Tres escenarios probables para Venezuela, según militar retirado de EEUU

Tres escenarios probables para Venezuela, según militar retirado de EEUU

COMPARTIR

El senador Marco Rubio lanzó la semana pasada una dura advertencia: “Las Fuerzas Armadas de EEUU solamente se utilizan en caso de amenaza a la seguridad nacional”. A seguidas apuntó que, considera, “hay un argumento muy fuerte que se puede hacer en este momento de que Venezuela y el régimen de Maduro se han convertido en una amenaza a la región, incluso a EEUU”.

Ahora, ¿se trata de una declaración demagógica? ¿Es una manera de llamar la atención o presionar al régimen de Nicolás Maduro? o ¿es realmente esa declaración un aviso sobre acciones que pudiera tomar Estados Unidos en el caso venezolano?

Para Octavio Pérez, coronel retirado de la Fuerza Armada de EEUU y exoficial de Inteligencia, se trata de una declaración con conocimiento de causa, pero inmediatamente aclara: “No se trata de que EEUU va a invadir a Venezuela y a sacar al presidente, eso no existe ni está planteado”. A juicio de Pérez, el senador Rubio sabe de lo que habla porque se “trata de un senador muy influyente en el Comité de Inteligencia y de Relaciones Exteriores, es decir, es un individuo muy bien informado”.

Y para poner en contexto la declaración de Rubio, Pérez recuerda que hace un año cuando se discutió el presupuesto nacional del Departamento de Defensa, se solicitaron recursos para la contingencia de Venezuela –también se pidieron recursos para contingencias en otras partes del mundo- pero en el caso de Venezuela ya se mencionaban “aristas” de una crisis humanitaria. “Es decir, es algo que se viene pensando desde hace tiempo, no es algo de ahorita”.

EEUU ha ido aumentamndo la presión sobre Maduro a través de sanciones por narcótrafico, corrupción, violación de Derechos Humanos y otros señalamientos contra altos jerarcas del régimen, además de giras de funcionarios por Latinoamérica en la que se han dado declaraciones conjuntas con otros países condenando a la dictadura de Maduro. “Estados Unidos ha ido posicionando sus piezas de ajedrez para dar el jaque mate”, dice Pérez a DIARIO LAS AMÉRICAS.

Y al consultársele sobre la posibilidad de que la crisis venezolana sea resuelta únicamente por factores venezolanos sin apoyo internacional, Pérez es tajante: “Dudo mucho que los venezolanos por sí solos puedan resolver el conflicto (…) si no hay un liderazgo fuerte en la oposición (…) que aglutine digamos el 90% de la población, olvídate de la solución civil”.

Al insistirle sobre la posibilidad de que haya una salida política a la crisis venezolana, dice: “Ya se sabe que políticamene no es posible, ese es el punto de Marco Rubio, lo que nos acaba de decir es: ‘Señores olvídense de cuentos, aquí las elecciones se las han robado, han puesto una Asamblea (Constituyente) que no está apoyada por el pueblo y no hay control de la economía’”.

Pero cuál es el jaque mate al que se refiere el militar retirado. Para explicarlo, suaviza un poco el tono y se refiere a tres escenarios probables para Venezuela:

  • Una debacle o division interna en el propio Gobierno. Que se den cuenta que es irreparable el daño y que no hay manera de solucionar la crisis sin la salida de Maduro, entonces algún factor interno se vaya en contra de él con apoyo de un sector militar.
  • Un golpe militar que cuente con el apoyo de EEUU, no con tropas, sino con logística.
  • Que la crisis humanitaria llegue a un punto en que sean tantos los venezolanos yéndose del país, que algún foro internacional importante pida una intervención humanitaria cívico militar para atender la emergencia.

Pérez, quien fue instructor de la Escuela de las Américas, recuerda que la crisis venezolana ha arropado prácticamente a todas las esferas del ámbito nacional: es política, social y económica, lo que se traduce en una crisis humanitaria de gran envergadura, que además da muestras de profundización y no de rectificación. Y los efectos de esa crisis, transcienden las fronteras, pues la fuga de venezolanos a otros países ha convertido este éxodo en uno de los más grandes de la historia del continente con las consecuencias previsibles para los países vecinos y los destinos a los que acuden los venezolanos en la región.

Ante ese panorama, Pérez cree que no es descabellado pensar en una intervención humanitaria con acompañamiento de organismos internacionales. “Muchos países mandarían unidades militares de enfermeros, médicos; unidades de ingeniera para tratar agua potable, por ejemplo, son cosas que el ejército de Estados Unidos ha hecho en Centro y Suramérica, como parte de sus operaciones cívico militares”.