Néstor Rincón: El 299 de la actual Constitución puede sacar a Venezuela...

Néstor Rincón: El 299 de la actual Constitución puede sacar a Venezuela del hambre y la miseria

COMPARTIR

 

 

Néstor Rincón es un abogado zuliano especialista en gestión pública y privada, ex candidato a la alcaldía de Maracaibo en 2004 y presidente de la Fundación Propuesta País, ONG que busca reactivar un cambio económico y social a través del texto constitucional, a su juicio uno de los mejores redactados del mundo y el único con un artículo de salvación nacional que propone una salida legal a la crisis, en caso de que sea necesario romper el vidrio para confrontar una hecatombe de gran magnitud.

Considera que nuestros gobernantes y líderes políticos demuestran mucho desconocimiento del texto de nuestra carta magna, o peor aún han preferido condenar al olvido la solución prevista en el artículo 299 para sacar al país de la crisis con un plan estratégico de amplia consulta de base, justo cuando Venezuela se encuentra atrapada en una angustiante violencia que ha cobrado las primeras 50 vidas en mes y medio de protestas, con el detonante del hambre, la desesperación y zozobra de una economía volátil haciendo tic tac en la cabeza de 30 millones de venezolanos.

 

Rincón argumenta que el gobierno de Maduro le miente descaradamente al país ya que Venezuela no necesita de una constituyente para reactivar la producción, abrir mercados, generar empleos, encender la maquinaria del progreso y procurar la ansiada paz en el país.

 

Asegura que para eso solo debe hacerse cumplir la letra redactada en el artículo 299 de la vigente Carta Magna redactada en 1999 que alude el trabajo en conjunto entre el estado y la iniciativa privada, que promueve el desarrollo armónico de la economía nacional con alto valor agregado nacional, es decir con productividad propia; generación inmediata de fuentes de empleo y fortalecimiento de la soberanía económica del país a través de la seguridad jurídica, solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía, para lograr así una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica  democrática, participativa y de consulta abierta.

 

  • ¿Le interesa al chavismo de Maduro gobernar a través de la Constitución?

 

  • Es por eso que ningún venezolano puede estar de acuerdo con la constituyente castrista de Maduro, porque se trata de un planteamiento que solo sirve para remover la Constitución, crear otro sistema o imponer de afuera una constitución que nada tiene que ver con los venezolanos. El 299 en cambio es uno de los mejores artículos que nos podamos imaginar y existe en nuestra Carta de navegación, porque arranca con los principios de la libre competencia, donde le permites a la gente producir y llenar los mercados bajo los parámetros de libertad, solidaridad y democracia. Con fines específicos para resarcir el desarrollo humano y procurar una calidad de vida a través del talento, el mérito y la educación. Los actores de este sistema son el Estado y la iniciativa privada y busca cumplir 4 objetivos primordiales que pueden cambiar drásticamente el clima de sosiego actual a través de la creación de empleos casi nulos en este momento, generación de valor agregado, mejoramiento de las condiciones de vida y consolidación de la soberanía económica. No estamos inventando nada, es letra de nuestra Constitución para salidas de emergencias que apuntan al desarrollo.

 

  • ¿Cómo lograr todo esto con la falta de divisas, la nula productividad y el exceso de controles del gobierno?

 

  • Hay recursos en el país lo que pasa es que el gobierno y otros factores del poder solo piensan en ponerle la mano a PDVSA para lograr el control y no el desarrollo de una nación. Además el 299 expone las garantías para que esto se cumpla, la más importante es la seguridad jurídica, sino nadie va a venir de afuera a invertir. Finalmente el método que ha sido súper exitoso en ciudades modelos del mundo como Medellín en Colombia, Curitiba en Brasil o Barcelona en España, mediante una planificación estratégica de consulta abierta.

 

  • Usted dice que al gobierno no le interesa resolver la crisis que afecta a los venezolanos y también que la oposición no tiene un plan para restaurar al país al día siguiente de un nuevo gobierno, ¿pueden los ciudadanos exigir un plan estratégico basado en la Constitución?

