Oscar Arnal: Más sanciones contra el régimen

Oscar Arnal: Más sanciones contra el régimen

COMPARTIR

Las últimas sanciones contra el gobierno de Maduro por parte de la primera potencia mundial, son las primeras que van más allá de castigar a los responsables directos del narcoestado, el terrorismo, la corrupción y la debacle general.

El Ejecutivo Nacional y todo el oficialismo están responsabilizando a los EE.UU de la crisis: la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicinas, etc; con el argumento de que existe una guerra económica contra la nación, dirigida desde el norte, en contubernio con la oposición. Como si ellos mismos no fueran los responsables de la devastación, al copiar el modelo cubano y marxista por más de tres lustros.

Precisamente, las medidas tomadas por los EE.UU salvaguardan la importación de todo lo referente a los bienes de primera necesidad, para no afectar aún más la crisis humanitaria que padece Venezuela. Y para evitar la retórica antiimperialista, que lamentablemente lo que ha hecho es crecer por parte de un oficialismo que no tiene excusas.

Con relación al tema financiero, hay que resaltar que no se a tocado a los tenedores de bonos privados, ya que eso hubiera sido hacerle el juego a Maduro, al decretarse un “default” no responsabilidad del gobierno, sino de los EE.UU, afectando a miles de acreedores nacionales y extranjeros. Con relación a la nueva deuda y a los bonos que están en posesión de la República, lo cierto es que ya sin la sanción, su venta está en entredicho porque nadie en el mundo quiere correr los riesgos que significan unos bonos basura o chatarra. Y Venezuela con el nivel de reservas actuales y de riesgo país no soporta más endeudamiento. Esta misma semana calificadoras como Moody’s y Fitch han señalado que vamos rumbo a una cesación de pagos. Con relación a la no repatriación de las utilidades de Citgo, considero que la misma afectará la disponibilidad de caja del gobierno, haciéndole más difícil poner paños calientes ante el hundimiento económico. Lo que no se entiende es que Maduro done $5 millones de dólares para las inundaciones, cuando la caridad debería comenzar por casa y aquí hay gente comiendo de la basura.

El gobierno aprovecha cada declaración de los EE.UU para poner el grito en el cielo, exagerando todo para confundir a la población y hacerle creer que un monstruo tipo Goliat se nos viene encima. Parece una copia de la política usada durante más de 50 años en la Habana para amalgamar al pueblo ante una inminente invasión militar. Por ello en este sentido, hay que cuidar el toma y dame declarativo, y seguir la pauta de lo que dijeron Macri, Santos y Varela en la visita del vicepresidente Pence a sus países.

Esta misma semana el gobierno pretende juzgar a la dirigencia de la Asamblea por promover la supuesta intervención. Cuando lo único que ha hecho el parlamento es alertar a la comunidad internacional de que nuestra Constitución expresa que todo contrato de interés nacional debe ser aprobado por el legislativo.

En lo que siento se puede ser más contundente, es en llevar al Tribunal Penal Internacional las pruebas de los delitos de lesa humanidad y de las violaciones a los derechos humanos cometidos por el régimen. Desde La Haya podría venir una orden de captura, de una Corte que estamos obligados a acatar y que justificaría cualquier acción internacional para hacerla cumplir.

En fin, un gobierno acorralado económicamente y al borde del colapso, y una oposición perseguida judicialmente, pero acompañada por los países democráticos del hemisferio y el planeta.

oscar.arnaln@gmail.com
@OscarArnal

NO COMMENTS