Sebastiana Barráez: La historia del capitán Alarcón Camacho

Sebastiana Barráez: La historia del capitán Alarcón Camacho

COMPARTIR

La periodista de investigación Sebastiana Barráez, publica hoy en su columna en el semanario Quinto Día el caso del capitán  de la GNB, Alarcón Camacho, quien se encuentra preso en Ramo Verde acusado de instigación a la rebelión militar.

CAPITÁN. Es el de la Guardia Nacional Bolivariana Jesús María Alarcón Camacho (36 años). Es militar activo y está preso en Ramo Verde, desde noviembre 2015, cuando lo detiene la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) en el Teatro de la Academia Militar de Venezuela por el llamado Golpe Fénix, al asistir a una reunión de capitanes. Era comandante de la 2da compañía del destacamento 20012 y comando de zona 12 en el aeropuerto de Barquisimeto. Siete días después lo llevan a la Oficina del Inspector General de su componente, GD (GNB) Alejandro Keleris Bucarito y la Dgcim llegó con una orden de aprehensión. Lo señalan de organizar un movimiento armado para derrocar al presidente de la República. Cuatro meses después la Dgcim lo traslada a Procesados Militares de Ramo Verde. Fue imputado por instigación a la rebelión militar. Tiene dos Investigaciones Administrativas Disciplinarias en la Inspectoría General de la GNB: la Nro CG-IG-J-AJ:0014-16, del 19Feb2016 es contra él y los capitanes GNB Pablo José Molina Gil y Carlos Luis Jiménez Alfonzo por “Propalar noticias en perjuicio del buen orden civil o militar o del buen nombre de la profesión (26) y por Inmiscuirse en cualquier forma, en asuntos políticos o religiosos (44), según el Reglamento de Castigos Disciplinarios Nro. 6”. Alarcón Camacho tiene también la investigación Nro. CG-IG-J-AJ:0070-15, del 17Nov2015, por faltas medianas y graves. Lo procesa el Tribunal Militar 3ro de Control de Caracas (Exp. CJPM-TM3C-006-16) y la Fiscalía Militar Sexta con Competencia Nacional.

 

ALARCÓN. Es hijo de un coronel de la GN, jubilado, abogado penalista, constitucionalista y ex fiscal militar de la Corte Marcial. El capitán escribió: “Juré solemnemente ante el país y mi bandera defender la Constitución, las leyes de la República y la Integridad de los espacios venezolanos, hasta perder la vida si fuese necesario. Luego me di cuenta cómo se incorporaba la militancia política dentro de la Fuerza Armada, cómo la teoría marxista se involucraba cada día más en los Oficiales Superiores, especialmente en los Generales, cómo adulaban a un Presidente de la República que constantemente citaba a Fidel Castro como el padre del socialismo, el mismo personaje que en los años sesenta quiso invadir a Venezuela. Luego de fallecido el presidente Chávez, sentí gran decepción ante las órdenes de los oficiales generales de colocar imágenes del fallecido Presidente en los comandos de la GNB, y aún más cuando observaba oficiales cubanos opinando sobre las operaciones militares venezolanas. Nadie podía opinar de ese descontento porque automáticamente sería preso. Mis saludos y respeto a todos los prisioneros políticos, especialmente al Cnel. (GN) José Gámez Bustamante y a los integrantes de los grupos Plan Jericó (Aviación), Golpe Azul (Aviación), Golpe Fénix (Guardia Nacional) y Francotiradores (Ejército), valientes hombres presos por pensar constitucionalmente y ajustados a una realidad. No quiero protagonismo, solo busco que se conozca la realidad, a la que espero que muchos revolucionarios no se enfrenten, ya que quiero sobre Venezuela siglos de justicia. Llevo conmigo las cicatrices psicológicas y físicas que me han dejado sus esbirros y los barrotes dictatoriales, pero créame, que no le bajo la cara a nadie, ni me le arrodillo a ninguna persona. Al único que le tengo temor es al verdadero Gigante, al Eterno y Supremo, a Dios”.

DETENIDOS. Alarcón Camacho y otros cinco capitanes fueron detenidos por la DIM; a los días quedaron libres menos el Cap. Alarcón, a quien el GB Wuilman Nabor Hernández Aquino, Jefe de la Dirección de Apoyo a las Investigaciones Penales y Técnicas de la Dgcim, le habría preguntado si era chavista, a lo que él respondió que no, que era institucionalista y que no era político. El 23Nov2015 detienen a los capitanes Pablo José Molina Gil (jefe de Alarcón Camacho) en el Despacho del entonces Inspector General de la GNB, GD Keleris Bucarito, y a Carlos Luis Jiménez Alfonzo, en la Comandancia General en El Paraíso, Caracas. Las dos Investigaciones Administrativas están paralizadas. El proceso penal está inactivo desde el 02Marz2016, fecha en que finalizó la Audiencia Preliminar.

ARMADOS. Es la orden que miembros de la revolución le dieron a los integrantes de las Base de Misiones en algunas poblaciones del país. Les entregaron armas. No son milicias, son motorizados armados. “Deben estar listos cuando se les dé la orden para salir a defender la revolución”.

GENERAL. Es el de División José Rafael Torrealba, comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral Lara (Zodi Lara). Explicó el contenido de un video que corrió por las redes sociales donde se ve a civiles saliendo en moto del comando, en las inmediaciones donde hubo protestas la noche del 11Abr17 y donde después fue asesinado el adolescente Brayan Principal. El alto oficial dijo que “esas personas, conjuntamente con la Fuerza Armada, han trabajado para recoger los obstáculos que van dejando grupos violentos. Eso es de lo que hasta ahora he tenido conocimiento, de esos motorizados que salen de una unidad militar”. Esa fue la insólita explicación del general.

Siga leyendo la columna de Barráez en Quinto Día

NO COMMENTS