Sanciones a Irán y Venezuela preocupan a la OPEP

Sanciones a Irán y Venezuela preocupan a la OPEP

COMPARTIR
(FILES) This file photo dated 03 July 2001 shows the OPEC headquarters in Vienna, Austria. OPEC said 12 April 2002 that it is concerned by the situation in Venezuela because the country might boost its oil output in order to increase funds available to the state. AFP PHOTO/BARBARA GINDL

A medida que los precios del petróleo aumentan, la cuestión de la reducción de la producción sigue siendo motivo de preocupación para la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), ya que Estados Unidos impone sanciones a Venezuela e Irán.

 

La posibilidad de reequilibrar los inventarios de crudo una vez que expire el actual acuerdo de recorte de producción se está convirtiendo en una bendición mixta para los productores y consumidores mundiales de petróleo. Como productor de crudo que no pertenece a la OPEP, Rusia expresó su preocupación de que una mayor fortaleza de los precios desencadene una reacción de la oferta de crudo de lutitas estadounidense. ¿El miedo percibido de Rusia se está convirtiendo en realidad?

El alza actual del precio que avanza lentamente hacia el rango de los US $ 80 no se había experimentado en los últimos tres años, aunque algunos dirían que estaba previsto. ¿La OPEP modificaría su acuerdo de corte de producción para bombear más crudo para salvar a sus miembros y al mercado en junio? A pesar de que la mayoría de los miembros de la OPEP dependen del crudo para obtener ingresos fiscales, existen dudas sobre el aumento de la producción por parte de la OPEP porque otros eventos geopolíticos influyen globalmente en los suministros mundiales. Los analistas dicen que los precios de la materia prima (petróleo crudo) están influenciados no solo por las acciones de la OPEP, sino por los factores de demanda y las regulaciones gubernamentales.

Irán y Venezuela están siendo sancionados por los Estados Unidos. Con el líder izquierdista venezolano Nicolás Maduro ganando un nuevo mandato de seis años en las elecciones presidenciales de hace quince días, la política de Estados Unidos hacia su país sería la de una economía apretada con una producción de petróleo por debajo de su cuota de la OPEP en alrededor de 500,000 barriles por día en medio empeoramiento de la crisis financiera y económica. En abril, la producción de petróleo de Venezuela alcanzó un mínimo de largo plazo de 1,5 millones de barriles por día.

La administración de Trump prohibió la compra y venta de deuda del gobierno venezolano, incluida una nueva deuda emitida por la petrolera nacional, PDVSA y el banco central. Estados Unidos no aplicó sanciones a las ventas de petróleo, por ahora. Venezuela podría evitar ser golpeada por esas medidas más duras porque los precios del petróleo están volviéndose muy altos. La situación venezolana fue destacada en el Comité Conjunto de Monitoreo Ministerial de la OPEP-No OPEP en Jeddah, Arabia Saudita.

La reunión bimensual de los ministros discutió los últimos desarrollos en el mercado internacional del petróleo, los niveles de producción de petróleo y el cumplimiento de los recortes de la producción de los productores. El acuerdo para frenar el inventario mundial que comenzó en enero de 2017 podría haber alcanzado un nivel de cumplimiento sin precedentes del 166 por ciento en abril pasado. Reuters informó que la caída de la producción venezolana debido a la crisis económica ayudó a la OPEP a lograr un recorte mayor al previsto en su pacto con Rusia y otros productores para frenar el suministro y eliminar un exceso mundial.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos impuso sanciones contra altos funcionarios del gobierno iraní acusándolos de participar en la transferencia de millones de dólares en nombre del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica a Hezbollah. El presidente Donald Trump, una semana antes, abandonó el acuerdo nuclear el 8 de mayo. El acuerdo conocido como Plan de Acción Integral Conjunto, el JCPOA se firmó en Viena en 2015; Irán redujo su programa de enriquecimiento de uranio y prometió no buscar armas nucleares. A cambio, se levantaron las sanciones internacionales, lo que le permite vender su petróleo y gas en todo el mundo.

Desde la sanción, el gigante petrolero francés, Total dijo que a menos que obtenga una exención de sanciones del Tesoro de Estados Unidos, se retirará de un proyecto de gas natural de US $ 2.000 millones en Irán en noviembre. Maersk, la mayor empresa de contenedores de transporte de petróleo del mundo, dijo que también pondría fin a su operación en Irán. En medio de estos acontecimientos, hubo informes de que Estados Unidos estaba presionando a Europa para cortar el sistema bancario iraní de la red Swift, privando así a Irán de acceso a la institución que facilita los pagos de exportación e importación, entre otras transacciones internacionales.

Pero el ministro de Relaciones Exteriores de la India, Sushma Swaraj, ha dado indicios de que su país continuará importando petróleo crudo de Irán a pesar de las sanciones de Estados Unidos. India es el mayor importador de crudo iraní. La última vez que Estados Unidos impuso sanciones a Irán, la India continuó comerciando con Irán argumentando que eran las Naciones Unidas las que podrían imponer tales sanciones. Aparte del petróleo crudo, India está ayudando a Irán a construir el puerto de Chabahar en el Golfo de Omán.

Iran Puerto Chabahar

El puerto es estratégico para la India como una nueva ruta marítima que rodea a su vecino rival, Pakistán. Los analistas creen que India puede resolver sus importaciones de crudo iraní en monedas nacionales para limitar el riesgo de ser penalizado por Estados Unidos. Irán preferiría tal arreglo para reducir el uso de los dólares americanos para liquidar sus compromisos petroleros de la India. China, que el 26 de marzo lanzó su moneda como moneda mundial en el pago del crudo, también pudo haber decidido ignorar las sanciones estadounidenses contra Irán. China es un importante importador de petróleo iraní.

La disminución en los inventarios mundiales de petróleo y las preocupaciones sobre el impacto en el suministro de petróleo luego de la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear internacional con Irán, así como la caída de la producción petrolera de Venezuela están causando ansiedades en el mercado de crudo. Y Estados Unidos dijo que los precios del petróleo eran demasiado altos, y el presidente Donald Trump acusó a la OPEP de impulsar los precios del petróleo.

Se vuelve difícil ubicar la ecuación de un mercado que quizás nunca se equilibre.

Sonny Atumah en Vanguard | Traducción lapatilla.com