiento de Venezuela con los compromisos que lo certifican como miembro del Mercosur. Delcy rechaza “las maniobras y falsarias antijurídicas” de los gobiernos de Argentina, Paraguay y Brasil que hablan del incumplimiento de Venezuela con los compromisos del Protocolo de Adhesión y asegura que Venezuela ha superado al resto de los países miembros, “internalizado todo su acervo normativo”. Aprovecha para denunciar la prevalencia de las preferencias políticas e ideológicas sobre los genuinos intereses del pueblo (Psuv en cualquier institución del Estado), especialmente las que definen a movimientos políticos caracterizados por el golpismo (4F), extremismo (boicot a la Asamblea Nacional) e intolerancia (presos políticos); que desconocen principios (Constitución Nacional), irrespetan normas (CNE, TSJ, Sebin, etc.) y vulneran el derecho al desarrollo (referendo revocatorio), atentando contra su propia existencia (revisen las estadísticas). Lo del cinismo sin fondo no es solo un título, mis estimados.

“Si no hay un cambio político no habrá un cambio económico (…) Esto ya no es un tema de preferencias políticas sino una emergencia nacional”, dijo José Manuel Puente esta mañana. Lo sabe la mayoría del país, esa que permanece a la expectativa de una medición electoral que desplace a los autores de esta debacle y nos permita cambiar. Ya empañaron el 1º de septiembre. La perversión tampoco tiene fondo.

NO COMMENTS