Rafael Simón Jiménez: Chocar dos veces con la misma piedra

Rafael Simón Jiménez: Chocar dos veces con la misma piedra

COMPARTIR

En el año 2.004 con el difunto Hugo Chávez, en el esplendor de su liderazgo popular y recién iniciado el largo ciclo de altos ingresos petroleros que le permitía disponer de todos los recursos  para el proselitismo y el control político, la Dirección de la oposición venezolana decidió retirarse de las elecciones parlamentarias esgrimiendo el argumento de la “falta de condiciones “y apostando a la deslegitimación del régimen.

Las consecuencias de esa  línea política fueron catastróficas. Las fuerzas que se oponían al régimen prácticamente cayeron en la irrelevancia, condenando a sus respectivos partidos a la parálisis y la inacción, mientras el régimen que supuestamente seria “deslegitimado “ avanzo sin obstáculos a la consolidación de un modelo totalitario, construyendo desde un parlamento monocolor un tinglado legal que daba fundamento a todos sus abusos y arbitrariedades.

Sobre esa trágica realidad, las organizaciones políticas de oposición, realizaron una dura autocritica y comenzaron una rectificación, que en el 2006 bajo la iniciativa de Manuel Rosales, Julio Borges y Teodoro Petkoff, condujo a la elección por consenso de un candidato unitario, en este caso Rosales, que en las más adversas condiciones y poniendo por delante tenacidad y coraje, logro reagrupar y relanzar a una oposición que reivindicando el camino democrático, cívico, pacifico y electoral, encemento un  sendero  de éxitos hasta la contundente y resonante victoria de diciembre del 2.015, que sin duda ha debido marcar la etapa final de este calamitoso y destructor gobierno.

Errores, rivalidades, deseo de protagonismos, inmediatismos y porque no decirlo hasta aventurerismos desperdiciaron y malversaron aquella extraordinaria mayoría llamada a desalojar del poder a Maduro y su cúpula podrida. Pasar de la política de  calle, calle, calle, a la de la participación en las elecciones regionales y luego mutar a la abstención en las municipales, prometiendo su reintegración a la vía electoral en las Presidenciales, es sencillamente desconcertante, inentendible y por supuesto tenía que tener como resultado  la mengua de ese respaldo ya conquistado. No podía ser de otra manera.

Arrinconados por sus propios errores y carentes de la capacidad para reconocerlos y enmendarlos, la dirección política de los partidos agrupados en la MUD escogió el camino del hara- kiri, es decir del auto suicidio – como gustaba decir a algún ex presidente-volviendo al derrotero de la abstención, disfrazada tras la reivindicación de las “condiciones electorales “ que ella misma había logrado derrotar por la vía de los hechos al echar por tierra todo el ventajismo, las marramuncias y trampas del gobierno que efectivamente existen, pero que bien saben los dirigentes de la MUD son posibles de desbaratar con un masivo  apoyo popular y una activa defensa del voto.

El ser humano,  dotado de inteligencia y raciocinio, es al contrario de los animales, el único capaz de “chocar dos veces con la misma piedra “. Sino como explicar que los partidos de la MUD, que prácticamente desaparecieron con el llamado a la abstención del 2.004 y que luego alcanzaron su mayor influencia y poderío perseverando en lo electoral hasta diciembre de 2.015, sean capaces de desandar un camino que solo puede conducirlos a lo mismo, aunque lo edulcoren, maticen  o  denominen de otra manera.

El peor razonamiento  de los “condicionistas “es el de decir que ahora es distinto al 2.004. El argumento se devuelve contra ellos. Claro que es distinto, en el 2.004 Hugo Chávez estaba en el zenit de su poderío político y económico, ahora en el 2.018 su malhadado sucesor tiene las arcas públicas depredadas  y un rechazo superior al 80% con el cual sería incapaz de ganar una elección que no cuente con la ayuda de la división y la abstención.

Los griegos señalaban que los dioses cegaban a los que querían “perder “, ojala nuestro dios único, todopoderoso ilumine la conciencia y el entendimiento de los líderes políticos de la MUD porque aun están a tiempo de rectificar.

Rafael Simón Jiménez 

Miembro de la Comisión de Estrategia del Comando de Campaña de Henri Falcón

NO COMMENTS