Sebin detiene a tres periodistas extranjeros y tres venezolanos en el Zulia

Sebin detiene a tres periodistas extranjeros y tres venezolanos en el Zulia

COMPARTIR

Este viernes en horas de la mañana, se reportó la detención de tres periodistas extranjeros en el paso fronterizo de Paraguachón en la Guajira por parte de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana. Los detenidos quedaron identificados como Laura Saravia, de nacionalidad argentina y británica, el camarógrafo Barnaby Green y el productor Dan Rivers, ambos de nacionalidad británica, quienes trabajan para el canal de noticias ITN de Londres.

Rivers, excorresponsal de CNN Internacional se encontraba en el país con su equipo, Saravia y Green, para realizar un trabajo sobre el turismo en la zona. A las 3:30 de la tarde se confirmó que los periodistas estaban recluidos en un calabozo de la sede del Sebin en Maracaibo.

Asimismo, trascendió que desde el miércoles 12 de septiembre están recluidos en la misma sede los conductores y el guía de los periodistas extranjeros tras ser detenidos en la alcabala de la GNB en Paila Negra, Guajira venezolana, donde planeaban encontrarse con los periodistas. Los detenidos quedaron identificados como Richard Micel, Keneth Kladnik y Eduardo Hernández Ocando, todos de nacionalidad venezolana.

Los venezolanos detenidos no han sido presentados ante tribunales y el Ministerio Público no estaba al tanto de su detención. Los familiares y abogados de Micel, Kladnik y Hernández estarían en conversaciones con el Sebin para lograr su liberación. A su vez, los funcionarios de este cuerpo de inteligencia política ordenaron el desalojo de todas las personas que se encontraban en el sitio, incluyendo algunos familiares.

Un familiar de las víctimas se acercó a miembros del equipo de la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (Codhez) que se encontraban en el Sebin para informar que tenían prohibido establecer contacto con nosotros. Se intentó hablar con los periodistas extranjeros detenidos, pero no se pudo lograr el contacto con ellos.

Los periodistas llevaban consigo computadoras y cámaras que fueron decomisadas, mientras que los choferes y el guía no están señalados de ningún delito. El equipo de Codhez introducirá una denuncia ante el Ministerio Público alertando sobre la arbitrariedad de las detenciones y exigiendo la liberación inmediata de los periodistas, los choferes y el guia. Informar no es delito, la libertad de expresión es un derecho humano que debe ser respetado, protegido y garantizado por el Estado venezolano.