 

  • Dicen que la crisis en Venezuela es una crisis política, moral, cultural, de valores, pero principalmente es una crisis socio-económica. La gente ha perdido su capacidad adquisitiva, no le alcanza su salario, la gente ha perdido sus empleos, las empresas sobrevivientes han disminuido sus nóminas, otras cerraron sus “Santamarías”, hay cada vez más personas pidiendo en las calles y comiendo de la basura, niños indigentes abandonados a su suerte, la mayoría de los venezolanos están pasando hambre, la constituyente es una respuesta política del gobierno para jugar al cansancio de los desesperados y terminar atornillándose en el poder de manera cruel, sin producir alimentos ni ayudando a generar riquezas o restituyendo empleos, en consecuencia la constituyente no es una respuesta adecuada para una crisis socioeconómica de urgencia como la nuestra. De salirse Maduro con la suya solo veremos un grupo de personas escogidas por el presidente para tocar temas semánticos, jurídicos, ideológicos o políticos, ninguno de los cuales tiene que ver con el hambre que sufre el 80 % de la población. El hambre no tiene paciencia ni tolerancia para esperar esta discusión de 4 meses a las que nos quiere someter el presidente, mientras el país vive una explosión social cada vez más peligrosa. Se requiere un acuerdo para producir y estimular la economía, para que no sigan cerrando empresas, la oposición debe abrir los ojos, tomar el liderazgo del artículo 299 y promover un acuerdo de salvación nacional de inmediato con diferentes sectores de la sociedad civil de todos los niveles y pensamientos, para elaborar un plan estratégico de desarrollo que pueda aprovechar las potencialidades del país. El acuerdo se debe anteponer a una guerra que ya está latente en la calle. No creo que los militares venezolanos sigan disparándole a una gente que tiene hambre y no tiene tiempo para que le impongan una constituyente. El hambre no espera y se requiere una respuesta inmediata y legal para enfrentar la crisis que está acabando con el país. Les digo, el plan estratégico dio resultados en otros países y Venezuela no será la excepción.

 

  • ¿La Fundación Propuesta País ha sostenido conversaciones con sectores del gobierno y la oposición sobre este tema?

 

  • No ha sido fácil demostrar que la gobernabilidad no es una política de este gobierno. Este Plan lo hemos conversado desde hace muchos años con autoridades de la Conferencia Episcopal, el Nuncio Apostólico, Fedecamaras, sindicatos, gremios, partidos políticos de la oposición, universidades, algunos diputados del gobierno, personas cercanas al gobierno del Zulia y a todos le hemos hecho la misma explicación: no hay manera de salir de esta crisis si los alcaldes, gobernadores, ejecutivo nacional y todos los componentes de la sociedad ya descritos comiencen a organizarse con planes de desarrollo para salir de esta crisis y salvar 30 millones de venezolanos y las próximas 3 ó 4 generaciones de jóvenes. Los planes son la guía que obliga a trabajar con orden y disciplina a través de los consejos de participación, que deben ser los garantes de la transparencia, eficiencia y la responsabilidad con el futuro para que los recursos se inviertan efectivamente en modelos con mayor capacidad de generar empleos con mayor impacto productivo. Hay que iniciar de inmediato.

 

Dámaso Jiménez

Biendateao

@damasojimenez

Artículo 299: El régimen socioeconómico de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en los principios de justicia social, democracia, eficiencia, libre competencia, protección del ambiente, productividad y solidaridad, a los fines de asegurar el desarrollo humano integral y una existencia digna y provechosa para la colectividad.

El estado trabajará conjuntamente con la iniciativa privada para el desarrollo armónico de la economía nacional con el fin de:

  1. Generar fuentes de trabajo.
  2. Generar alto valor agregado nacional.
  3. Elevar el nivel de vida de la población.
  4. Fortalecer la soberanía económica del país.

Garantizando la seguridad jurídica, solidez, dinamismo, sustentabilidad, permanencia y equidad del crecimiento de la economía. Logrando una justa distribución de la riqueza mediante una planificación estratégica democrática, participativa y de consulta abierta.

 

NO COMMENTS