Onix Coin: La primera moneda virtual de Venezuela busca llevar la plataforma...

Onix Coin: La primera moneda virtual de Venezuela busca llevar la plataforma a Latinoamérica

COMPARTIR

Venezuela empieza a incursionar en el mundo de las criptomonedas como sistema de pago y prueba de ello lo representa Onix Coin, la primera moneda virtual en el país que busca llevar la plataforma a otras naciones de América Latina.

Este proyecto persigue impulsar una plataforma que brinde privacidad, seguridad, bajas comisiones, operaciones persona a persona (peer-to-peer), globalización y respuestas instantáneas, potenciando lo que la compañía llama “la nueva era financiera”. Todas estas operaciones están manejadas por medio de su propia criptomoneda, el Onix Coin.

El objetivo es llevar herramientas financieras a todos los venezolanos y latinoamericanos, para que cualquier usuario pueda acceder a transferencias internacionales, créditos ilimitados o mercadeo de divisas sin la necesidad de realizar complejos papeleos, ni llenar innumerables requisitos.

Es un proyecto enfocado al mercado emergente con personas de poco historial financiero como profesionales recién graduados, estudiantes y emprendedores.

“La criptomoneda (Onix) nos aporta muchos beneficios. Los ciudadanos pueden “minarla” con su computadora de casa o equipos especializados, pueden comprarla con dinero. La posibilidad de aceptarla como garantía en la plataforma de préstamos, y la blockchain, nos permite desarrollar la plataforma y llevar contabilidad transparente de las operaciones, además de los beneficios de la rapidez y economía en las transacciones”, dijo Ángel Salazar, cofundador del proyecto Onix, en nota de prensa.

La blockchain de origen venezolano también se enfocará en generar riquezas por medio del mercadeo y mejorar los canales financieros, entre los que se cuentan las tarjetas de crédito, las pasarelas de pago, los monederos fríos y calientes de criptomonedas, así como el intercambio entre monedas digitales; conectando a los usuarios no sólo con el mercado de las monedas criptográficas, sino con la economía mundial, señalan.

Onix se podrá intercambiar por monedas de otros países y actuar como método de pago internacional con plataformas como Visa o Mastercard.

“Las criptomonedas podrían desatar una verdadera revolución en Venezuela que impulse cambios no sólo en el sector bancario, sino también en la gobernanza y las libertades económicas de sus ciudadanos”, afirma Pablo Pérez, CEO y también cofundador del proyecto Onix.

@El_interes