Por desnutrición se incrementa mortalidad infantil en el Zulia

Por desnutrición se incrementa mortalidad infantil en el Zulia

COMPARTIR

Con angustia y tristeza permanecen los familiares de los niños recluidos en el Hospital de Niños de Veritas de Maracaibo, tras el incremento de la mortalidad infantil por consecuencia de la desnutrición. Además, los parientes alegan no tener dinero, ni siquiera, para comprar los medicamentos.

En los pasillos del centro asistencial se comentó que las muertes registradas en las últimas semanas son producto de la desnutrición y la falta de medicamento e insumos.

Elbanys Machado, de tan solo 18 meses, hace parte del incremento de la  mortalidad infantil en los últimos días. En el área donde estaba hospitalizada, se vociferó que la niña tenía un cuadro de desnutrición y que el pasado lunes un paro cardiaco le ocasionó la muerte.

“Aquí se han muerto muchos por desnutrición”, aseguró una enfermera, que solo se limitó a confirmar el deceso de la niña, que vivía en el municipio Mara.  Hasta ayer en la mañana el cuerpo permanecía en el hospital. A través de la oficina de trabajo social se canalizó la urna y el traslado del cadáver.

Un señora quien no quiso dar su identificación aseguró que tiene una semana con su bebé hospitalizada, alegó que en los últimos siete días murieron seis niños por desnutrición. “Ahorita hay otro niño desnutrido que se llevaron a cuidados intensivos y está grave”.

La madre de otro menor que estuvo internado 13 días por bronquitis, precisó que la cifra era mayor. “Yo conté nueve niños muertos hasta ayer (lunes), en los días que estuve aquí”.

Ayer en la mañana se virilizó en las redes sociales  y algunos medios digitales la militarización del centro de salud, el diario La Verdad, en un recorrido pudo constatar que la información no era verídica.

Inmersos en la crisis 

Otra madre, quien prefirió mantenerse bajo el anonimato para evitar represarías, comentó que su hijo “lleva más de una semana  hospitalizado y a diario es testigo del desgarrador dolor que viven las madres al perder a sus bebes”.

Señaló que teme por la salud de su niño de dos años, quien padece de neumonía y desnutrición. La mujer expresó que durmió tres días en la sala de espera para que lo ingresaran porque al principio los doctores la enviaban de regreso a su casa.

En el centro de salud no funciona el aire acondicionado en el área de hospitalizaciones lo que genera desesperación y brotes en la piel de los niños, aseguró la angustiada progenitora.

Relató que su esposo “trabaja en lo que sea” y reúne el dinero necesario para comprar los medicamentos que le recetaron puesto que en el centro asistencial solo le garantizan un solo medicamento, pero los más importantes tienen que comprarlos.

Y es que diariamente compra hasta el agua potable para su bebe. “Le dan un solo medicamento a mi hijo. Tengo que comprar los demás y todo lo que es insumo hay que buscarlos.  Da mucho dolor ver como mueren los niños”.