Néstor Rincón: Soluciones para que más gente no sufra ¿Qué debemos hacer?

Néstor Rincón: Soluciones para que más gente no sufra ¿Qué debemos hacer?

COMPARTIR

Primero, definir los objetivos de corto, mediano y largo plazo, y entender, que en todos los países exitosos del mundo como Perú, Chile, Colombia, Ecuador o cualquier otro, esa actividad la realizan representantes del Estado conjuntamente con representantes de la iniciativa privada. Nunca y en ninguna parte eso se le deja al solo criterio y discreción de los alcaldes, gobernadores o presidentes del turno, como sucede aquí en Venezuela. Entonces, para vencer este primer obstáculo, todos los representantes de la sociedad civil organizada, comenzando por las universidades, gremios de empresarios y trabajadores, profesionales y técnicos, asociaciones de vecinos y ONG´S, debemos exigir de inmediato y por todas las vías posibles, incluyendo los tribunales de justicia, que alcaldes, gobernadores y Presidente de la República, como empleados públicos que son, pagados con el dinero de nuestros impuestos, cumplan con lo que ordena el artículo 299 de la Constitución Nacional y convoquen a los Consejos de Planificación en cada nivel de gobierno, como únicos entes legales integrados por representantes del Estado y la iniciativa privada, para que se inicien de inmediato las reuniones técnicas y se acuerdan los objetivos de desarrollo socio económico de cada ciudad, estado y del país, porque nunca los han definido. De lo anterior, podemos llegar a la primera conclusión, ¿Cómo podemos siquiera imaginar, que los alcaldes, gobernadores y Presidente de la República, van a lograr buenos resultados en sus gestiones y se detenga la mortandad de personas por diferentes causas y comenzar a disfrutar de una mejor calidad de vida, si estos que deberían ser, los primeros servidores públicos, ni siquiera saben cuáles son los objetivos de desarrollo socio económicos de sus respectivos espacios de gobierno? La respuesta es clara y contundente, jamás. Mientras ellos no cumplan con ese articulo constitucional, la gente seguirá muriendo de mengua y perdiendo toda esperanza, porque la principal causa de la crisis del país es, que toda la gestión pública en Venezuela carece de planes estratégicos para el logro de objetivos de desarrollo socio económico, es improvisada, mediocre y profundamente corrupta.

En ninguna parte del mundo, la definición de los objetivos de desarrollo se deja a la discreción de los gobernantes de turno, por eso el artículo 299 de la Constitución señala que es: “… El Estado, conjuntamente con la iniciativa privada promoverá el desarrollo armónico de la economía nacional, mediante una Planificación Estratégica democrática, participativa y de consulta abierta”
Y esto lo hacen en todo el mundo, equipos técnicos que convocan a través de los Consejos de Planificación a los distintos representantes de la iniciativa privada para la recolección, organización y disposición de información crucial para los análisis que alimentan los planes de desarrollo según las oportunidades y potencialidades que cada región tenga. Realmente es una tarea sencilla pero a nuestros empleados públicos no les gusta, porque si lo hacen así, tendrían que compartir las decisiones con otras personas y eso, les quitaría la discrecionalidad de otorgar contratos por la maldita vía de “ADJUDICACION DIRECTA” principal fuente de la más dantesca corrupción que nos ha llevado a la miseria que hoy padecemos. Esta es la razón por la que nuestra labor de enseñar este camino al desarrollo ya ha comenzado a ser boicoteado por personas corruptas ligadas a los distintos gobernantes. Le tienen pánico a la sola idea que a través de estos escritos y mensajes que estamos enviando por las redes sociales, que ya mucha gente ha entendido, llegue a la mayoría de los ciudadanos y que estos lo comiencen a exigir firme y organizadamente.

Lo segundo, una vez que con la presión de las comunidades y sus dirigentes sociales y gremiales se logre la instalación de los Consejos de Planificación, debemos pedir se incorporen al trabajo de los equipos técnicos, los mejores profesionales de la ciudad y de la región, porque los empleados públicos solos, no están en capacidad de definir los objetivos de desarrollo, simplemente no tienen con qué hacerlo. En primer lugar no tienen los conocimientos, ni la experiencia, porque nunca han sido capacitados para esto. En segundo lugar no tienen los análisis de la información necesaria porque no llevan estadísticas de nada. En tercer lugar porque no cuentan con los técnicos necesarios y en cuarto lugar porque tampoco cuentan con los programas de seguimiento ni evaluación que permita ir midiendo los resultados. Aquí cabria decir, “con qué nalgas se sienta la cucaracha”.

Tercero, constituidos los Consejos de Planificación con los representantes del sector público y la iniciativa privada, y se hayan definido los objetivos de desarrollo socio económicos, se deben redactar los documentos que contengan el Plan de Desarrollo para el periodo correspondiente y someterse a la aprobación de las instancias legislativas y de gobierno, para luego publicarse en la gaceta oficial y cuente así, con la legalidad y compromiso de todos. Cabe destacar que sin el cumplimiento de esta metodología, no se podría discutir la mejor asignación de los aportes presupuestarios, ni las condiciones y estrategias para la incorporación de las inversiones privadas, para la creación de nuevos empleos y la transformación de la materia prima en productos terminados para cubrir la demanda de consumo de cada región y del país, ni crear los incentivos para la exportación de los excedentes, según las líneas estratégicas aprobadas y las oportunidades de inversión que en ella se planteen.

Cuarto, una vez aprobados los planes e iniciado el proceso de ejecución, se deben designar los equipos de supervisión, monitoreo, control y evaluación de resultados quienes con la ayuda de indicadores de gestión por cada objetivo determinaran el nivel de logros, eficiencia y eficacia de la inversión realizada bajo parámetros cuantitativos y de fácil rendición de cuentas. Estos equipos de trabajo son los encargados de producir conclusiones y recomendaciones para el cierre de los ciclos productivos así como las asignaciones presupuestarias que garanticen bajo el rigor de la continuidad administrativa, la continuación de la ejecución de los proyectos hasta alcanzar los objetivos.

Como pueden apreciar es un trabajo diario y constante que involucra a mucha gente por largo tiempo y es esa la única vía al desarrollo y nadie vendrá a realizarlo por nosotros, por eso es muy bueno e importante que nos vayamos familiarizando con este método de trabajo que se conoce con el nombre de Planificación Estratégica y que tantos buenos resultados ha aportado a la mayoría de los países del mundo, porque más temprano que tarde, si queremos salvar al país, evitar la muerte de nuestra gente y revivir la esperanza, lo vamos a tener que asumir. Porque esto es lo que debemos hacer.

Fundación Propuesta País www.propuestapais.org

Néstor Rincón @Nestorrinconf

Presidente

NO COMMENTS